Podcasts de historia

Ralph Yarborough

Ralph Yarborough


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Ralph Webster Yarborough, el séptimo de nueve hijos, nació en Chandler, condado de Henderson, Texas, el 8 de junio de 1903. Después de asistir a las escuelas locales, ingresó en la Academia Militar de West Point en 1919, pero la abandonó al año siguiente.

Yarborough fue maestro de escuela en el condado de Henderson durante tres años antes de mudarse a Alemania, donde fue secretario adjunto de la Cámara de Comercio Estadounidense en Berlín. A su regreso, asistió a la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas.

Después de graduarse en 1927 se convirtió en abogado en El Paso. Durante los siguientes cuatro años ganó varios casos contra Magnolia Petroleum Company y otras compañías petroleras importantes y estableció con éxito el derecho de las escuelas públicas y universidades a los ingresos de los fondos petroleros. También se desempeñó como juez de distrito en Austin (1936-41).

Durante la Segunda Guerra Mundial, Yarborough, miembro de la 97.a División, sirvió en Europa y Japón. Cuando dejó el ejército en 1946 había alcanzado el grado de teniente coronel. Después de la guerra, Yarborough se convirtió en abogado en Austin, Texas.

Un miembro del Partido Demócrata Yarborough desafió sin éxito al gobernador Allan Shivers para la nominación en 1952 y 1954. Yarborough fue uno de los líderes del ala progresista del partido. Shivers, de derecha del partido, acusó a Yarborough de estar a favor de la integración racial y de contar con el apoyo del Partido Comunista Estadounidense.

Yarborough, con el apoyo de los sindicatos, fue elegido para el Senado de los Estados Unidos en abril de 1957. Yarborough, miembro de izquierda del partido, fue el único miembro del Senado que representaba a un antiguo estado confederado que votó por cada parte significativa de legislación de derechos civiles. Esto incluyó la Ley de derechos civiles (1957) y la Ley de derechos civiles (1960).

En el verano de 1963, el presidente John F. Kennedy se puso en contacto con Yarborough y le preguntó qué se podía hacer para mejorar la imagen del presidente en el estado. Yarborough aparentemente le dijo a Kennedy que "lo mejor que podía hacer era llevar a Jackie a Texas y dejar que todas esas mujeres la vieran". Kennedy había ganado Texas por solo un pequeño margen en las elecciones presidenciales de 1960. Se creía que esta victoria se debía principalmente a la campaña de su compañero de fórmula, Lyndon B. Johnson, quien era la figura política dominante en Texas en ese momento. . Kennedy creía que necesitaba ganar Texas en 1964 si quería ser reelegido como presidente.

El 22 de noviembre de 1963, el presidente John F. Kennedy llegó a Dallas. Se decidió que Kennedy y su partido, incluida su esposa, Jacqueline Kennedy, el vicepresidente Lyndon B. Johnson, el gobernador John Connally y Ralph Yarborough, viajarían en una procesión de automóviles por el distrito comercial de Dallas. Un coche piloto y varias motocicletas iban delante de la limusina presidencial. Además de Kennedy, la limusina incluía a su esposa, John Connally, su esposa Nellie, Roy Kellerman, jefe del Servicio Secreto en la Casa Blanca y el conductor, William Greer. El siguiente coche transportaba a ocho agentes del servicio secreto. A esto le siguió un automóvil en el que viajaban Lyndon Johnson y Ralph Yarborough.

Aproximadamente a las 12.30 p.m. la limusina presidencial entró en Elm Street. Poco después sonaron los disparos. John Kennedy fue alcanzado por balas que lo alcanzaron en la cabeza y el hombro izquierdo. Otra bala alcanzó a John Connally en la espalda. Diez segundos después de los primeros disparos, el automóvil del presidente aceleró a gran velocidad hacia el Parkland Memorial Hospital. Ambos hombres fueron llevados a salas de emergencia separadas. Connally tenía heridas en la espalda, el pecho, la muñeca y el muslo. Las heridas de Kennedy fueron mucho más graves. Tenía una herida masiva en la cabeza y a la 1 p.m. fue declarado muerto.

Dos horas después del asesinato, un sospechoso, Lee Harvey Oswald, fue arrestado. Durante todo el tiempo que Oswald estuvo bajo custodia, se mantuvo fiel a su historia de que no había estado involucrado en el asesinato. El 24 de noviembre, mientras la policía de Dallas lo transportaba de la ciudad a la cárcel del condado, Jack Ruby mató a Oswald a tiros.

Después de la muerte de John F. Kennedy, su adjunto, Lyndon B. Johnson, fue nombrado presidente. Yarborough fue un gran partidario de los programas de Johnson's Great Society en educación, preservación ambiental y cuidado de la salud. También votó de la Ley de Derechos Civiles (1964) y la Ley de Derechos Electorales (1965). Yarborough fue más crítico con la política exterior de Johnson y fue un fuerte oponente de la Guerra de Vietnam.

Defensor de la preservación del medio ambiente, Yarborough patrocinó la Ley de especies en peligro de extinción de 1969 y la legislación que estableció tres santuarios nacionales de vida silvestre en Texas-Padre Island National Seashore (1962), el Parque Nacional de las Montañas de Guadalupe (1966) y la Reserva Nacional Big Thicket (1971). ).

Yarborough fue miembro del Senado hasta que fue derrotado por Lloyd Bentsen en 1970. Ahora regresó a trabajar como abogado en Austin. También se desempeñó como miembro de la Comisión de Archivos y Bibliotecas Estatales de Texas 1983-1987.

Ralph Webster Yarborough murió en Austin, Texas, el 27 de enero de 1996.

El liberal Ralph Yarborough, por ejemplo, detestaba a los centristas como Connally y Johnson, y con alguna razón. El gobernador y el vicepresidente nunca fueron vistos haciéndole un favor al senador. Todo lo contrario. En este viaje, parecían decididos a poner a Yarborough en su lugar.

