Podcasts de historia

Rudy Giuliani busca la presidencia

Rudy Giuliani busca la presidencia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En este clip de Path to the Podium, se analiza la vida de Rudy Giuliani. Aunque se crió en Brooklyn, Nueva York, y su padre pasó un tiempo en la cárcel, tomó un camino diferente comenzando en la Universidad de Nueva York. Luego pasó a trabajar para la oficina del Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York marcando una diferencia en las actividades de la mafia y en Wall Street. Luego se convirtió en el alcalde de la ciudad de Nueva York, o lo que algunos lo llaman el alcalde de Estados Unidos.


Contenido

El perfil público de Giuliani comenzó a crecer cuando el presidente Ronald Reagan lo nombró Fiscal General Adjunto de los Estados Unidos. Ocupó el cargo de 1981 a 1983, cuando fue nombrado Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York. Ocupó este cargo hasta 1989, cuando renunció para ejecutar su primera campaña para alcalde de la ciudad de Nueva York. Perdió la carrera, pero ganó cuatro años después, y se desempeñó como alcalde de la ciudad de 1994 a 2001. Como alcalde, fue mejor conocido por su papel de liderazgo durante los ataques del 11 de septiembre, cuando coordinó y dirigió la respuesta de emergencia inmediata [3]. ] ganándole el título como Tiempo Persona del año de la revista en 2001. También se posicionó como "duro con el crimen" y a menudo se le atribuyó la reducción de delitos que ocurrieron durante su mandato en el cargo. Giuliani se postuló brevemente para el Senado de los Estados Unidos en Nueva York para llenar la vacante dejada por el jubilado Daniel Patrick Moynihan en 2000, pero se vio obligado a retirarse de la carrera luego de que le diagnosticaran cáncer de próstata. Aunque tenía puntos de vista tradicionales sobre defensa y economía, Giuliani era considerado socialmente liberal, tenía puntos de vista a favor del aborto, apoyaba las uniones civiles entre personas del mismo sexo y la investigación con células madre embrionarias. Como alcalde, la tasa de abortos en la ciudad de Nueva York se redujo en un 16% en comparación con la caída del 12% que las adopciones a nivel nacional aumentaron en un 133%.

A finales de 2005 comenzó un movimiento de reclutamiento para convencer a Giuliani de que se postulara para la presidencia de los Estados Unidos en 2008. "Draft Rudy Giuliani for President, Inc." se presentó ante la Comisión Federal de Elecciones (FEC) y se convirtió en el primer comité federal formado con el único propósito de alentar a Giuliani a postularse. Durante este tiempo, grupos pro-vida, como la Coalición Nacional Republicana por la Vida, ya habían anunciado su intención de oponerse a Giuliani, debido a su postura sobre el aborto. Sin embargo, la evidencia sugirió que incluso entre esos votantes, disfrutó de cierto apoyo para su posible candidatura. [4] Algunos conservadores sociales sostuvieron que el énfasis de Giuliani en reducir la tasa de abortos era una visión pragmática pro-vida. [5] Entre el público en general, Giuliani fue percibido como un moderado. Una encuesta de Rasmussen Reports de agosto de 2006 encontró que el 36% del público estadounidense identificó al candidato potencial como moderado, mientras que el 29% lo identificó como conservador y el 15% como liberal. [6] Las primeras encuestas mostraban a Giuliani con uno de los niveles más altos de reconocimiento y apoyo de nombres, y se lo consideraba uno de los pioneros en la carrera por la nominación republicana. [7]

A lo largo de 2006, circularon rumores sobre una posible campaña presidencial de Giuliani, instigados por insinuaciones del propio ex alcalde. Durante el fin de semana festivo del Día de la Independencia en julio de 2006, Giuliani declaró que se postularía para presidente en 2008 si podía recaudar fondos suficientes. El 13 de noviembre de 2006, Giuliani anunció durante una conferencia de liderazgo en Wilkes-Barre, Pensilvania, que había dado el primer paso hacia una posible candidatura a la Casa Blanca en 2008 al formar el Comité Exploratorio Presidencial Rudy Giuliani, Inc., lo que le permitió recaudar fondos para viajes nacionales y para una campaña presidencial.

El 5 de febrero de 2007, Giuliani entró oficialmente en la contienda por las elecciones presidenciales estadounidenses de 2008 después de presentar una "declaración de candidatura" ante la Comisión Electoral Federal. [8] Confirmó su candidatura en la edición del 14 de febrero de Larry King en Directo, afirmando con firmeza: "Sí, me estoy postulando". [9] Ningún italoamericano había sido elegido presidente, y la carrera de Giuliani fue la más notable por un miembro del grupo étnico (la única italoamericana en ser una candidata a la boleta nacional de un partido importante fue Geraldine Ferraro, candidata del Partido Demócrata de 1984 por vicepresidente también, el abuelo de Al Smith era italiano). [ cita necesaria ]

Febrero - mayo de 2007: primeras etapas Editar

Tras una serie de críticas de los conservadores sobre sus puntos de vista sobre el aborto, Giuliani se comprometió en febrero de 2007 a nominar jueces de la Corte Suprema en el molde de John Roberts, Samuel Alito, Antonin Scalia y Anthony Kennedy (todos nombrados por Ronald Reagan, ex colegas de el suyo en el Departamento de Justicia de Reagan o ambos). [10]

Giuliani y los otros nueve contendientes presidenciales republicanos participaron en el primer Debate de candidatos presidenciales republicanos de MSNBC 2008 el 3 de mayo de 2007, celebrado en la Biblioteca Presidencial Ronald Reagan. En la votación en línea de seis partes no científica de MSNBC que siguió al debate, [11] Giuliani terminó en tercer lugar (15%).

