Podcasts de historia

Nominado demócrata de Obama - Historia

Nominado demócrata de Obama - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El senador Barak Obama consiguió la nominación demócrata a la presidencia el 3 de junio de 2008. Se convirtió así en el primer afroamericano en convertirse en un candidato presidencial de un partido importante.

Barack Obama nació el 4 de agosto de 1961 en Honolulu, Hawaii. Asistió a Columbia College y luego a la Facultad de Derecho de Harvard. Enseñó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chicago durante doce años, enseñando derecho constitucional. Obama fue elegido para el Senado de Illinois en 1996. En 2000, perdió una carrera primaria demócrata para la Cámara de Representantes de Estados Unidos ante el titular de cuatro mandatos Bobby Rush por un margen de dos a uno. Obama anunció su candidatura al Senado de los Estados Unidos en enero de 2003. En las elecciones primarias de marzo de 2004, Obama ganó de forma aplastante inesperada.En julio de 2004, el oponente esperado de Obama en las elecciones generales, el ganador de las primarias republicanas, Jack Ryan, se retiró de la contienda y Obama continuó para obtener una victoria fácil. Obama pronunció el discurso de apertura en la Convención Nacional Demócrata de 2004 visto por 9.1 millones de espectadores. Su discurso electrificó la convención y de repente lo empujó al escenario nacional. En 2007, después de servir en el Senado durante dos años, Obama decidió buscar la nominación demócrata para la presidencia en 2008.

Obama comenzó su campaña como un candidato a largo plazo, con la senadora Hilary Clinton, la presunta nominada. Eso terminó en la primera contienda cuando el senador Obama ganó el caucus de Iowa. La senadora Clinton se recuperó con una victoria en New Hampshire. Siguió una larga campaña en la que Obama ganó más delegados y estados, pero Clinton ganó la mayoría de los estados más grandes. La campaña de Obama recaudó sumas de dinero mucho más significativas que la campaña de Clinton e inicialmente tuvo mucho éxito en difundir su mensaje de cambio. Después de una serie de victorias que siguieron al Súper Martes, Obama parecía imparable. Clinton ganó la mayoría de las contiendas posteriores, pero no pudo superar el liderazgo de Obama en delegados. El 3 de junio, Obama se convirtió en el presunto nominado y, por lo tanto, en el primer candidato afroamericano de un partido importante a la presidencia.


Barack Obama hace historia como primer candidato afroamericano de un partido político importante

Obama hace historia como el primer afroamericano en liderar un partido importante.

28 de agosto de 2008 y n.o 151 - Comentarios completos preparados para la entrega y proporcionados por la campaña del senador Barack Obama cuando acepta la nominación presidencial demócrata de 2008 el 28 de agosto de 2008 en Invesco Field en Denver, Colorado.

Al presidente Dean y a mi gran amigo Dick Durbin y a todos mis conciudadanos de esta gran nación.

Con profunda gratitud y gran humildad, acepto su nominación para la presidencia de los Estados Unidos.

Permítanme expresar mi agradecimiento a la lista histórica de candidatos que me acompañaron en este viaje, y especialmente al que viajó más lejos: un campeón para los trabajadores estadounidenses y una inspiración para mis hijas y la suya: Hillary Rodham Clinton. Al presidente Clinton, quien anoche propuso un cambio, ya que solo él puede hacerlo, a Ted Kennedy, que encarna el espíritu de servicio, y al próximo vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden, les agradezco. Estoy agradecido de terminar este viaje con uno de los mejores estadistas de nuestro tiempo, un hombre a gusto con todos, desde los líderes mundiales hasta los conductores del tren Amtrak que todavía se lleva a casa todas las noches.

Para el amor de mi vida, nuestra próxima Primera Dama, Michelle Obama, y ​​para Sasha y Malia: los amo mucho y estoy muy orgulloso de todos ustedes.

Hace cuatro años, me paré ante ustedes y les conté mi historia: de la breve unión entre un joven de Kenia y una joven de Kansas que no eran ricos ni conocidos, pero compartían la creencia de que en Estados Unidos, su hijo podría lograr cualquier cosa que se proponga.