Connally tenía programado organizar una recepción privada para JFK en la mansión del gobernador en Austin ese viernes por la noche: Yarborough no estaba en la lista de invitados.

La respuesta de Yarborough a ese desaire: "Quiero que todos se unan en armonía para dar la mayor bienvenida al presidente ya la Sra. Kennedy en la historia de Texas". Luego: "El gobernador Connally es tan terriblemente sin educación gubernamental, ¿cómo podría esperar algo más?"

El jueves por la tarde en Houston, Yarborough había desafiado a Kennedy al negarse a viajar en el mismo automóvil con LBJ. En cambio, eligió ser visto con el congresista Albert Thomas. Esa mañana, en San Antonio, el agente del servicio secreto Rufus Youngblood estaba empujando suavemente al senador hacia la limusina de Johnson cuando Yarborough vio al congresista Henry González, un hermano político de sangre, y corrió hacia él. "¿Puedo ir contigo, Henry?" preguntó.

Esa noche, los empleados del Rice Hotel de Houston escucharon a JFK y LBJ discutir sobre Yarborough en la suite presidencial. Kennedy informó a Johnson en términos enérgicos que sentía que Yarborough, que tenía cifras mucho mejores en las encuestas en Texas que Kennedy, estaba siendo maltratado, y el presidente estaba descontento por eso.

El Servicio Secreto en el auto de enfrente de nosotros (el auto detrás del auto de Kennedy) miró de manera casual a su alrededor, miró hacia la parte trasera de ellos y reaccionó con bastante lentitud. Pasamos por debajo del paso elevado y cuando llegamos al otro lado, pude ver el coche del presidente. Y estaba [Clint] Hill a quien conocía como un hombre del Servicio Secreto asignado para proteger a la Sra. Kennedy. Estaba acostado en la parte trasera [del auto] para sostenerse con el brazo hacia adentro para poder sostenerse a esa alta velocidad. Su rostro se volvió hacia nosotros, solo ... agonía; y golpear con la mano [contra el auto] como si hubiera sucedido algo terrible. Entonces supe que Kennedy había recibido un disparo.

Y en unos minutos, llegamos al Hospital Parkland y el Servicio Secreto saltó inmediatamente en el momento en que Johnson: prácticamente lo sacaron y formaron un cordaje a su alrededor, cuatro o cinco, y uno de ellos dijo "Sr. Presidente". Entonces supe que Kennedy estaba muerto.

Y caminé hasta el auto donde la Sra. Kennedy todavía estaba allí en el asiento trasero, acostada allí con la cabeza inclinada cubriendo la cabeza de su esposo, la sangre corriendo por su pierna y en su ropa, y dos veces diciendo: "Han asesinaron a mi esposo. Han asesinado a mi esposo ". Es la visión más trágica de mi vida.

Yarborough derrotó a George HW Bush, futuro presidente de los Estados Unidos, en la carrera senatorial de 1964. En sus años en el senado, Yarborough apoyó muchos de los proyectos de ley clave de la Gran Sociedad de LBJ y presionó para que se tomaran medidas legislativas en los campos de los derechos civiles, la educación. , salud pública y protección del medio ambiente. Votó por la Ley de Derechos Civiles de 1964 y fue uno de los tres sureños que apoyó la Ley de Derechos Electorales de 1965. Yarborough sirvió durante años en el Comité Senatorial de Trabajo y Bienestar Público, del cual se convirtió en presidente en 1969. Patrocinó o copatrocinó la Ley de Educación Primaria y Secundaria (1965), la Ley de Educación Superior (1965) la Ley de Educación Bilingüe (1967) y la Ley GI actualizada de 1966. También fue un defensor de medidas de salud pública como la Salud y Seguridad Ocupacional , La Ley del Centro Comunitario de Salud Mental y la Ley Nacional del Cáncer de 1970. Un firme partidario de la preservación del medio ambiente, coescribió la Ley de Especies en Peligro de 1969 y patrocinó la legislación que establece tres santuarios nacionales de vida silvestre en Texas-Padre Island National Seashore (1962), el Parque Nacional de las Montañas de Guadalupe (1966) y la Reserva Nacional Big Thicketqv (1971). Su interés en la preservación de los sitios históricos de Texas lo llevó a patrocinar proyectos de ley para hacer monumentos nacionales de Fort Davis, el condado de Jeff Davis y Alibates Flint Quarries.


Yarborough, Ralph W.

Ralph Webster Yarborough, nacido en Chandler, Texas, el 8 de junio de 1903, se convirtió en senador de los Estados Unidos y líder del ala liberal del Partido Demócrata en Texas durante la tumultuosa década de 1960. Después de graduarse de la facultad de derecho de la Universidad de Texas en 1927, Yarborough se unió a un bufete de abogados en El Paso. Al año siguiente, Yarborough se casó con Opal Warren y tuvieron un hijo, Richard. Yarborough, que fue contratado como asistente del fiscal general en 1931, se esforzó por asegurar los intereses del Fondo Escolar Permanente de Texas. Su trabajo en la oficina del Procurador General resultó en el establecimiento del derecho de las escuelas públicas y universidades a los ingresos de los fondos petroleros, que generaron miles de millones de dólares para la educación pública. La primera incursión de Yarborough en la política se produjo en 1936 a través de un nombramiento de su mentor, el gobernador James Allred, para un cargo de juez de distrito estatal en Austin, cargo que Yarborough obtuvo en las elecciones de ese mismo año. Dos años después, terminó tercero en la carrera por el cargo de fiscal general.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Yarborough completó giras por Europa y el Pacífico con la Nonagésima séptima División de Infantería. Dado de baja como teniente coronel, había ganado una estrella de bronce y una medalla de combate. Regresó a Austin en 1946 para reanudar su práctica legal. En 1952, Yarborough libró una infructuosa campaña de base en las primarias demócratas contra el gobernador titular Allan Shivers. La campaña marcó la primera de muchas en las que Yarborough se alineó con el ala liberal del Partido Demócrata y contra conservadores como Shivers. Al afirmar que Yarborough apoyaba la integración forzada y estaba respaldado por los sindicatos comunistas en huelga en Port Arthur, Shivers derrotó a Yarborough nuevamente en las primarias de 1954. Después de otra candidatura fallida para el cargo de gobernador en 1956, esta vez para el senador Price Daniel, Sr., Yarborough superó a un campo de veintiún candidatos que competían por ocupar el puesto vacante en el Senado de Daniel.