Giuliani se describió a sí mismo como el candidato que podría vencer a Hillary Clinton en las elecciones generales al ser competitivo en los estados tradicionales azules como Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Delaware. [12] Una encuesta del Instituto de Encuestas de la Universidad de Quinnipiac del 10 de mayo de 2007 colocó a Giuliani por delante de Hillary Clinton, 48% a 42% en Connecticut. [13]

Giuliani participó en el debate republicano del 15 de mayo de 2007 en Carolina del Sur, donde se produjo el notable intercambio cuando el ex alcalde impugnó una declaración hecha por el congresista Ron Paul. Paul afirmó que la presencia de Estados Unidos en el Medio Oriente durante la última década incitó al odio hacia Estados Unidos entre muchos habitantes del Medio Oriente y proporcionó a los terroristas un incentivo adicional para cometer los ataques del 11 de septiembre. El debate fue patrocinado por Fox News. News Corporation, la empresa matriz de Fox News, es cliente del bufete de abogados Bracewell & amp Giuliani. [14] El editor de Accuracy in Media, Cliff Kincaid, acusó después del debate de que esto representaba un conflicto de intereses, y que los moderadores de Fox News Chris Wallace y Wendell Goler y el entrevistador posterior al debate Sean Hannity no le hicieron a Giuliani preguntas de seguimiento pertinentes sobre el Ron. Paul intercambia sobre las causas de los ataques del 11 de septiembre. [15]

En mayo, el influyente líder cristiano conservador James Dobson, escribió que no podía comprender la postura de Giuliani sobre el tema del aborto y que no votaría por él si fuera el candidato presidencial republicano. También citó los tres matrimonios de Giuliani y el apoyo del ex alcalde a las uniones civiles para homosexuales como razones por las que no podía apoyar al candidato. Dobson escribió: "No puedo ni votaré por Rudy Giuliani en 2008. Es una decisión irrevocable". [dieciséis]

Según la Comisión Federal de Elecciones, Giuliani recaudó $ 18,029,974 en el primer trimestre de 2007, segundo detrás de Mitt Romney entre los republicanos y cuarto en general. De ese dinero gastó solo $ 6,080,239. Entre ese dinero, él recaudó la segunda mayor cantidad de Wall Street de todos los candidatos presidenciales, con $ 1.8 millones recaudados. [17]

Verano de 2007: la campaña se calienta Editar

En junio de 2007, Giuliani recibió algunas críticas por abandonar la Encuesta de Paja de Iowa de agosto. [18] Algunos funcionarios republicanos sintieron que la medida podría verse como una "burla de Iowa". [18] En respuesta, un hombre con un traje de gallina, conocido como el Pollo de Iowa, comenzó a manifestarse en las apariciones de Giuliani en Iowa. [19] [20] A pesar de esto, Giuliani sostuvo que todavía estaba planeando competir en el Caucus de Iowa. [21] Algunos observadores políticos han opinado que los resultados de la Encuesta de Paja se compran mediante campañas. [18]

Estados Unidos es mejor cuando resolvemos nuestros problemas con nuestras fortalezas, no con nuestras debilidades. La reforma de la atención médica debe basarse en una mayor elección, asequibilidad, portabilidad y empoderamiento individual.

Giuliani se había convertido en el favorito después de superar a John McCain en las encuestas. Con la exposición y la eventual entrada de Fred Thompson al campo, los números de las encuestas de Giuliani comenzaron a caer. Pero se aferró a su condición de líder. Según la CBS News Poll realizada del 26 al 28 de junio, Giuliani tenía la ventaja sobre Thompson entre un 34% y un 21%. [22]

En el segundo trimestre, Giuliani reveló que recaudó $ 17 millones, primero entre los republicanos y tercero en general detrás de Barack Obama y Hillary Clinton. [23]

Septiembre de 2007: estado de líder Editar

En septiembre, surgieron informes de una campaña de base coordinada "$ 9.11 para Rudy", que intentó solicitar $ 9.11 en forma de donaciones. Uno de sus partidarios, Abraham Sofaer, intentó realizar una recaudación de fondos para Giuliani durante la "Noche Nacional de la Fiesta en la Casa" y generó críticas. [24] El candidato presidencial demócrata Chris Dodd calificó el tema de "desmesurado, desvergonzado y repugnante". [25] Sin embargo, la portavoz de la campaña de Giuliani, Maria Comella, declaró: "Estos son dos voluntarios que actuaron de forma independiente y sin el conocimiento de la campaña, su decisión de pedir a las personas esa cantidad fue una decisión desafortunada". [26]

Quizás debido al estatus de favorito de Giuliani, algunos líderes nacionales de la derecha cristiana, incluidos James Dobson, Richard Viguerie, Tony Perkins y Morton Blackwell, [27] asistieron a una reunión del Consejo de Política Nacional en septiembre de 2007, en el Grand America Hotel en Salt Lake City. En esta reunión, decidieron que considerarían apoyar a un candidato de un tercer partido a la presidencia si un candidato a favor del aborto ganaba la nominación republicana. [28] [29] [30] La declaración oficial del CNP decía: "Si el Partido Republicano nomina a un candidato pro-aborto, consideraremos postular a un candidato de un tercer partido". [27]

A fines de septiembre de 2007, la mayoría de las encuestas mostraban que Giuliani tenía más apoyo que cualquiera de los otros candidatos republicanos declarados, y solo el senador Thompson y el gobernador Romney mostraban un mayor apoyo en algunas encuestas estatales. [31] Específicamente, las encuestas estado por estado para la nominación republicana de 2008 mostraron que Giuliani obtuvo una ventaja sobre todos los demás candidatos en la mayoría de los estados, incluidos los estados ricos en delegados de California, [32] Nueva York, [33] y Florida. . [34] Una encuesta de Quinnipiac realizada el 26 de septiembre de 2007 en Nueva Jersey le dio al alcalde una ligera ventaja sobre Hillary Clinton en el estado azul tradicional, 45% a 44%. [35]

Otoño de 2007: bajo ataque Editar

El 9 de noviembre de 2007, Bernard Kerik, a quien Giuliani había designado a varios puestos importantes durante su alcaldía, contratado como socio de Giuliani Partners y recomendado para Secretario de Seguridad Nacional, fue acusado de 16 cargos de fraude fiscal y otros cargos federales. . [36] Debido a preguntas sobre el juicio de Giuliani en la promoción de la carrera de Kerik, Los New York Times dijo que los próximos procedimientos legales podrían "ensombrecer" la campaña presidencial de Giuliani, [36] mientras El Washington Post dijo que se espera que la acusación "proporcione una oportunidad para los rivales políticos" de Giuliani. [37] Giuliani dijo que "cometí un error al no aclararlo con la suficiente eficacia. Asumo la responsabilidad de eso", y defendió el desempeño de Kerik en los puestos de la ciudad que había ocupado. [37] Giuliani también se negó a decir si algún día podría emitir un indulto presidencial para Kerik. [38] El 13 de noviembre de 2007, la exeditora Judith Regan, con quien Kerik había tenido una relación extramarital, presentó una demanda por difamación de 100 millones de dólares contra News Corporation, la afiliada de Fox News, alegando, entre otras cosas, que los ejecutivos de la corporación le dijeron en 2004 para mentir a los investigadores federales sobre su relación con Kerik, con el fin de proteger la futura campaña presidencial de Giuliani. [39]