Es esa promesa la que siempre ha distinguido a este país: que a través del trabajo arduo y el sacrificio, cada uno de nosotros puede perseguir nuestros sueños individuales pero aun así unirnos como una familia estadounidense, para garantizar que la próxima generación también pueda perseguir sus sueños.

Por eso estoy aquí esta noche. Porque durante doscientos treinta y dos años, en cada momento en que esa promesa estaba en peligro, hombres y mujeres comunes y corrientes (estudiantes y soldados, granjeros y maestros, enfermeras y conserjes) encontraron el valor para mantenerla viva.

Nos reunimos en uno de esos momentos decisivos: un momento en el que nuestra nación está en guerra, nuestra economía está en crisis y la promesa estadounidense se ha visto amenazada una vez más.

Esta noche, más estadounidenses están sin trabajo y más están trabajando más duro por menos. Muchos de ustedes han perdido sus casas y aún más están viendo caer en picado el valor de sus casas. Muchos de ustedes tienen automóviles que no pueden permitirse conducir, facturas de tarjetas de crédito que no pueden pagar y matrículas que están fuera de su alcance.

Estos desafíos no son responsabilidad exclusiva del gobierno. Pero la falta de respuesta es el resultado directo de una política rota en Washington y las políticas fallidas de George W. Bush.

América, somos mejores que estos últimos ocho años. Somos un país mejor que este.

Este país es más decente que uno en el que una mujer de Ohio, al borde de la jubilación, se encuentra a una enfermedad de la catástrofe tras una vida de arduo trabajo.

Este país es más generoso que uno en el que un hombre en Indiana tiene que empacar el equipo en el que ha trabajado durante veinte años y ver cómo se envía a China, y luego se ahoga cuando explica cómo se sintió como un fracasado cuando regresó a casa. contarle a su familia la noticia.

Somos más compasivos que un gobierno que permite que los veteranos duerman en nuestras calles y que las familias caigan en la pobreza que se sienta en sus manos mientras una gran ciudad estadounidense se ahoga ante nuestros ojos.

Esta noche, les digo al pueblo estadounidense, a los demócratas, republicanos e independientes en esta gran tierra, ¡basta! Este momento, esta elección, es nuestra oportunidad de mantener viva, en el siglo XXI, la promesa estadounidense. Porque la semana que viene, en Minnesota, el mismo partido que le trajo dos mandatos de George Bush y Dick Cheney le pedirá a este país un tercero. Y estamos aquí porque amamos demasiado a este país como para permitir que los próximos cuatro años se parezcan a los últimos ocho. El 4 de noviembre debemos ponernos de pie y decir: "Con ocho es suficiente".

Ahora que no quede ninguna duda. El candidato republicano, John McCain, ha lucido el uniforme de nuestro país con valentía y distinción, y por eso le debemos nuestra gratitud y respeto. Y la semana que viene, también escucharemos sobre esas ocasiones en las que rompió con su partido como evidencia de que puede lograr el cambio que necesitamos.

Pero el récord es claro: John McCain ha votado con George Bush el noventa por ciento de las veces. Al senador McCain le gusta hablar de juicio, pero en realidad, ¿qué dice acerca de su juicio cuando cree que George Bush ha tenido razón más del noventa por ciento de las veces? No sé ustedes, pero no estoy dispuesto a correr un diez por ciento de posibilidades de cambio.

La verdad es que, en un tema tras otro que marcaría una diferencia en sus vidas, en el cuidado de la salud, la educación y la economía, el Senador McCain ha sido todo menos independiente. Dijo que nuestra economía ha hecho "grandes avances" bajo este presidente. Dijo que los fundamentos de la economía son sólidos. Y cuando uno de sus principales asesores, el hombre que redactó su plan económico, estaba hablando de la ansiedad que sienten los estadounidenses, dijo que simplemente estábamos sufriendo una "recesión mental" y que nos hemos convertido, y cito, "una nación de llorones".

¿Una nación de llorones? Dígale eso a los orgullosos trabajadores automotrices de una planta de Michigan que, después de enterarse de que estaba cerrando, siguieron apareciendo todos los días y trabajando tan duro como siempre, porque sabían que había gente que contaba con los frenos que fabricaban. Dígale eso a las familias militares que asumen sus cargas en silencio mientras ven a sus seres queridos partir para su tercer, cuarto o quinto período de servicio. Estos no son llorones. Trabajan duro y retribuyen y siguen adelante sin quejarse. Estos son los estadounidenses que conozco.