Ingesta inicial de EAC-CPF

Detalles adicionales - 2016-08-16 07:08:29 pm

Esta constelación fue ingerida de EAC-CPF y contiene la siguiente información de control histórico adicional.

Eventos de mantenimiento anteriores

2015-09-17 - revisado
Programa de fusión CPF
Fusionar v2.0


Redes sociales y contexto archivístico

SNAC es un servicio de descubrimiento para personas, familias y organizaciones que se encuentran dentro de las colecciones de archivos de las instituciones del patrimonio cultural.


Informacion de acceso

Formato de grabación original:

Notas sobre el formato de grabación:

Gracias por su interés en esta entrevista de historia oral. Nuestra colección de historia oral está disponible para los usuarios en la Sala de Lectura de la Colección Southwest, ubicada en el campus de Texas Tech University. Para conocer el horario de la sala de lectura, visite nuestro sitio web. Comuníquese con el personal de referencia al menos una semana antes de su visita para asegurarse de que la historia oral que le interesa esté disponible. Debido a problemas de derechos de autor, solo se pueden realizar duplicaciones de nuestras historias orales para miembros de la familia. Si se ha puesto a disposición en línea una transcripción de la historia oral, se proporcionará el enlace en esta página. Más información sobre cómo acceder a nuestras historias orales se encuentra aquí. El estilo de cita preferido se puede encontrar aquí.


Ralph Yarborough - Historia

Haga clic en la imagen para ampliarla

Ralph Webster Yarborough, 1903-1996. Senador de los Estados Unidos por Texas. Carta firmada mecanografiada, con posdata autógrafa, una página, 6 "x 8", con hoja integral adjunta, en papel mecanografiado del Senado de los Estados Unidos, Washington, D.C., 15 de julio de 1957.

Yarborough escribe a Arthur C. Smith que rechace una invitación a la fiesta anual en el jardín del Club Demócrata del Distrito de Columbia. En una posdata manuscrita, agrega: & # 8220 Mis mejores deseos para usted y el Club, por el éxito de su partido y del Club Demócrata del Distrito de Columbia ".

Yarborough, un demócrata de Texas, viajó con el vicepresidente Lyndon B. Johnson dos autos detrás del presidente John F. Kennedy en Dallas el 22 de noviembre de 1963. Richard Reeves relata en Presidente Kennedy: Perfil de poder que Kennedy le dijo al asistente Kenny O'Donnell que se asegurara de que Yarborough y Johnson, & # 8220 adversarios políticos durante décadas & # 8221, cabalgaran juntos para proyectar la unidad en el Partido Demócrata de Texas. Yarborough estaba en una disputa pública con el protegido de Johnson, el gobernador de Texas, John B. Connally, quien viajaba con Kennedy. En La muerte de un presidente, William Manchester señala que el asistente de Kennedy, Larry O'Brien, vio al presidente mirándolo y mirando significativamente hacia Yarborough, que parecía estar buscando otro automóvil. . . . Larry agarró al senador del brazo, lo empujó hacia el asiento junto a Lady Bird y cerró la puerta de un portazo ".

Yarborough lideró el ala liberal del Partido Demócrata de Texas. Como senador, apoyó firmemente los programas de Johnson's Great Society, incluidos Medicare, Medicaid, la Guerra contra la Pobreza y el apoyo federal para la educación superior y los veteranos, incluida la expansión del G.I. Declaración de Derechos. También fue coautor de la Ley de especies en peligro de extinción. El único senador del sur que apoyó todos los proyectos de ley de derechos civiles de 1957 a 1970, incluida la Ley de Derechos Civiles de 1965 y la Ley de Derechos Electorales, se negó a firmar el Manifiesto del Sur que se opone a la integración.

La carta tiene un pliegue de envío normal. Hay manchas de cinta en la hoja integral, por montar en un álbum, pero no afectan la letra en sí. Yarborough ha firmado y escrito audazmente la posdata en pluma estilográfica negra.


Obituario: Ralph Yarborough

Ralph Yarborough fue ese pájaro raro en la política de su generación: un liberal de Texas. De hecho, era lo que se conoce en la política de Texas, metafóricamente, como un liberal "lanzador de bombas". Su ex asistente y heredero político, Jim Hightower, lo llamó "un tipo dispuesto a asumir los poderes fácticos, tomarlos del pescuezo y perseguirlos".

Fue en un intento de curar la amargura entre la facción conservadora de demócratas de Texas, liderada por el gobernador John Connally y los liberales de Yarborough, que el presidente John F. Kennedy realizó el viaje fatal a Dallas en el curso del cual fue asesinado. Y fue porque no estaba hablando con Connally que Yarborough estaba en el segundo, no en el coche principal de la caravana contra la que disparó el asesino.

Yarborough dejó una marca más importante en la historia al año siguiente, cuando fue el único senador del sur que votó por la Ley de Derechos Civiles de 1964. Antes de eso, había aprobado en el Congreso la Ley de Educación para la Defensa Nacional de 1958, la primera legislación de la historia. en los Estados Unidos para comprometer al gobierno federal a apoyar a las universidades desde las concesiones de tierras realizadas en el siglo XIX.