Estos son tiempos peligrosos para Rudy Giuliani

A finales de noviembre de 2007, El Politico informó que mientras era alcalde de Nueva York en 1999 y 2000, Giuliani había facturado a agencias de la ciudad desconocidas varias decenas de miles de dólares en gastos de seguridad de la alcaldía incurridos durante su visita a Judith Nathan, con quien estaba teniendo una relación extramatrimonial, en The Hamptons. [40] Giuliani negó que él o su administración hubieran hecho algo indebido y calificó los cargos como un "trabajo político de éxito". [41] Las preguntas continuaron en la prensa no sobre su necesidad de seguridad, sino sobre la apariencia de tratar de ocultar los gastos en el presupuesto de la ciudad, lo que los ayudantes de Giuliani finalmente dijeron que se debía a la eficiencia de pago de los proveedores. [42] Poco después, el Noticias diarias de Nueva York informó otro ángulo de la historia, afirmando que Giuliani había ordenado la protección del departamento de policía y los servicios de chofer para Nathan a principios de 2000, antes de que su relación con él se hiciera pública. [43]

Durante finales de noviembre y principios de diciembre de 2007, se publicaron varias historias en la prensa sobre clientes de la consultora Giuliani, Giuliani Partners, y su bufete de abogados, Bracewell & amp Giuliani. [44] El Village Voice y otros informaron que Giuliani Partners había recibido contratos del Ministerio del Interior de Qatar para asesoramiento y consultoría de seguridad desde 2005, y estos contratos habían sido supervisados ​​por el entonces Ministro de Asuntos Religiosos Abdullah Bin Khalid Al-Thani, [45] [46 ] un miembro de la familia real de Qatar que se considera simpatizante de Al Qaeda y que había protegido al futuro cerebro del 11 de septiembre Khalid Sheikh Mohammed del FBI en 1996. [46] [47] [48] Los New York Times informó que Bracewell & amp Giuliani habían presionado a favor de una facción política etíope que se opone a su gobierno y se opone a los objetivos de la política exterior estadounidense. [49] De hecho, Giuliani ya había dimitido como director general y presidente de Giuliani Partners en junio de 2007, [44] aunque esta acción no se dio a conocer públicamente. El 4 de diciembre de 2007, a raíz de la última atención prestada a la base de clientes de la empresa, Giuliani Partners anunció la dimisión, [50] y Giuliani defendió su trabajo allí, diciendo: "Todo lo que hice en Giuliani Partners fue totalmente legal, totalmente ético. No tengo nada que explicar. Actuamos de forma honorable y decente ". [50] Giuliani mantuvo su participación accionaria en la empresa. [44]

La facturación de seguridad de Nathan y las historias de la base de clientes de Giuliani dominaron la cobertura de prensa de Giuliani durante gran parte de una semana y coincidieron con una caída significativa en las cifras de sus encuestas nacionales [2] [42] [51] y un empeoramiento de su suerte en el primer caucus y en las primarias. estados. [2] Combinado con los desarrollos de Kerik, asociaron un aire de duda político-personal en torno al candidato. [52] El periodico de Wall Street declaró que "Estos son tiempos peligrosos para Rudy Giuliani". [51] En una larga entrevista en la televisión nacional Conoce a la prensa, Giuliani defendió las decisiones de los detalles de seguridad, diciendo que estaban justificadas por evaluaciones de amenazas en ese momento, y defendió su negativa a publicar una lista completa de clientes de Giuliani Partners, diciendo que todos los clientes importantes ya habían sido señalados en la prensa. [53] Dentro de un mes después del informe original de Nathan, una investigación de los registros de la ciudad por Los New York Times reveló que la facturación de los gastos de viaje de la alcaldía a las agencias de la ciudad desconocida había comenzado dos años antes de que comenzaran las visitas de Nathan, y ascendía a cien veces más de lo que se gastó para las visitas de Nathan, lo que sugiere fuertemente que las visitas de Nathan "no tenían nada que ver con hacer con cualquier prestidigitación contable ". [54] Sin embargo, el daño político ya estaba hecho. [55]

Invierno de 2007: una estrategia en peligro Editar

A mediados de diciembre de 2007, Giuliani mantenía su estrategia de hacer campaña en estados grandes como Nueva York, Nueva Jersey, Florida, California, Illinois, Missouri y otros estados de Super Duper Tuesday, mientras que los otros contendientes se concentraron en los estados anteriores de Iowa, New Hampshire y Carolina del Sur. [57] Sin embargo, ahora se consideraba que la estrategia estaba en riesgo. [58] No solo cayeron sus números de encuestas en los primeros estados, a pesar de un intento durante un tiempo de mejorar su posición en New Hampshire [57] con $ 3 millones en publicidad por radio y televisión, que terminó sin tener ningún efecto [59] - pero había perdido su liderazgo nacional y había caído en vínculos estadísticos con Mike Huckabee. [58] Lo más peligroso es que su ventaja en Florida, el primer estado en el que planeaba competir fuertemente, también estaba disminuyendo. [60] Además, los cambios en los mensajes de campaña de Giuliani pasaron desapercibidos para la prensa, dado que estaban enfocados en los desarrollos de Iowa y New Hampshire. [59] Los problemas de Giuliani se simbolizaron aún más cuando se enfermó con síntomas similares a los de la gripe durante un vuelo de campaña y fue admitido durante la noche en el Hospital Barnes-Jewish en St. Louis, Missouri como medida de precaución. [61] Giuliani reanudó una campaña limitada en los días siguientes, la campaña no dio detalles precisos de las pruebas realizadas [62] Giuliani luego declaró que había sido un "terrible dolor de cabeza", no una gripe, y que se entregaría un informe médico completo después de Navidad [63 ] pero la cuestión de la salud se había convertido en una historia de campaña en curso. [59] Giuliani de hecho obtuvo un certificado de salud limpio de su médico el día después de Navidad, [64] pero nuevamente se había causado una pequeña cantidad de daño político.