Ahora, no creo que al senador McCain no le importe lo que está sucediendo en la vida de los estadounidenses. Creo que no lo sabe. ¿Por qué otra razón definiría a la clase media como alguien que gana menos de cinco millones de dólares al año? ¿De qué otra manera podría proponer cientos de miles de millones en exenciones fiscales para las grandes corporaciones y compañías petroleras, pero ni un centavo de desgravación fiscal a más de cien millones de estadounidenses? ¿De qué otra manera podría ofrecer un plan de atención médica que realmente gravara los beneficios de las personas, o un plan educativo que no ayudaría a las familias a pagar la universidad, o un plan que privatizaría el Seguro Social y jugaría su jubilación?

No es porque a John McCain no le importe. Es porque John McCain no lo entiende.

Durante más de dos décadas, ha suscrito esa vieja y desacreditada filosofía republicana: dar más y más a los que tienen más y esperar que la prosperidad llegue a todos los demás. En Washington, lo llaman la Sociedad de Propiedad, pero lo que realmente significa es que estás solo. ¿Sin trabajo? Mala suerte. ¿Sin atención médica? El mercado lo arreglará. ¿Nacido en la pobreza? Levántese por sus propios medios, incluso si no tiene botas. Estás sólo en esto.

Bueno, es hora de que reconozcan su fracaso. Es hora de que cambiemos Estados Unidos.

Verá, los demócratas tenemos una medida muy diferente de lo que constituye el progreso en este país.

Medimos el progreso en función de la cantidad de personas que pueden encontrar un trabajo que pague la hipoteca, si puede ahorrar un poco de dinero extra al final de cada mes para que algún día pueda ver a su hijo recibir su diploma universitario. Medimos el progreso en los 23 millones de nuevos empleos que se crearon cuando Bill Clinton fue presidente, cuando la familia estadounidense promedio vio que sus ingresos aumentaban $ 7,500 en lugar de bajar $ 2,000 como lo hizo con George Bush.

Medimos la fuerza de nuestra economía no por la cantidad de multimillonarios que tenemos o las ganancias de Fortune 500, sino por si alguien con una buena idea puede arriesgarse y comenzar un nuevo negocio, o si la mesera que vive de propinas puede hacerlo. Tómese un día libre para cuidar a una niña enferma sin perder su trabajo: una economía que honra la dignidad del trabajo.

Los fundamentos que utilizamos para medir la fortaleza económica son si estamos cumpliendo con esa promesa fundamental que ha hecho grande a este país, una promesa que es la única razón por la que estoy aquí esta noche.

Porque en los rostros de esos jóvenes veteranos que regresan de Irak y Afganistán, veo a mi abuelo, que se inscribió después de Pearl Harbor, marchó en el Ejército de Patton y fue recompensado por una nación agradecida con la oportunidad de ir a la universidad en el GI. Factura.

En la cara de esa joven estudiante que duerme solo tres horas antes de trabajar en el turno de noche, pienso en mi mamá, quien nos crió sola a mi hermana y a mí mientras trabajaba y obtenía su título, que una vez recurrió a los cupones de alimentos pero aún podía. para enviarnos a las mejores escuelas del país con la ayuda de préstamos estudiantiles y becas.

Cuando escucho a otro trabajador decirme que su fábrica ha cerrado, recuerdo a todos esos hombres y mujeres en el lado sur de Chicago a quienes apoyé y luché hace dos décadas después del cierre de la planta de acero local.

Y cuando escucho a una mujer hablar sobre las dificultades de comenzar su propio negocio, pienso en mi abuela, quien se abrió camino desde el grupo de secretaria hasta la gerencia media, a pesar de años de haber sido ignorada por ascensos porque era una mujer. Ella es quien me enseñó sobre el trabajo duro. Ella es la que pospuso la compra de un auto nuevo o un vestido nuevo para ella para que yo pudiera tener una vida mejor. Ella vertió todo lo que tenía en mí. Y aunque ya no puede viajar, sé que está mirando esta noche, y que esta noche también es su noche.