Como presidente del Comité de Trabajo y Bienestar Público del Senado en la década de 1960, Yarborough impulsó de manera consistente y efectiva medidas liberales que incluían aumentos en la atención médica y el salario mínimo.

La vida de Ralph Yarborough hace estallar la noción de que el liberalismo en Estados Unidos es una doctrina política asociada con la élite. Nació en 1903 en una granja de "hard scrabble" en el este de Texas, una región de cultivo de maíz y algodón con un legado de esclavitud más parecido al viejo Sur que a los pastizales abiertos del oeste de Texas. Fue el séptimo de 11 hijos de un granjero.

Ganó una nominación a la Academia Militar de los Estados Unidos en West Point, pero no se quedó. Trabajó de diversas formas como maestro, como jornalero agrícola y construyendo tanques de almacenamiento de aceite. En los años veinte se abrió camino hacia Europa en un carguero antes de regresar a casa a la facultad de derecho de la Universidad de Texas en Austin.

Ascendió rápidamente, sirviendo como asistente del fiscal general de Texas de 1931 a 1935 y como juez estatal de 1936 a 1941. Cuando llegó la guerra, se ofreció como voluntario para el ejército y sirvió bajo el mando del general George Patton en Europa, ganando la Estrella de Bronce y terminando como un teniente coronel. Fue brevemente gobernador militar de gran parte de Honshu en Japón.

Después de la guerra ejerció la abogacía en Austin. Tres veces se postuló para gobernador de Texas, y cada vez fue derrotado por demócratas conservadores cercanos a la industria petrolera. Finalmente, en 1957, fue elegido, derrotando al ultraconservador Martin Dies. Yarborough permaneció en el Senado hasta que fue derrotado por el futuro candidato a vicepresidente Lloyd Bentsen en 1971.

En el camino, derrotó al futuro presidente George Bush para el Senado en 1964. Los nombres de Lyndon Johnson, Connally, Bush y Bentsen, a quienes Yarborough se opuso desde la izquierda, son un recordatorio de la importancia que Texas tenía entonces para la política nacional. .

Yarborough fue un hombre intransigente. Una vez participó y perdió en un combate físico de lucha libre en el piso de la cámara del Senado con el senador Strom Thurmond, el líder del ala no reconstruida "Dixiecrat" del Partido Demócrata en ese momento.

En su apogeo, Yarborough era un orador extravagante. En las reuniones de su país, sus electores pobres arrojaban billetes y monedas a una manta para pagar sus gastos. Una vez dijo que en política "te tomas una gran pérdida financieramente si juegas bien".

Las relaciones de Yarborough con Lyndon Johnson nunca fueron fáciles y en 1968 se congelaron a temperaturas bajo cero cuando Yarborough apoyó el movimiento por la paz de Vietnam dirigido por el senador Eugene McCarthy. Dos años más tarde, Bentsen pudo utilizar los ataques de Yarborough en la guerra de Vietnam para derrotarlo.

Ralph Webster Yarborough, político: nacido en Chandler, Texas el 8 de junio de 1903, casado y fallecido en Austin, Texas el 27 de enero de 1996.


Ralph Yarborough - Historia


CAPÍTULO IV: HISTORIA LEGISLATIVA

Un congresista general de primer año de Texas, Joe Pool, dio el siguiente paso hacia la creación del Parque Nacional de las Montañas de Guadalupe. Aunque era un congresista recién elegido, Pool había servido anteriormente durante tres mandatos en la legislatura de Texas. Residía en Dallas pero tenía vínculos familiares con Carlsbad, Nuevo México, y no era un extraño en el oeste de Texas. Durante su campaña en el oeste de Texas, se interesó por las montañas de Guadalupe. Las conversaciones con mucha gente de la zona lo convencieron de que la parte sur de las Guadalupas debía conservarse como parque nacional. En enero de 1963, sin consultar a Hunter, Biggs, el Servicio de Parques o el Departamento del Interior, Pool presentó HR 3100. El proyecto de ley pedía al Secretario del Interior que estudiara el Rancho Guadalupe Mountain para determinar su idoneidad como parque nacional. Pool se sorprendió tanto al saber que ese estudio se había completado casi dos años antes, ya que las personas y agencias afectadas se enteraron del interés de Pool en patrocinar un proyecto de ley del parque. El secretario Udall elogió el plan de Pool y acordó actualizar el informe de investigación del área de 1962. [1]

Hunter, Pratt y los congresistas

Aunque Hunter estaba complacido con el interés que generó la factura de Pool en su propiedad, enfrentó de manera realista la probabilidad de compra por parte del gobierno federal. Le escribió a Wallace Pratt poco después del anuncio de Pool para agradecerle a Pratt por el informe geológico que había preparado para Guadalupe Mountain Ranch y para expresarle sus sentimientos sobre el proyecto del parque. Anticipó que la aprobación del parque por parte del Congreso tomaría mucho tiempo, particularmente si se trataba de un proyecto de ley de asignaciones. También reconoció que la compra de su propiedad por parte de un benefactor, que donaría la propiedad al gobierno federal, sin duda aceleraría la aprobación por parte del Congreso. Hunter le insinuó a Pratt, sin embargo, que no podía mantener su propiedad fuera del mercado hasta que el Congreso autorizara el parque. [2]

Pratt simpatizó con la posición de Hunter y le aconsejó que aceptara cualquier oferta razonable que recibiera. [3] También le pasó información a Hunter sobre una prueba de gas en un pozo al este de Carlsbad. Interpretó los resultados de la prueba en el sentido de que ciertas áreas del Guadalupe Mountain Ranch podrían contener formaciones productoras de gas. Terminó su carta a Hunter enfáticamente: "¡Conserve parte de sus derechos minerales!" [4]