El atractivo de los votantes de Giuliani siguió viéndose afectado por las historias del mes anterior sobre su vida personal y empresarial, así como por la reducción del nivel de conflictos civiles en Irak que socavaba sus mensajes de campaña basados ​​en la seguridad. [59] Cuando la proximidad de los primeros concursos a las vacaciones llevó a muchos candidatos a publicar videos navideños, lo que les permitió seguir presentando su mensaje pero en un entorno más apropiado [65], Giuliani eligió dos videos que combinaban sus objetivos políticos con humorístico aparte con Papá Noel sobre los pasteles de frutas como obsequios o la vana esperanza de que "todos los candidatos presidenciales puedan simplemente llevarse bien". [sesenta y cinco]

Iowa y New Hampshire Editar

En el caucus republicano de Iowa del 3 de enero, en el que Giuliani esencialmente no compitió, [66] terminó en un distante sexto lugar de siete candidatos con el 4 por ciento de los votos. [67] Había sido segundo en las encuestas en el estado hasta principios de octubre. [55]

Giuliani compitió, de vez en cuando, en las primarias de New Hampshire del 8 de enero, [68] haciendo la segunda mayor cantidad de apariciones allí de cualquier republicano después de Mitt Romney y gastando la tercera mayor cantidad de dinero allí después de Romney y John McCain. [68] Había sido segundo en las encuestas en el estado a principios de diciembre, [55] pero terminó cuarto en las primarias con el 9 por ciento de los votos, muy por detrás de McCain y Romney y también quedó en tercer lugar. Mike Huckabee. [69]

Giuliani continuó sosteniendo que su estrategia de enfocarse en primarias más grandes y posteriores le haría ganar la nominación. Antes de que se contaran los votos de New Hampshire, la campaña de Giuliani se trasladó a Florida en preparación para las primarias estatales del 29 de enero. "Quiero que te unas a nosotros allí y nos ayudes", dijo. "Y ayúdanos en Connecticut. Ayúdanos en Nueva York. Ayúdanos en Nueva Jersey". [70] En enero de 2008, la popularidad de Giuliani había caído significativamente, tanto en las encuestas como en la atención de los medios. Las mediciones de la Universidad de Navarra indicaron que a lo largo del mes, la atención de Giuliani en los medios globales fue un distante cuarto entre los candidatos republicanos, detrás de Huckabee, Romney y McCain. [71]

Michigan, Nevada, Carolina del Sur Editar

Mientras tanto, los resultados de Giuliani en las primeras primarias y caucus fueron muy bajos: sexto lugar con el 3% de los votos en las primarias de Michigan [72] (donde lideró las encuestas a mediados de diciembre), [55] sexto lugar con 4% de los votos en los caucus de Nevada, [73] y sexto lugar con 2% de los votos en las primarias de Carolina del Sur [74] (donde había estado empatado en el liderazgo en las encuestas hasta mediados de diciembre). [55]

Florida Editar

Giuliani dijo el 8 de enero que Florida era "muy importante" para la campaña y que pondrían "casi todo" en Florida. [75] Varios altos funcionarios de la campaña se quedaron sin sus cheques de pago de enero para asegurarse de que se pudieran gastar más fondos en el estado. [76]

Una encuesta del 14 de enero de 2008 de Rasmussen Reports mostró que Giuliani, Mike Huckabee, John McCain y Mitt Romney estaban empatados dentro del margen de error [77] El 23 de enero de 2008, el Miami-Herald informó que el apoyo de Giuliani en Florida estaba en "caída libre", ya que las encuestas lo mostraban luchando contra Huckabee (que solo hacía campaña a tiempo parcial en el estado [78]) por el tercer lugar, muy por detrás de los favoritos McCain y Romney. [79] Según una encuesta del 24 de enero de 2008, Giuliani ocupaba el tercer lugar en Florida con el 20% de los votos, en comparación con el 23% de John McCain y el 27% de Mitt Romney.

Otro golpe para Giuliani fue el respaldo tardío al senador McCain de Florida y ex presidente del Comité Nacional Republicano Mel Martinez el 25 de enero [80] y al muy popular gobernador de Florida, Charlie Crist, el 26 de enero. [80] Crist había planeado respaldar a Giuliani a principios de otoño, [81] y todavía se esperaba que lo hiciera a principios de enero. [78] El campo de Giuliani había puesto mucho énfasis en el valor del respaldo de Crist y había enfocado sus estrategias de campaña en torno a él. [82] Por lo tanto, estaban visiblemente molestos por el respaldo de Crist a McCain. [81] Mientras que anteriormente Giuliani había declarado que haría campaña independientemente de los resultados de Florida, ahora era más vago. [78] El día antes de la votación de Florida, una nueva encuesta final del Instituto de Encuestas de la Universidad de Quinnipiac mostró que la caída de Giuliani continuaba hasta el 14 por ciento, 18 puntos por detrás de McCain. [83] Giuliani alquiló un Boeing 727 para realizar una gira por los aeropuertos: Aeropuerto Internacional Orlando Sanford, Aeropuerto Internacional St. Petersburg-Clearwater, Aeropuerto Internacional Southwest Florida (cerca de Fort Myers) y Aeropuerto Internacional Fort Lauderdale-Hollywood, [84] [85] con el actor sustituto Jon Voight junto con él, [86] pero la multitud que asistía a los mítines en la pista por lo general luchaba por llegar a cien. [84] [85] [86] El personal de Giuliani repartió obsequios a los miembros de la prensa en el avión. Un periodista dijo que el obsequio parecía un "regalo de despedida". [86] Esa noche, se informó que Giuliani podría abandonar la carrera si no lograba una victoria sorpresa allí. [87] [88]

El 29 de enero de 2008, Giuliani terminó tercero en las primarias de Florida detrás de McCain y Romney. [89]

Retiro Editar

Aunque Giuliani esperaba ganar la mayoría de los delegados necesarios para la nominación el supermartes 5 de febrero, las encuestas de finales de enero de Rasmussen Reports mostraron que estaba en el quinto lugar en California con un 11% de apoyo, [90] y una encuesta de Rasmussen Reports de Nueva Jersey lo mostró en segundo lugar con un apoyo del 27%. [91] Una encuesta de Nueva Jersey lo hizo perder una ventaja de 32 puntos desde octubre y detrás de McCain allí. [92] Quizás la mayor preocupación fue el hecho de que dos encuestas publicadas el 20 de enero mostraban a McCain con una ventaja de dos dígitos en el estado natal de Giuliani, Nueva York. [93] Una encuesta de Zogby mostró una carrera reñida en Nueva York, pero también puso a McCain por delante. [94]

Luego de su derrota en Florida, Giuliani voló a través del país para dar su anuncio de retiro el 30 de enero en la Biblioteca y Museo Presidencial Ronald Reagan en Simi Valley, California, respaldando a McCain al mismo tiempo. [95] El respaldo se otorgó con entusiasmo, ya que Giuliani y McCain eran amigos genuinos y aliados en muchos asuntos políticos. [96]

La derrota de Giuliani continuó una larga tradición en la que los alcaldes de Nueva York no tuvieron éxito en los intentos de alcanzar un cargo más alto. [97]

La campaña presidencial de Rudy Giuliani fue respaldada por algunas personas notables, incluidos empresarios, políticos, atletas y actores.