No sé qué tipo de vida piensa John McCain que llevan las celebridades, pero esta ha sido la mía. Estos son mis héroes. Las suyas son las historias que me moldearon. Y es en su nombre que tengo la intención de ganar estas elecciones y mantener viva nuestra promesa como Presidente de los Estados Unidos.

Es una promesa que dice que cada uno de nosotros tiene la libertad de hacer de nuestra propia vida lo que queramos, pero que también tenemos la obligación de tratarnos con dignidad y respeto.

Es una promesa que dice que el mercado debería recompensar el impulso y la innovación y generar crecimiento, pero que las empresas deberían estar a la altura de sus responsabilidades de crear empleos estadounidenses, cuidar de los trabajadores estadounidenses y respetar las reglas del camino.

La nuestra es una promesa que dice que el gobierno no puede resolver todos nuestros problemas, pero lo que debería hacer es lo que no podemos hacer por nosotros mismos: protegernos de daños y brindar a cada niño una educación decente mantener nuestra agua limpia y nuestros juguetes seguros invertir en nuevas escuelas y nuevas carreteras y nueva ciencia y tecnología.

Nuestro gobierno debería trabajar para nosotros, no contra nosotros. Debería ayudarnos, no dañarnos. Debería garantizar oportunidades no solo para quienes tienen más dinero e influencia, sino para todos los estadounidenses que estén dispuestos a trabajar.

Esa es la promesa de Estados Unidos: la idea de que somos responsables de nosotros mismos, pero que también subimos o bajamos como una nación, la creencia fundamental de que soy el guardián de mi hermano, soy el guardián de mi hermana.

Esa es la promesa que debemos cumplir. Ese es el cambio que necesitamos ahora mismo. Permítanme explicar exactamente qué significaría ese cambio si fuera presidente.

El cambio significa un código tributario que no recompensa a los cabilderos que lo redactaron, sino a los trabajadores estadounidenses y las pequeñas empresas que lo merecen.

A diferencia de John McCain, dejaré de otorgar exenciones fiscales a las corporaciones que envían trabajos al extranjero y comenzaré a otorgarlas a empresas que creen buenos empleos aquí mismo en Estados Unidos.

Eliminaré los impuestos sobre las ganancias de capital para las pequeñas empresas y las nuevas empresas que crearán los empleos de alta tecnología y salarios altos del mañana.

Recortaré impuestos, recortaré impuestos, para el 95% de todas las familias trabajadoras. Porque en una economía como esta, lo último que deberíamos hacer es subir los impuestos a la clase media.

Y por el bien de nuestra economía, nuestra seguridad y el futuro de nuestro planeta, estableceré un objetivo claro como presidente: en diez años, finalmente acabaremos con nuestra dependencia del petróleo de Oriente Medio.

Washington ha estado hablando de nuestra adicción al petróleo durante los últimos treinta años, y John McCain ha estado allí durante veintiséis de ellos. En ese tiempo, dijo no a los estándares más altos de eficiencia de combustible para los automóviles, no a las inversiones en energía renovable, no a los combustibles renovables. Y hoy, importamos el triple de petróleo que el día en que el senador McCain asumió el cargo.

Ahora es el momento de poner fin a esta adicción y de comprender que la perforación es una medida provisional, no una solución a largo plazo. Ni siquiera cerca.

Como presidente, aprovecharé nuestras reservas de gas natural, invertiré en tecnología de carbón limpio y encontraré formas de aprovechar la energía nuclear de manera segura. Ayudaré a nuestras compañías automotrices a reacondicionarse, para que los autos eficientes en combustible del futuro se fabriquen aquí mismo en Estados Unidos. Haré que sea más fácil para el pueblo estadounidense pagar estos autos nuevos. E invertiré 150 mil millones de dólares durante la próxima década en fuentes de energía renovables y asequibles: energía eólica y solar y la próxima generación de biocombustibles, una inversión que conducirá a nuevas industrias y cinco millones de nuevos empleos que pagan bien y pueden ' Nunca se subcontratará.

América, ahora no es el momento para pequeños planes.