Durante la primavera y el verano de 1963, Biggs y Hunter intensificaron sus esfuerzos para obtener apoyo para la idea del parque. Al menos una vez al mes, recibían en el rancho a miembros de cámaras de comercio del oeste y centro de Texas y del sur de Nuevo México, periodistas, escritores de viajes y políticos de Texas y Nuevo México. Las visitas duraron dos días e incluyeron paseos por senderos en el interior del país, así como caminatas cortas en las áreas más accesibles. Hunter proporcionó comida, caballos y otros alojamientos necesarios para sus invitados. [5]

A principios de agosto de 1963, Ed Foreman, congresista de Odessa, agregó su apoyo al movimiento del parque. Él y Pool estuvieron de acuerdo en que la adquisición privada del rancho con la intención de donarlo al gobierno federal era más deseable que depender de una asignación del Congreso. Foreman se acercó a las organizaciones nacionales mientras Pool negociaba con los grupos locales. [6]

Al mismo tiempo que Foreman y Pool unieron fuerzas, las habilidades diplomáticas de Glenn Biggs entraron en juego. Se reunió con Ralph Yarborough, el senador principal de Texas, quien aparentemente estaba molesto porque los esfuerzos legislativos avanzaban sin su participación. Biggs le recordó a Yarborough que Pool no notificó a nadie involucrado antes de presentar la legislación. Biggs también señaló que cuando estuvo en Washington en marzo había intentado sin éxito reunirse con Yarborough para discutir la legislación. Desde entonces, Biggs también había tratado de mantener a Yarborough actualizado sobre el soporte local mediante el envío de recortes de noticias y copias de resoluciones para su archivo. [7] La ​​reunión con Yarborough fue solo una de las muchas situaciones que Biggs manejó para mantener el proyecto del parque en marcha y obtener el apoyo de tantas personas como fuera posible.


Liberal donde lo liberal no es genial

El juez del condado de Henderson, Charlie Langford, me dijo una vez que cuando juzgaba casos de "aceite caliente" en la década de 1930, no sabía mucho sobre la ley, así que todas las noches hablaba con el asistente del fiscal general Ralph Yarborough para averiguar cómo proceder. Ralph Yarborough, un demócrata del New Deal del este de Texas pasado de moda, era un liberal en un estado donde el liberal no está bien.

A decir verdad, solo había una ventana estrecha en la década de 1930 cuando los liberales estaban de moda en el este de Texas. Pero Yarborough mantuvo la fe hasta el final de sus días. Nacido en Chandler en 1903, Yarborough asistió a escuelas locales, luego pasó un año en West Point antes de optar por asistir a Sam Houston State College. Más tarde se graduó de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas en 1927 y ejerció la abogacía en El Paso hasta que se unió al personal del fiscal general en 1931. En 1936, el gobernador James Allred nombró a Yarborough juez de distrito en Austin, y ganó las elecciones para continuar en el oficina más adelante en el año.

Yarborough sirvió en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial, luego regresó a Austin para ejercer la abogacía. Pero la política electiva lo llamó. Él desafió sin éxito Gobernador Allan Shivers para la nominación demócrata en 1952 y 1954. El apoyo de Yarborough provino principalmente del ala "liberal" del partido, por lo que Shiver lo acusó de ser integracionista y candidato de los sindicatos comunistas. El primer cargo fue cierto. Yarborough también perdió la nominación primaria demócrata para gobernador a Senador Price Daniel en 1956, pero ganó la segunda vuelta en 1957 para reemplazar a Daniel en el Senado de los Estados Unidos. Derrotó George H.W. arbusto en 1964, y sirvió hasta perder un intento de reelección para Lloyd Bentsen Jr., en 1970.

Yarborough personificó el lado "liberal" de la política de Texas en los días en que Escalofríos, John Connally, incluso Lyndon Johnson hasta que se convirtió en presidente, llevó la bandera de los demócratas "conservadores". Eso lo dejó afuera en las carreras por gobernador porque los conservadores siempre se unieron en las segundas primarias. Tuvo más éxito en las elecciones al Senado en la primera, solo necesitaba una pluralidad y en la segunda disfrutó de la ventaja de la titularidad.

Y era un senador de otro tipo. Yarborough fue uno de los pocos senadores del sur que se negaron a firmar el Manifiesto del Sur - una promesa de resistencia a la integración - y a votar por la Ley de derechos civiles de 1857. Patrocinó una legislación importante que se ocupa de la ayuda federal para la educación, sobre todo la extensión de la Declaración de derechos de GI para los veteranos de la "guerra fría".

Yarborough fue un activista infatigable, conocido por recordar siempre el nombre de un votante. Pude presenciar ese fenomenal recuerdo en el trabajo durante la década de 1980, mucho después de que él dejara de postularse para un cargo. Había conocido a Yarborough varias veces cuando hizo campaña o visitó Nacogdoches, pero no tenía ninguna razón especial para recordarme. Cuando lo saludé en una reunión en Austin, me preguntó, con la costumbre incluso de los tejanos bien educados de terminar las oraciones con una preposición: "¿De dónde eres?" "Nacogdoches" empujó una célula del cerebro e inmediatamente llamó mi nombre. Mi colega Carl Davis me había contado una historia similar antes, así que no me sorprendió, impresionado es más la palabra. Ralph Yarborough murió en 1996, todavía liberal en cuestiones sociales, todavía poco cool. Está enterrado en el cementerio estatal de Austin.


All Things Historical 15-21 de abril de 2001
Una columna sindicada en más de 40 periódicos del este de Texas
Publicado con permiso.

(Archie P. McDonald es Director de la Asociación Histórica del Este de Texas y autor o editor de más de 20 libros sobre Texas)


"Un acto de guerra": ¿Cómo encaja la insurrección en la historia más amplia de violencia en el Congreso?