La candidatura de Giuliani a la presidencia terminó con una deuda considerable. Más de un año después, todavía lo estaba pagando. Durante el primer trimestre de 2009, le dio a su campaña $ 200,000 de su propio dinero. Sin embargo, la campaña todavía tenía $ 2.4 millones en mora, la mayor deuda restante para cualquiera de los contendientes de 2008. [157] Además de esta considerable deuda, las "altas tarifas de aparición de Giuliani cayeron como una piedra", en palabras de Mark Greenbaum de Salón, tras su fracaso en ganar la nominación. [158]


¿De qué regla de conducta profesional de Nueva York se acusa a Giuliani de infringir?

Estas son las reglas en Nueva York que se alega que Giuliani ha violado:

  • Regla 3.3: que dispone que & quot (a) Un abogado no deberá a sabiendas: (1) hacer una declaración falsa de hecho o de derecho a un tribunal. & quot
  • Regla 4.1: que establece que & quot; en el curso de la representación de un cliente, un abogado no deberá hacer a sabiendas una declaración falsa de hecho o de derecho a una tercera persona & quot;
  • Regla 8.4: & quot Un abogado o bufete de abogados no:. (c) participar en conductas que involucren deshonestidad, fraude, engaño o tergiversación,. o (h) participar en cualquier otra conducta que refleje negativamente la idoneidad del abogado como abogado. & quot


Trump se burlaba con frecuencia de Rudy Giuliani, lo llamaba 'patético' y decía que 'apestaba', dice un nuevo libro

Trump insultaba regularmente a Rudy Giuliani, según el nuevo libro del reportero Michael Bender.

Le dijo a Giuliani que "chupó" y que era "débil" y también lo llamó "patético", dice el libro.

Giuliani todavía anhelaba la atención de Trump y, a menudo, competía con ayudantes para sentarse cerca de él, agrega.

El ex presidente Donald Trump insultaba regularmente a uno de sus confidentes más leales, el ex alcalde de la ciudad de Nueva York Rudy Giuliani, según el nuevo libro del reportero del Wall Street Journal Michael Bender, un extracto del cual fue obtenido por el Daily Mail.

Trump se burló de Giuliani por quedarse dormido durante las reuniones y brindó comentarios duros sobre sus entrevistas televisivas, escribe Bender en su próximo libro sobre las elecciones de 2020, & quot; Francamente, ganamos esta elección: la historia interna de cómo perdió Trump & quot.

Según el libro, Trump le dijo a Giuliani que él & quot; citar & quot; y que estaba & quot; débil & quot; después de que Giuliani lo defendiera en la televisión en medio de las consecuencias de la publicación de la cinta & quotAccess Hollywood & quot en la que Trump se jacta de agredir sexualmente a mujeres.

A pesar de las burlas de Trump, Giuliani estaba decidido a permanecer cerca del presidente, dice el libro.

"Rudy nunca quiso quedarse fuera", le dijo un asistente a Bender, según el Mail. --Si alguna vez estuvo entre Rudy y el presidente, tenga cuidado. Ibas a ser pisoteado & quot.

Aún así, hubo momentos en que Trump defendió a Giuliani, dice el libro. En un momento, los ayudantes del presidente comenzaron a quejarse de cómo las frecuentes apariciones en televisión de Giuliani estaban creando un dolor de cabeza de relaciones públicas para la sala de prensa de la Casa Blanca, pero "Trump ladró que al menos Giuliani estaba luchando por él", Bender. 39 dice el libro, según el Mail. "Todos se callen después de eso", agregó.

Giuliani ha sido un partidario de línea dura de Trump desde su campaña presidencial en 2016. Pero el exalcalde de Nueva York fue catapultado al centro de atención en 2018 cuando asumió como principal abogado defensor de Trump. Asumió el papel en medio de acusaciones de que el presidente coordinó un pago ilegal de dinero secreto a la actriz de cine para adultos Stormy Daniels durante la campaña de 2016 a cambio de su silencio sobre una aventura que ella dijo que tuvieron.

También defendió a Trump durante la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016 y si la campaña de Trump conspiró con Moscú para inclinar la carrera a su favor. Más recientemente, fue un elemento fijo en la televisión nacional mientras realizaba una cruzada para anular los resultados de las elecciones de 2020 basándose en acusaciones infundadas de fraude electoral y electoral desenfrenado.

El jueves, un tribunal de Nueva York suspendió a Giuliani de ejercer la abogacía en el estado después de encontrar `` evidencia incontrovertida '' de que `` comunicó declaraciones demostrablemente falsas y engañosas a los tribunales, los legisladores y el público en general '' sobre los resultados de las elecciones de 2020. Los expertos electorales no partidistas y los profesionales de la ciberseguridad encontraron que, contrariamente a las afirmaciones de mala conducta de Giuliani y Trump, las elecciones de 2020 fueron las más seguras en la historia de Estados Unidos.

El exalcalde de Nueva York apareció en la cadena conservadora Newsmax horas después de que llegara el fallo y dijo que no estaba "muy contento" con la suspensión.

"Todo lo que puedo decir es que Estados Unidos ya no es Estados Unidos", agregó Giuliani. “No vivimos en un estado libre. Vivimos en un estado que está controlado por el Partido Demócrata.


Leer el documento

Suspensión de la licencia de la ley Giuliani

Giuliani ahora enfrenta procedimientos disciplinarios, que generalmente están cerrados al público, y pueden luchar contra la suspensión. Pero el tribunal dijo en su decisión que probablemente enfrentaría “sanciones permanentes” después de que concluyan los procedimientos. Un resultado final podría estar a meses de distancia, pero podría incluir un castigo que va desde una advertencia por escrito hasta la inhabilitación.

Los abogados de Giuliani, John Leventhal y Barry Kamins, dijeron en un comunicado que estaban decepcionados de que el panel hubiera actuado antes de celebrar una audiencia sobre las acusaciones.

"Esto no tiene precedentes, ya que creemos que nuestro cliente no representa un peligro actual para el interés público", dijeron. "Creemos que una vez que se examinen completamente los temas en una audiencia, el Sr. Giuliani será reintegrado como un miembro valioso de la profesión legal que ha servido tan bien en sus muchas capacidades durante tantos años".

Se habían presentado públicamente al menos tres denuncias de ética contra el Sr. Giuliani, incluida una a principios de este año por un grupo de destacados abogados que lo acusaron de abusar del sistema judicial para socavar la democracia. No se sabe qué denuncia, en su caso, desencadenó la investigación del tribunal de Nueva York.

Giuliani también tiene licencia para ejercer la abogacía en Washington, D.C., y la decisión en Nueva York podría desencadenar procedimientos disciplinarios allí, aunque eso no es automático.