Ahora es el momento de finalmente cumplir con nuestra obligación moral de brindar a cada niño una educación de clase mundial, porque no se necesitará menos para competir en la economía global. Michelle y yo solo estamos aquí esta noche porque nos dieron la oportunidad de estudiar. Y no me conformaré con un Estados Unidos donde algunos niños no tengan esa oportunidad. Invertiré en educación infantil. Reclutaré un ejército de nuevos maestros, les pagaré salarios más altos y les daré más apoyo. Y a cambio, pediré estándares más altos y más responsabilidad. Y mantendremos nuestra promesa a todos los jóvenes estadounidenses: si se compromete a servir a su comunidad o su país, nos aseguraremos de que pueda pagar una educación universitaria.

Ahora es el momento de cumplir finalmente la promesa de una atención médica asequible y accesible para todos los estadounidenses. Si tiene atención médica, mi plan reducirá sus primas. Si no lo hace, podrá obtener el mismo tipo de cobertura que los miembros del Congreso se dan a sí mismos. Y como alguien que vio a mi madre discutir con las compañías de seguros mientras ella yacía en la cama muriendo de cáncer, me aseguraré de que esas compañías dejen de discriminar a los que están enfermos y necesitan más atención.

Ahora es el momento de ayudar a las familias con días pagados por enfermedad y mejores licencias familiares, porque nadie en Estados Unidos debería tener que elegir entre mantener sus trabajos y cuidar a un niño enfermo o un padre enfermo.

Ahora es el momento de cambiar nuestras leyes de quiebras, para que sus pensiones estén protegidas antes que las bonificaciones de los directores ejecutivos y el momento de proteger el Seguro Social para las generaciones futuras.

Y ahora es el momento de mantener la promesa de igual salario por el mismo día de trabajo, porque quiero que mis hijas tengan exactamente las mismas oportunidades que sus hijos.

Ahora, muchos de estos planes costarán dinero, por lo que expuse cómo pagaré cada centavo, cerrando las lagunas corporativas y los paraísos fiscales que no ayudan a Estados Unidos a crecer. Pero también revisaré el presupuesto federal, línea por línea, eliminando los programas que ya no funcionan y haciendo que los que necesitamos funcionen mejor y cuesten menos, porque no podemos enfrentar los desafíos del siglo XXI con una burocracia del siglo XX.

Y los demócratas, también debemos admitir que cumplir la promesa de Estados Unidos requerirá más que solo dinero. Se requerirá un renovado sentido de responsabilidad de cada uno de nosotros para recuperar lo que John F. Kennedy llamó nuestra "fuerza intelectual y moral". Sí, el gobierno debe liderar la independencia energética, pero cada uno de nosotros debe hacer su parte para que nuestros hogares y negocios sean más eficientes. Sí, debemos proporcionar más escaleras para el éxito de los jóvenes que caen en una vida de delincuencia y desesperación. Pero también debemos admitir que los programas por sí solos no pueden reemplazar a los padres, que el gobierno no puede apagar la televisión y hacer que un niño haga sus deberes, que los padres deben asumir una mayor responsabilidad de brindar el amor y la orientación que sus hijos necesitan.

Responsabilidad individual y responsabilidad mutua: esa es la esencia de la promesa de Estados Unidos.

Y así como mantenemos nuestra promesa a la próxima generación aquí en casa, también debemos mantener la promesa de Estados Unidos en el exterior.Si John McCain quiere tener un debate sobre quién tiene el temperamento y el juicio para servir como el próximo Comandante en Jefe, ese es un debate que estoy listo para tener.

Porque mientras el senador McCain estaba volviendo su mirada hacia Irak pocos días después del 11 de septiembre, me levanté y me opuse a esta guerra, sabiendo que nos distraería de las amenazas reales que enfrentamos. Cuando John McCain dijo que podíamos "salir adelante" en Afganistán, reclamé más recursos y más tropas para terminar la lucha contra los terroristas que realmente nos atacaron el 11 de septiembre, y dejé en claro que debemos eliminar a Osama bin Laden y sus lugartenientes si los tenemos en la mira. A John McCain le gusta decir que seguirá a Bin Laden hasta las Puertas del Infierno, pero ni siquiera irá a la cueva donde vive.

Y hoy, cuando el gobierno iraquí e incluso la Administración Bush se han hecho eco de mi llamado a un marco de tiempo para retirar nuestras tropas de Irak, incluso después de que supimos que Irak tiene un superávit de $ 79 mil millones mientras nosotros nos hundimos en el déficit, John McCain se encuentra solo en su obstinada negativa a poner fin a una guerra equivocada.