Por Matthew Rozsa
Publicado 20 de junio de 2021 6:00 AM (EDT)

Los partidarios de Trump chocan con la policía y las fuerzas de seguridad cuando la gente intenta asaltar el Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero de 2021 en Washington, DC. Los manifestantes violaron la seguridad y entraron al Capitolio mientras el Congreso debatía la Certificación de Voto Electoral de las elecciones presidenciales de 2020. (Imágenes de Brent Stirton / Getty)

Comparte

Cuando se le pidió que reflexionara sobre los eventos del 6 de enero, no en su capacidad oficial como miembro del Congreso sino como testigo de la historia, el representante Eric Swalwell, demócrata de California, llamó a varios de sus colegas republicanos por su nombre.

"Miro a [la representante de Alabama Mo] Brooks y [la representante de Georgia Marjorie Taylor] Greene y [la representante de Colorado Lauren] Boebert y creo que si no hubieran estado dentro de la cámara ese día como miembros del Congreso, habrían estado fuera de la cámara ese día como parte de la turba ", dijo Swalwell a Salon.

El demócrata de California está demandando a Brooks por un discurso que pronunció el republicano de Alabama en un "Rally Save America" ​​antes de que los aspirantes a insurrectos irrumpieran en el Capitolio para anular la victoria del exvicepresidente Joe Biden sobre el entonces presidente Donald Trump en las elecciones de 2020. Brooks instó a los "patriotas estadounidenses" a "empezar a anotar nombres y patear traseros". Ahora presenta esta línea en los anuncios de su campaña para el Senado de los Estados Unidos.

Aunque Swalwell no discutió la demanda con Salon, dejó en claro que su disgusto por el 6 de enero no se debe únicamente al hecho de que se impidió al Congreso supervisar la transferencia pacífica del poder, que fue iniciada por el propio presidente George Washington.

Algunos de sus colegas legisladores incitaron activamente a los estadounidenses que estaban descontentos con el resultado de las elecciones. Greene y Boebert, por ejemplo, vincularon el día con la idea de una revolución cuando instaron a los simpatizantes de Trump a ver la manifestación del 6 de enero como un "momento de 1776".

Por lo tanto, Swalwell no solo fue testigo de lo que ahora llama "el día en que la democracia casi muere". Según su relato, también fue traicionado por sus propios colegas. Los miembros del Congreso, al parecer, también pueden ser pésimos compañeros de trabajo.

Quizás el único día en la historia del Congreso estadounidense que se acerca remotamente a reflejar la insurrección es el 22 de mayo de 1856. Nadie trató de revertir una elección - el Capitolio estaba realmente tranquilo ese día - pero aparentemente de la nada un hombre de 36 años Golpeó a un humanista de mediana edad desarmado casi hasta la muerte con un bastón de gutapercha grueso con cabeza de oro.

El agresor era el representante Preston Brooks de Carolina del Sur, quien estaba enojado por las críticas lanzadas por su víctima, el senador Charles Sumner de Massachusetts. En circunstancias normales, un asalto tan brutal a una víctima que no podía defenderse habría sido condenado universalmente.

Brooks, sin embargo, estaba a favor de la esclavitud y había atacado a Sumner en parte porque se oponía a la "institución peculiar" y sus partidarios. Como tal, Brooks fue considerado como un héroe en gran parte del sur por vengar el honor de la región. Después de enterarse de que se había roto el bastón mientras golpeaba con fuerza a Sumner mientras se acurrucaba sin poder hacer nada debajo de su escritorio (que estaba pegado al suelo), los simpatizantes enviaron cientos de bastones de repuesto a Brooks como obsequios. Algunas incluían inscripciones que lo instaban a agredir una vez más a Sumner, quien se vio obligado a tomar una larga ausencia del Congreso mientras recuperaba su salud.

La Guerra Civil estalló menos de cinco años después. Más de unos pocos historiadores han argumentado que la aceptación antes mencionada del derramamiento de sangre en el Congreso en 1856 ayudó a sentar las bases para que los estados pro esclavitud rechazaran los resultados de las elecciones presidenciales de 1860. Hasta 2020, esa fue la única elección nacional en la que el bando perdedor se negó rotundamente a aceptar el resultado que terminó en la Guerra Civil.

Para ser claros, la situación no es una analogía precisa con el 6 de enero. No había gran mentira sobre el robo de una elección legítima o sobre un demagogo fascista que había pasado años condicionando a sus partidarios a creer que solo podía perder una elección por robo. Sin embargo, hizo que el concepto de aceptar la violencia en los pasillos del poder de Estados Unidos fuera más aceptable para el público.

Se cruzó una línea y los bastones dotados simbolizaron groseramente la decisión de la derecha en esa época de no aceptar más la legitimidad política de la otra parte. Los extremistas y facilitadores de derecha que encubrieron el 6 de enero o validaron las falsas afirmaciones de Trump de que ganó las elecciones de 2020 están realizando el equivalente moderno de lo que hicieron esas fuerzas a favor de la esclavitud cuando enviaron bastones a Brooks en 1856.

Dicho esto, las similitudes entre los dos incidentes terminan ahí.

"The violent arrack on the Capitol that took place on Jan. 6 has no parallel in American history," Harvard Law professor Laurence Tribe told Salon by email.

After noting the Sumner attack, as well as other assaults and some duels that occurred in congressional history, Tribe described Jan. 6 as "an essentially cannibalistic and fratricidal act of sabotage." Because the insurrection attempt was directly inspired and fomented by an incumbent president who broke Washington's longstanding precedent by resisting the legal transfer of power, it amounted to a "violent and indeed literally deadly act of naked aggression by the executive branch against the legislative branch."

This casts the actions of the legislators who supported the Jan. 6 insurrectionists in any way in a very different light.