Es raro que el tribunal suspenda temporalmente a los abogados por hacer declaraciones públicas poco éticas, según los abogados que se especializan en procedimientos disciplinarios, y es más común en casos en los que los abogados son acusados ​​de robar dinero a los clientes.

El impacto práctico de la decisión no estaba claro. Aunque Giuliani comenzó su propio bufete de abogados en 2019, han pasado décadas desde que discutió regularmente en los tribunales. Antes de que Giuliani se convirtiera en el abogado de Trump, él dirigía su propio negocio de consultoría de seguridad. Más recientemente, ha conducido un programa de radio y ha aparecido en comerciales de cigarros.

Aún así, la suspensión marcó otro capítulo sorprendente en el ascenso y caída de Giuliani, una vez una estrella legal y política. Había disfrutado del estatus de casi héroe cuando, como alcalde de la ciudad de Nueva York, dirigió a la ciudad durante los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Antes de eso, fue un fiscal duro que era conocido por luchar contra el crimen organizado y los políticos corruptos. Pero ahora está siendo investigado por la oficina del fiscal de Estados Unidos en Manhattan, la misma oficina que alguna vez dirigió, y enfrenta la perspectiva de ser excluido de la profesión legal en la que ha trabajado durante más de cinco décadas.

La investigación federal sobre Giuliani se centra en sus tratos en Ucrania antes de las elecciones de 2020, cuando trató de dañar la credibilidad del presidente Biden. En abril, F.B.I. Los agentes confiscaron los teléfonos móviles y las computadoras del Sr. Giuliani, una acción extraordinaria contra el abogado de un ex presidente.

Prosecutors have been investigating whether Mr. Giuliani illegally lobbied the Trump administration in 2019 on behalf of Ukrainian officials and oligarchs, who were assisting Mr. Giuliani’s efforts to dig up dirt in Ukraine on Mr. Biden and his son. Mr. Giuliani has denied any wrongdoing.

The New York court’s decision is not related to that investigation but examined Mr. Giuliani’s efforts to overturn the results of the November presidential election.

On Thursday, Mr. Trump defended Mr. Giuliani, saying in a statement that “all of New York is out of control.”

“Can you believe that New York wants to strip Rudy Giuliani, a great American Patriot, of his law license because he has been fighting what has already been proven to be a Fraudulent Election?” Mr. Trump wrote.

From nearly the moment on Election Day when Fox News declared that Mr. Biden had won Arizona, Mr. Giuliani urged Mr. Trump to fight the outcomes in a handful of battleground states. Mr. Trump tapped Mr. Giuliani to lead his legal efforts.

But while Mr. Giuliani repeatedly claimed he could prove widespread fraud in the election, including showing that dead people had cast ballots, he offered no evidence supporting that contention in court. He traveled the country to press his claims with lawmakers in several battleground states.

On Jan. 6, Mr. Giuliani addressed a rally by Trump supporters near the White House ahead of the certification of the Electoral College vote in Congress. Mr. Giuliani told the crowd he sought a “trial by combat.”

A short time later, hundreds of Trump supporters left the rally and swarmed the Capitol, breaking into the building and threatening lawmakers.

In Thursday’s decision, the New York court said that false statements like the ones made by Mr. Giuliani tarnished the reputation of the entire legal profession. Mr. Giuliani’s misconduct “directly inflamed” the tensions that led to the Capitol riot, the court said.

“One only has to look at the ongoing present public discord over the 2020 election, which erupted into violence, insurrection and death on Jan. 6, 2021, at the U.S. Capitol, to understand the extent of the damage that can be done when the public is misled by false information about the elections,” the court wrote.

The court noted, for instance, that Mr. Giuliani repeatedly claimed tens of thousands of underage teenagers had voted illegally in Georgia. An audit by the Georgia Office of the Secretary of State found that no one under the age of 18 had voted in the 2020 election.

But Mr. Giuliani continued to repeat the false claim as recently as April 27 on his radio show, the court said, after a disciplinary committee had already petitioned the court to suspend his law license.

Before the court made its decision, Mr. Giuliani had argued in filings that he presented no threat to the public, promising to exercise “personal discipline” and no longer make any public statements about legal matters related to the 2020 election, the court said in its ruling.

The fallout from Mr. Trump’s efforts to overturn the election has ensnared several members of his legal team. Earlier this year, Dominion Voting Systems, an election technology company, sued Mr. Giuliani and Sidney Powell, another Trump lawyer, accusing them of spreading “a viral disinformation campaign” about the company’s machines manipulating vote tallies.

In the defamation lawsuit against Mr. Giuliani, Dominion is seeking more than $1.3 billion in damages. Mr. Giuliani has called the suit an “act of intimidation by the hate-filled left-wing.”

The suspension of Mr. Giuliani’s law license was not the first time his legal career has suffered from his association with Mr. Trump. In 2018, Mr. Giuliani abruptly resigned from his position as a partner at the law firm Greenberg Traurig, after he clashed with the firm over his public statements in defense of hush-money payments made on Mr. Trump’s behalf to a pornographic film actress.

In summer 2019, he started a law firm called Rudolph W. Giuliani, PLLC. In an interview a few months later, Mr. Giuliani said, “My legal practice is supporting me right now.” He added with a laugh, “It’s not doing really well,” because of the scrutiny surrounding his work for Mr. Trump.

In the interview, Mr. Giuliani said that the firm represented “people like me who are being tortured.”

Maggie Haberman, Kenneth P. Vogel and Benjamin Weiser contributed reporting.


Rudy Giuliani’s Law License Suspended Over Election Lie Spree

Rudy Giuliani has been suspended from practicing law in New York state due to his “demonstrably false and misleading statements” about the 2020 election result.

The New York Supreme Court Appellate Division’s grievance committee filed a summary of disciplinary proceedings on Thursday, outlining multiple “uncontroverted” instances of professional misconduct.

“[W]e conclude that there is uncontroverted evidence that respondent communicated demonstrably false and misleading statements to courts, lawmakers and the public at large in his capacity as lawyer for former President Donald J. Trump and the Trump campaign in connection with Trump’s failed effort at reelection in 2020,” the five-member Attorney Grievance Committee said in its filing.

“These false statements were made to improperly bolster respondent’s narrative that due to widespread voter fraud, victory in the 2020 United States presidential election was stolen from his client. We conclude that respondent’s conduct immediately threatens the public interest and warrants interim suspension from the practice of law, pending further proceedings before the Attorney Grievance Committee.”