Ese no es el juicio que necesitamos. Eso no mantendrá a Estados Unidos a salvo. Necesitamos un presidente que pueda enfrentar las amenazas del futuro, no seguir aferrándose a las ideas del pasado.

No se derrota a una red terrorista que opera en ochenta países ocupando Irak. No se protege a Israel y se disuade a Irán simplemente hablando duro en Washington. Realmente no puedes defender a Georgia cuando has tensado nuestras alianzas más antiguas. Si John McCain quiere seguir a George Bush con un discurso más duro y una mala estrategia, esa es su elección, pero no es el cambio que necesitamos.

Somos el partido de Roosevelt. Somos el partido de Kennedy. Así que no me digas que los demócratas no defenderán este país. No me digas que los demócratas no nos mantendrán a salvo. La política exterior de Bush-McCain ha desperdiciado el legado que generaciones de estadounidenses, demócratas y republicanos, han construido, y estamos aquí para restaurar ese legado.

Como Comandante en Jefe, nunca dudaré en defender a esta nación, pero solo enviaré a nuestras tropas al peligro con una misión clara y un compromiso sagrado de darles el equipo que necesitan en la batalla y el cuidado y los beneficios que merecen. cuando lleguen a casa.

Terminaré esta guerra en Irak de manera responsable y terminaré la lucha contra Al Qaeda y los talibanes en Afganistán. Reconstruiré nuestro ejército para enfrentar conflictos futuros. Pero también renovaré la diplomacia dura y directa que puede evitar que Irán obtenga armas nucleares y frenar la agresión rusa. Construiré nuevas asociaciones para derrotar las amenazas del siglo XXI: terrorismo y proliferación nuclear, pobreza y genocidio, cambio climático y enfermedades. Y restauraré nuestra posición moral, para que Estados Unidos sea una vez más la última y mejor esperanza para todos los que están llamados a la causa de la libertad, que anhelan una vida de paz y que anhelan un futuro mejor.

Estas son las políticas que seguiré. Y en las próximas semanas, espero poder debatirlos con John McCain.

Pero lo que no haré es sugerir que el senador tome sus posiciones con fines políticos. Porque una de las cosas que tenemos que cambiar en nuestra política es la idea de que la gente no puede estar en desacuerdo sin desafiar el carácter y el patriotismo de los demás.

Los tiempos son demasiado serios, lo que está en juego es demasiado alto para este mismo libro de jugadas partidista. Entonces, convengamos en que el patriotismo no tiene partido. Amo este país, y tú también, y también John McCain. Los hombres y mujeres que sirven en nuestros campos de batalla pueden ser demócratas, republicanos e independientes, pero han luchado juntos y se han desangrado juntos y algunos han muerto juntos bajo la misma bandera orgullosa. No han servido a una América roja ni a una América azul; han servido a los Estados Unidos de América.

Así que tengo noticias para ti, John McCain. Todos ponemos a nuestro país en primer lugar.

América, nuestro trabajo no será fácil. Los desafíos que enfrentamos requieren decisiones difíciles, y tanto los demócratas como los republicanos deberán deshacerse de las ideas y políticas gastadas del pasado. Parte de lo que se ha perdido en los últimos ocho años no puede medirse simplemente por la pérdida de salarios o por mayores déficits comerciales. Lo que también se ha perdido es nuestro sentido de propósito común, nuestro sentido de propósito superior. Y eso es lo que tenemos que restaurar.

Puede que no estemos de acuerdo con el aborto, pero seguro que podemos estar de acuerdo en reducir el número de embarazos no deseados en este país. La realidad de la posesión de armas puede ser diferente para los cazadores en las zonas rurales de Ohio que para los afectados por la violencia de las pandillas en Cleveland, pero no me digan que no podemos defender la Segunda Enmienda mientras mantenemos los AK-47 fuera del alcance de los delincuentes. Sé que hay diferencias sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero seguramente podemos estar de acuerdo en que nuestros hermanos y hermanas gays y lesbianas merecen visitar a la persona que aman en el hospital y vivir una vida libre de discriminación. La pasión vuela por la inmigración, pero no conozco a nadie que se beneficie cuando una madre es separada de su bebé o un empleador rebaja los salarios estadounidenses al contratar trabajadores ilegales. Esto también es parte de la promesa de Estados Unidos: la promesa de una democracia en la que podamos encontrar la fuerza y ​​la gracia para salvar las divisiones y unirnos en un esfuerzo común.