"The insurrection of Jan. 6 represented nothing less than an act of war against the United States of America and its Constitution by an organized mob, many of whose members and leaders were sworn to uphold and defend that Constitution but turned on it instead," Tribe added. "That was nothing less than treason, no less serious than the treason committed by the Confederacy. But not even the rebels who tried to destroy the Union succeeded in the symbolically unique act of marching the Confederate Flag through the Capitol. And not even the British sacking of the Capitol in 1812 represented an act of patricide by Americans against their own countrymen."

That said, some of the other stories of congressional violence are quite colorful. Legislators, like human beings everywhere, are prone to unflattering outbursts that go beyond the bounds of bombastic braying. However, on these occasions, the near-universal reaction was disapproval (albeit sometimes mixed with amusement). Aside from the hyper partisans that one finds in every political era, the legislators who engaged in violence in the past were usually perceived as having made embarrassing spectacles of themselves — or worse.

A handful of tales fairly represent the whole. Most are cartoonish moments, where contemporary accounts reveal a few bad apples turning the rest red from blushing. These were the petty duels like those between House members Jonathan Cilley of Maine and William Graves of Kentucky in 1838 or (almost) between Galusha Grow of Pennsylvania and Lawrence Branch of North Carolina in 1859. (That latter was broken up by sensible parties at the last second.)

We can also look back at Sen. Strom Thurmond of South Carolina, a former Dixiecrat candidate for president and arch-segregationist who was notoriously belligerent in his rhetoric and personal style. Thurmond mortified his colleagues, including many who shared his racist views, when he tried to physically wrestle with Sen. Ralph Yarborough, D-Texas, to stop a vote on a civil rights bill in 1964. (That same year, Thurmond switched from being a Democrat to a Republican because of his opposition to civil rights.)

Perhaps the most iconic story of congressional violence is that of the Griswold-Lyon brawl. On one side, you had Roger Griswold, a Federalist congressman from Connecticut, who in 1798 caned one of his colleagues (apparently caning is a big thing in Congress) after the two exchanged words (and, in his victim's case, expectorant) during a heated argument days earlier.

Though the victim defended himself with a pair of fire tongs, Griswold was the aggressor. His victim, Matthew Lyon, was a Democratic-Republican representative from Vermont who had incurred Griswold's wrath by speaking ill of the policies and character of President John Adams and his supporters.

At the time, Adams was imprisoning those who criticized him under new laws called the Alien and Sedition Acts, which smacked of Trumpism in their anti-free speech ideology. Indeed, Adams would send Lyons himself to the clink for writing anti-Adams editorials later that year. (He subsequently became the first and thus far only congressman elected from prison.)

Importantly, Griswold's attack on Lyon and Jan. 6 were fundamentally different because one was a violent attack by an individual while the other was a violent assault on democracy itself.

"I was on the floor and there are not many windows or vantage points outside the chamber," Swalwell recalled of that day. "I'll never forget the uncertainty and terror of knowing there was a violent mob seeking to stop us from doing what we were doing, who were chanting that they wanted to kill members of Congress and that they were armed in a variety of different ways."

When he heard that pipe bombs had been discovered, Swalwell texted his wife and told her to kiss their young children.

"It was traumatizing," Swalwell told Salon. "There was the duality of not just being a witness but of having a job to do and just being so angry that we had to leave."

Swalwell said he agreed with the thesis of this author's column from last week. Washington warned Americans in his Farewell Address (then a written statement later published for the public) that democracy could be destroyed by a demagogue manipulating partisanship. Now Congress faced the ultimate test when it came to opposing an anti-Washington. Swalwell remains haunted by the memory of fearing Congress might fail to do this — one of its most important jobs — in a moment of truth.

"I really hated leaving the floor," Swalwell said. "I didn't like being in retreat because it felt like we were surrendering. It took weeks before the guilt of leaving subsided."

And yet Congress did its job — at least those members who did not bolster the Trump movement's baseless claims of election fraud — and Swalwell still goes to work at the U.S. Capitol today.

Mateo Rozsa

Matthew Rozsa es redactor de Salon. Tiene una maestría en historia de la Universidad de Rutgers-Newark y es licenciado en derecho en su programa de doctorado en historia en la Universidad de Lehigh. Su trabajo ha aparecido en Mic, Quartz y MSNBC.


Yarbrough Family History & Genealogy

The Yarbrough family may have originally come from Denmark prior to the 9th century but has certainly been in England since the mid-ninth century AD. The family has a long and distinguished history in England and in North America. The surname Yarbrough may mean "an earthwork fortification" in both Old English and in Danish. For more about the history of the Yarbrough family, the meaning and origin of the surname Yarbrough, spelling variations of the surname Yarbrough, and famous members of the Yarbrough family, please read on.