Giuliani was admitted to practice law in New York in 1969, and rose to prominence as a mafia-busting prosecutor. He still maintains a firm, Giuliani Partners LLC, in the Empire State and appeared as a New York licensed attorney in several lawsuits filed across the country in the wake of Trump’s 2020 defeat.

All licensed attorneys in New York must abide by professional rules of conduct, which are upheld by judicial departments of the Supreme Court’s Appellate Divisions.

In its 33-page ruling, the grievance committee outlines—and then systematically debunks—a long list of statements Giuliani made during his months-long crusade to overturn Joe Biden’s win.

For example, Giuliani claimed in several interviews and state legislature hearings that more absentee ballots came in during the election in Pennsylvania than were sent out before the election—a statement that the committee easily proved was “simply untrue.”

In response, Giuliani told the committee that an unidentified member of his “team” had “inadvertently” taken misleading information from Pennsylvania’s website.

In other examples, Giuliani repeatedly claimed that dead people voted in Georgia, at times quantifying it as 800, 6,000, or 10,515 dead people. (In truth, officials were investigating two potential cases of votes being cast in the name of dead people.) In Pennsylvania, he put the number at 8,021 dead people and then 30,000 dead people.

Public records “unequivocally show that respondent’s statement is false,” the committee said. (Giuliani argued during disciplinary proceedings that he didn’t know the statements were false but he failed to provide “a scintilla of evidence” to support his claim, the filing says.)

In one election-related lawsuit in Pennsylvania about two voters who had their mail-in ballots rejected, Giuliani repeatedly told a judge that his client was pursuing a fraud claim, “when indisputably it was not,” the committee said.

The mischaracterization of the case was not simply a passing mistake, the committee found. “Fraud was the crown of his personal argument before the court that day,” it said.

Altogether, the misconduct posed an immediate threat to the public interest, the committee concluded.

While Giuliani claimed to the committee that he believed most of his statements to be true at the time, he also offered an over-arching First Amendment defense.

But the committee said it rejected that argument. Giuliani knowingly misrepresented facts and made false statements on behalf of clients—two violations not protected by the First Amendment, it said.

The disciplinary probe was initiated in January, when State Senate Judiciary Committee Chair Brad Hoylman urged the grievance committee to investigate Giuliani’s role in the Capitol riot.

On Thursday, Hoylman said he was happy the committee agreed with his complaint. “[T]here can be no room in the profession for those who seek to undermine and undo the rule of law as Rudy Giuliani has so flagrantly done,” he said.

Separately, the New York Bar Association is investigating Giuliani after receiving hundreds of complaints about his role in the Capitol riot.

In a statement in January, NYSBA blamed the mob on Trump’s repeated false claims about the results of the 2020 election—but notes that the “president did not act alone.”

“Hours before the angry mob stormed the Capitol walls, Trump’s personal attorney, Rudolph Giuliani, addressed a crowd of thousands at the White House, reiterating baseless claims of widespread election fraud in the presidential election and the Georgia U.S. Senate runoffs,” the association, which counts 24,000 lawyers among its members, said.

While the grievance committee said it wanted to immediately boot Giuliani from practicing law, it said the suspension was only temporary pending a full formal disciplinary proceeding. Giuliani will be able to appeal the decision.


How confident are you in America's infrastructure?

Former President Trump’s attorney Rudolph Giuliani has been suspended from practicing law in the state of New York.

A 33-page order on Thursday from the Supreme Court of the State of New York said Mr. Giuliani, a former prosecutor and mayor of New York, violated rules of professional conduct with his advocacy of claims of election fraud in the 2020 presidential election.

Mr. Giuliani was admitted to practice law in New York in 1969.

“There is uncontroverted evidence that respondent communicated demonstrably false and misleading statements to courts, lawmakers and the public at large in his capacity as lawyer for former President Donald J. Trump and the Trump campaign in connection with Trump’s failed effort at reelection in 2020,” the order read.

“These false statements were made to improperly bolster respondent’s narrative that due to widespread voter fraud, victory in the 2020 United States presidential election was stolen from his client.”

The court concluded Mr. Giuliani’s conduct threatens the “public interest.”

The complaint was brought by the Attorney Grievance Committee for the First Judicial Department, as Mr. Giuliani operates a law office within that jurisdiction.

Mr. Giuliani did not immediately respond to a request for comment. He has 20 days to request a post-suspension hearing with the court.

Mr. Giuliani had argued his statements about the 2020 election were protected by the First Amendment, but the court did not agree, ruling that the disciplinary action against Mr. Giuliani is related to him violating ethics rules by making false statements to a court while representing a client.

“It is long recognized that ‘speech by an attorney is subject to greater regulation than speech by others,’” the court held.

Specifically, the court took issue with Mr. Giuliani’s statements on radio programs that Pennsylvania had more absentee ballots received during the 2020 election than were sent out to voters. The court said 3.08 million absentee ballots were mailed out in reality, and 2.5 million were tallied.

The order also referenced Mr. Giuliani’s claims that minors and felons voted in Georgia and illegal residents had voted in Arizona, which the court concluded were false statements.

“The seriousness of [Mr. Giuliani’s] uncontroverted misconduct cannot be overstated. This country is being torn apart by continued attacks on the legitimacy of the 2020 election and of our current president, Joseph R. Biden,” the order read.

Mr. Giuliani also made “wide-ranging claims” about Dominion Voting Systems manipulating the vote count, according to the court‘s findings.

But the order didn’t say whether his comments were false, pointing to a defamation lawsuit filed by Dominion against Mr. Giuliani that is still pending.

Mr. Trump commented on the suspension in disbelief.

“Can you believe that New York wants to strip Rudy Giuliani, a great American Patriot, of his law license because he has been fighting what has already been proven to be a Fraudulent Election? The greatest Mayor in the history of New York City, the Eliot Ness of his generation, one of the greatest crime fighters our Country has ever known, and this is what the Radical Left does to him,” the former president said.

Sign up for Daily Newsletters

Copyright © 2021 The Washington Times, LLC. Click here for reprint permission.


The law has a high bar for defamation lawsuits

Attorney Thomas Clare, representing Dominion in court on Thursday, said he has convincingly shown in the lawsuits that each defendant knowingly made false statements "with reckless disregard for the truth," meeting the legal standard for a defamation case to proceed.

He said Powell used manipulated documents in her lawsuits, Giuliani promoted the claims to make money from cigar sponsorship deals, and Lindell barreled past legal rulings, audits, and recounts to continue leveling claims while making money for MyPillow from Trump supporters.

Nichols expressed skepticism about some of the arguments asking to dismiss the case:

Howard Kleinman, representing Powell, said Powell's claims were initially made in lawsuits based on sworn statements and should therefore be considered true for the sake of legal proceedings. Nichols said Powell repeated the same claims, without any hedging, in multiple public appearances, not just in her lawsuits.