Sé que hay quienes descartan tales creencias como conversaciones felices. Afirman que nuestra insistencia en algo más grande, más firme y más honesto en nuestra vida pública es solo un caballo de Troya para impuestos más altos y el abandono de los valores tradicionales. Y eso es de esperar. Porque si no tienes ideas frescas, entonces usas tácticas obsoletas para asustar a los votantes. Si no tienes un récord para correr, entonces pintas a tu oponente como alguien de quien la gente debería huir.

Haces una gran elección sobre pequeñas cosas.

Y sabes qué, ha funcionado antes. Porque alimenta el cinismo que todos tenemos sobre el gobierno. Cuando Washington no funciona, todas sus promesas parecen vacías. Si sus esperanzas se han desvanecido una y otra vez, entonces es mejor dejar de tener esperanzas y conformarse con lo que ya sabe.

Lo entiendo. Me doy cuenta de que no soy el candidato más probable para este cargo. No encajo con el pedigrí típico y no he pasado mi carrera en los pasillos de Washington.

Pero me presento ante ustedes esta noche porque en todo Estados Unidos algo se está moviendo. Lo que los detractores no entienden es que esta elección nunca ha sido sobre mí. Ha sido sobre ti.

Durante dieciocho largos meses, se ha levantado, uno por uno, y ha dicho suficiente a la política del pasado. Entiende que en esta elección, el mayor riesgo que podemos correr es intentar la misma política de siempre con los mismos jugadores de siempre y esperar un resultado diferente. Ha demostrado lo que nos enseña la historia: que en momentos decisivos como este, el cambio que necesitamos no proviene de Washington. El cambio llega a Washington. El cambio ocurre porque el pueblo estadounidense lo exige, porque se levanta e insiste en nuevas ideas y un nuevo liderazgo, una nueva política para un nuevo tiempo.

América, este es uno de esos momentos.

Creo que, por más difícil que sea, el cambio que necesitamos está llegando. Porque lo he visto. Porque lo he vivido. Lo he visto en Illinois, cuando brindamos atención médica a más niños y trasladamos a más familias de la asistencia social al trabajo. Lo he visto en Washington, cuando trabajamos a través de las líneas partidarias para abrir el gobierno y hacer que los cabilderos sean más responsables, para brindar una mejor atención a nuestros veteranos y mantener las armas nucleares fuera del alcance de los terroristas.

Y lo he visto en esta campaña. En los jóvenes que votaron por primera vez, y en los que se volvieron a involucrar después de mucho tiempo. En los republicanos que nunca pensaron que obtendrían una boleta demócrata, pero lo hicieron. Lo he visto en los trabajadores que prefieren recortar sus horas al día antes que ver a sus amigos perder sus trabajos, en los soldados que se reincorporan después de perder una extremidad, en los buenos vecinos que acogen a un extraño cuando azota un huracán. y las aguas crecen.

Este país nuestro tiene más riqueza que cualquier otra nación, pero eso no es lo que nos hace ricos. Tenemos el ejército más poderoso de la Tierra, pero eso no es lo que nos hace fuertes. Nuestras universidades y nuestra cultura son la envidia del mundo, pero eso no es lo que hace que el mundo llegue a nuestras costas.

En cambio, es ese espíritu estadounidense, esa promesa estadounidense, lo que nos empuja hacia adelante, incluso cuando el camino es incierto, lo que nos une a pesar de nuestras diferencias, lo que nos hace fijar nuestra mirada no en lo que se ve, sino en lo que no se ve, así de mejor. colocar alrededor de la curva.

Esa promesa es nuestra mayor herencia. Es una promesa que les hago a mis hijas cuando las arropo por la noche, y una promesa que tú le haces a la tuya, una promesa que ha llevado a los inmigrantes a cruzar océanos y a los pioneros a viajar hacia el oeste, una promesa que llevó a los trabajadores a los piquetes y a las mujeres. para alcanzar la boleta.