Historia

Yarbroughs may have been in England as early as the mid-ninth century AD. It is likely that all Yarbroughs descend from a common Norse ancestor. The family is one of the earliest names recorded in Englsh heraldry, attesting to its place in British history. Members of the family are found in the both Lincolnshire and Yorkshire. The late Raymond Yarbrough researched the origins of the family name, and the nomograph summarizing his research is recommended reading for anyone who claims kinship to any of the several extended Yarbrough families.
The earliest known Yarboroughs in the New World was "Richard the Immigrant"ca 1642, but there is doubt as to his origins and place on the family tree. An English "cousin", Peter Yerburgh, believes he may have been the son of William Yo. of Saltfleetsby. Richard lived from 1615 until 1702, and his name appears in various legal documents of the time. However, the tracing of the lineages of the early arrivals is complicated by several of them traveling back and forth between the old and new worlds. Almost certainly he was from the Lincolnshire branch of the family, and he too is believed to have traveled between England and Virginia during his lifetime.
Other Yarboroughs soon followed, and evidence suggests that they were related, although the nature of the relationship is not always clear. One Yo., Ambrose, who at one time was believed to have been a half-generation after Richard's arrival, has since been shown to be a descendent of Richard. It is not at all clear who Richard's antecedents were. This is an active, on-going area of family research.
Although the early Yarbroughs first settled in Virginia, they soon began to go southwesterly, following the migration routes (rivers and Indian trails) into the Carolinas, across Georgia to Alabama, Mississippi and westward to California, Oregon and Washington. The late Senator Ralph Yarborough was pleased to remind one and all of a Yarbrough Peninsula in the northern polar region, a Yarbrough Bay in Central America, and a Mt. Yarbrough in Antarctica, indicating the venturesome nature of the family.
There appear to be several branches of the family, all intertwined. These branches followed the same migratory routes, all the while naming their children from what appears to be a common pool of Christian names e.g., Richard, Thomas, George, John, William, Nathan, Asa, Henry, and Rueben. It is not unusual for various generations to have more than one uncle, nephew, son and/or cousin sharing one of these names. The women also shared this trait, with frequent use of Mary, Martha, Margaret, Elizabeth, and Frances.
Adding to the confusion was custom of taking in children whose parents had died, whether they were kin or not. The census takers of the time simply noted the children as being those of the family being enumerated. In addition, there are several family myths, apparently shared by the several branches of the family, which are documented at Three Yarborough Myths, One pernicious bit of family lore is that Richard the Immigrant was married to Frances Proctor. This is not true, although there was a contemporaneous Richard Yarborough in England who married a Francis Proctor. Neither this Richard nor Francis ever left England.

The Yarbrough family may have originally come from Denmark prior to the 9th century but has certainly been in England since the mid-ninth century AD. The family has a long and distinguished history in England and in North America. The surname Yarbrough may mean "an earthwork fortification" in both Old English and in Danish. For more about the history of the Yarbrough family, the meaning and origin of the surname Yarbrough, spelling variations of the surname Yarbrough, and famous members of the Yarbrough family, please read on.

Name Origin

The original meaning2 may be from the Old English Eorpburg, which means an earthwork fortification, or from the Old Norse jardborg which means the same as the Old English except that it includes a river nearby. The Roman equivalent of the name of the same meaning has been corrupted to Arbury in other places.
Ref: "Origins of the Name Yarbrough", Raymond Benjamin Yarbrough,

Spellings & Pronunciations

There are almost 100 known spelling variations, viz.,
Garbrough, Jabary, Uarbry, Tarbrough, Tarborough, Yabre, Yarba,Yarbah, Yarbar,Yarbaro,Yarbarough, Yarbary,

Yarbath, Yarbaw, Yarbeory, Yarber, Yarberoth, Yarberough, Yarberrey, Yarberry, Yarbery, Yarbey. Yarbo,

Yarboarough, Yarbois, Yarbor, Yarborah, Yarborary, Yarboraugh, Yarborey, Yarborg, Yarboro, Yarborough,

Yarborow, Yarborro, Yarborrough, Yarborrow, Yarborugh, Yarbory, Yarbough, Yarbour, Yarboura, Yarbourah,

Yarbourgh, Yarbourou, Yarboury, Yarbouy, Yarbow,Yarbra, Yarbrah, Yarbraugh, Yarbraw, Yarbre, Yarbreay,

Yarbree, Yarbrey, Yarbrigh, Yarbro, Yarbrogh, Yarbroh, Yarbrou, Yarbrough, Yarbrouy, Yarbrow,Yarbrugh, Yarbry,

Yarburg, Yarburgh, Yarburough, Yarbury, Yaroborough, Yarobrough, Yarrowbough, Yartmigh, Yarytrighe,

Yearberry, Yearborough, Yearbrough, Yearbury, Yerberry, Yerborough, Yerbro, Yerbrough, Yerbrow, Yerburgh,

Yorboro, Yorborough, Yorbro, Yorbrough, Yurbrough, Zarboro, Zarborrough, Zarbrough

Nationality & Ethnicity

The family is believed to have originated in Denmark some time prior to the ninth century AD, and it appears to have migrated to England during that century. Both old English and old Norse have similar words for the family name, so that there is at least syntactical evidence of a relationship between the two countries. The British Yarbroughs settled in Linclonshire and Yorkshire. The earliest known New World immigrant was a Richard Yarborough of Lincolnshire, and he was soon followed by others of the family, although the relationships have yet to be determined. Although the name (Yarbrough, from Eorpburg) originated in Lincolnshire, England, there is evidence that its predecessor root is old Danish (Jardborg). There is a Roman equivalent of Arbury. Whether Saxon or Danish, the family was well established in England by the time WIlliam the Conqueror arrived.

Famous People named Yarbrough

Some notable Yarbrough family members nclude:

the late Senator Ralph Webster Yarborough (D-TX),
Cale Yarborough,
Lee Roy Yarbrough,
Lt. Gen. William E. Yarbrough,
J. Tinsley Yarbrough, and
Glenn Yarbrough, singer


Discover digitized items from our archival collections by browsing our Digital Collections!

The Austin History Center’s mission is to procure, preserve, present and provide the historical records that make up Austin’s unique story.

As the local history division of the Austin Public Library, the Austin History Center provides the public with information about the history, current events, and activities of Austin and Travis County. We collect and preserve information about local governments, businesses, residents, institutions, and neighborhoods so that generations to come will have access to our history.

Use these Digital Collections to conduct directed research or just browse if you can’t make it down to our Reading Room. This website hosts only a selection of photographs from our collections. For information on doing in-person research at the Austin History Center or virtually viewing other materials, please visit our primary website.

Featured photo from the Lisa Davis Photograph Collection, AR-2010-022-05-07-017


Ver el vídeo: Ραλφ η επομενη πισταΜΕΤΑΓΛΩΤΙΣΜΕΝΟ part 1 (Mayo 2022).