Douglas Daniels, an attorney representing Lindell, said the pillow mogul's comments about Dominion could not be considered defamatory because they were made within the context of a national debate about election security. Nichols said Lindell's specific claims about Dominion - that it rigged the election - were different from a simple policy debate about electronic voter machines.

Joe Sibley, representing Giuliani, said Dominion couldn't show evidence it had lost government contracts because of the Trump attorney's allegations. Nichols asked whether the standard made sense, as not much time had elapsed since Giuliani's claims.

Aside from their federal lawsuits with Dominion, each of the conspiracy theorists faces other headaches.

On Thursday, a New York court stripped Giuliani of his ability to practice law, ruling that he cannot be trusted because of his falsehoods about the 2020 election. He is also a subject of a Justice Department investigation examining his attempts to interfere in the 2020 election from Ukraine.

Powell is facing potential legal sanctions because of her false claims. She and Giuliani are also both targets of a defamation lawsuit from Smartmatic, a rival technology company they said was in cahoots with Dominion to manipulate election results.

Lindell said he's losing money because of his claims about the election, and he's filed a countersuit against Dominion in a federal court in Minnesota. His attorney on Thursday said Dominion's lawsuit should have been filed in Minnesota instead of DC, an argument the judge seemed skeptical about.


Warrant for Giuliani’s computers, phones seeks communications with over a dozen

Former New York City Mayor Rudy Giuliani, personal attorney to U.S. President Donald Trump, speaks about the 2020 U.S. presidential election results during a news conference in Washington, U.S., November 19, 2020. REUTERS/Jonathan Ernst

April 30 (Reuters) - U.S. investigators are seeking to review Rudy Giuliani's phones and computers for communications with more than a dozen people, including a high-ranking prosecutor in Ukraine, according to a warrant executed at his apartment this week.

They also are searching for communications with any U.S. government official or employee relating to Marie Yovanovitch, the U.S. ambassador to Ukraine who was ousted by the Trump administration in 2019, the warrant says.

Agents seized more than 10 cell phones and computers from Giuliani's Manhattan apartment and office in raids on Wednesday, according to his lawyer, Bob Costello, who read the search warrant to a Reuters reporter.

According to the warrant, investigators are looking for evidence that Giuliani acted as an unregistered foreign agent, a violation of lobbying laws.

Giuliani said in a statement following the raids that his "conduct as a lawyer and a citizen was absolutely legal and ethical." A spokesman for the Manhattan U.S. Attorney's office declined to comment.

The list of the people identified in the warrant includes:

LEV PARNAS AND IGOR FRUMAN

Ukrainian-born Parnas and Belarus-born Fruman are two Florida-based businessmen who helped Giuliani dig up dirt on Joe Biden and his son Hunter before the 2020 presidential election and push to remove Yovanovitch.

Federal prosecutors in Manhattan have accused Parnas and Fruman of using a shell company to make an illegal $325,000 donation to a committee supporting Trump's re-election. The men have pleaded not guilty to violating campaign finance laws and other charges. A trial is scheduled for October.

A lawyer for Fruman declined to comment. A lawyer for Parnas did not respond to a request for comment.

A confectionary magnate and one of Ukraine's richest men, Poroshenko took power in 2014 and served as the country's president until 2019. At Giuliani's direction, Parnas and Fruman met Poroshenko in February 2019, while he was still in office, and pressed him to announce investigations into Hunter Biden and purported Ukrainian interference in the 2016 presidential election in exchange for a state visit, the Wall Street Journal and Washington Post reported.

Poroshenko's office told Reuters on Friday that he held two meetings with Giuliani in his capacity as President Donald Trump's "special envoy" during which they discussed Russian aggression, fighting disinformation and how to strengthen the alliance between Kyiv and Washington.

Mamedov, who currently serves as a high-ranking prosecutor in Ukraine, was a key intermediary in Giuliani's efforts to press Ukraine to open investigations that would tarnish Biden, according to NBC News.

He played a role in setting up a meeting between Giuliani and Ukrainian officials, NBC reported. A spokesperson for Mamedov had no immediate comment on investigators looking at communications with Giuliani.

Shokin became Ukraine's general prosecutor in February 2015 and led an investigation into the energy company Burisma, the Ukrainian gas company where Biden's son Hunter was a board member from 2014 to 2019.

Shokin was removed from his job in 2016 following accusations of corruption by Western diplomats.

Giuliani told Reuters he met with Shokin over Skype in late 2018.

Shokin could not be reached for comment on Friday, according to his lawyer.

Lutsenko succeeded Shokin as general prosecutor. In 2019, Lutsenko told John Solomon, a U.S. columnist, that he had evidence related to the Bidens and Burisma. Later that year Lutsenko told Reuters he found no evidence of wrongdoing on the part of Biden’s son in his relationship with the energy firm.

Giuliani told Reuters in 2019 that he met with Lutsenko twice early that year.

"I didn't correspond with Giuliani. I didn't even have his phone (number)," Lutsenko told Reuters on Friday. "We didn't communicate in any regular way."

Kulyk, a former Ukrainian prosecutor, also worked on the country's investigations into Burisma. Giuliani told Reuters he met with Kulyk in Paris in 2019. Kulyk did not immediately respond to requests for comment on Friday.

A Ukrainian businessman and former lawmaker, Zagoriy attended a meeting between Giuliani and Lutsenko in January 2019, according to documents released by the U.S. State Department. Zagoriy could not immediately be reached for comment on Friday.

Correia, another Florida businessman, pleaded guilty last year to making false statements to the Federal Election Commission, and duping investors in Fraud Guarantee, a company he founded with Parnas that paid Giuliani $500,000. A lawyer for Correia did not respond to a request for comment on Friday.

VICTORIA TOENSING AND JOE DIGENOVA

Toensing and diGenova are married Washington lawyers who helped Giuliani represent Trump in his post-election lawsuits. They represented Ukrainian oligarch Dmytro Firtash, who is fighting extradition from Vienna on U.S. bribery and racketeering charges. FBI agents raided the couple's home earlier this week and seized a cellphone used by Toensing.

Toensing and diGenova did not respond to a request for comment on Friday.

Solomon worked for The Hill, a Washington newspaper and website covering Congress, when he wrote a series of pieces that Yovanovitch testified to Congress were part of a smear campaign against her that Giuliani appeared to be behind. The Hill later said Solomon failed to identify important details about key Ukrainian sources, including the fact that they had been indicted or were under investigation.