Y es esa promesa la que hoy hace cuarenta y cinco años, hizo que los estadounidenses de todos los rincones de esta tierra se reunieran en un centro comercial en Washington, ante el Lincoln's Memorial, y escucharan a un joven predicador de Georgia hablar de su sueño.

Los hombres y mujeres que se reunieron allí pudieron haber escuchado muchas cosas. Podrían haber escuchado palabras de ira y discordia. Se les podría haber dicho que sucumbieran al miedo y la frustración de tantos sueños aplazados.

Pero lo que la gente escuchó en cambio, personas de todos los credos y colores, de todos los ámbitos de la vida, es que en Estados Unidos, nuestro destino está indisolublemente ligado. Que juntos, nuestros sueños pueden ser uno.

"No podemos caminar solos", gritó el predicador. "Y mientras caminamos, debemos hacer la promesa de que siempre marcharemos adelante. No podemos dar marcha atrás".

América, no podemos dar marcha atrás. No con tanto trabajo por hacer. No con tantos niños que educar y tantos veteranos que cuidar. No con una economía que arreglar, ciudades que reconstruir y granjas que ahorrar. No con tantas familias que proteger y tantas vidas que reparar. América, no podemos dar marcha atrás. No podemos caminar solos. En este momento, en esta elección, debemos comprometernos una vez más a marchar hacia el futuro. Mantengamos esa promesa, esa promesa estadounidense, y en las palabras de las Escrituras aferrémonos firmemente, sin vacilar, a la esperanza que confesamos.


Obama hace historia como candidato demócrata

DENVER, Colorado (CNN) - En una noche histórica en la política estadounidense, Barack Obama aseguró la nominación presidencial del Partido Demócrata y emergió por primera vez en el escenario en Denver con su compañero de fórmula, el senador Joe Biden.

Barack Obama, a la derecha, y Joe Biden electrizaron a los fieles demócratas en Denver.

Obama se convirtió oficialmente el miércoles en el primer afroamericano en liderar una lista de partidos importantes.

Los delegados lloraron y aplaudieron cuando la ex-rival Senadora Hillary Clinton hizo una moción para acortar la votación nominal, diciendo "Declaremos juntos con una sola voz aquí, ahora mismo, que Barack Obama es nuestro candidato y él será nuestro presidente".

En discursos ante los fieles demócratas, Biden y el ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, atacaron repetidamente las políticas internas y externas del republicano George W. Bush. Ambos criticaron las políticas del presunto candidato presidencial republicano John McCain por mantener las políticas de Bush.

John McCain es mi amigo. Hemos viajado por el mundo juntos. Es una amistad que va más allá de la política, y el valor personal y el heroísmo demostrado por John todavía me asombra '', dijo Biden.

"Pero estoy profundamente en desacuerdo con la dirección que John quiere tomar en este país desde Afganistán a Irak, de Amtrak a los veteranos".

Citando el surgimiento de Rusia, China e India como grandes potencias, la propagación de armas letales y los desafíos del cambio climático y el fundamentalismo, Biden culpó a la administración Bush de lo que llamó "las consecuencias de esta negligencia".

"Con Rusia desafiando la libertad misma de un nuevo país democrático de Georgia, Barack y yo pondremos fin a esa negligencia", dijo Biden. "Haremos responsable a Rusia de sus acciones y ayudaremos a Georgia a reconstruir"

Biden luego atacó el juicio de McCain sobre Afganistán, diciendo que el senador de Arizona había declarado Afganistán un éxito hace tres años.

Citó el llamado de Obama hace un año para "dos batallones de combate más a Afganistán", diciendo que el presidente del Estado Mayor Conjunto había compartido una opinión similar para más tropas.

"John McCain estaba equivocado y Barack Obama tenía razón", repitió. Mira a Biden comparar a los dos candidatos y raquo

Biden también destacó las diferencias entre los dos candidatos sobre Irán y dijo que diferían con respecto al diálogo y la diplomacia.

No te pierdas

Al aludir a la participación de Estados Unidos en las conversaciones nucleares con Irán el mes pasado, Biden dijo: "Después de siete años de negación, incluso la administración Bush reconoce que deberíamos hablar con Irán, porque esa es la mejor manera de garantizar nuestra seguridad".

"Una y otra vez, John McCain se ha equivocado y Barack Obama tiene razón".

De manera similar, en Irak, dijo Biden, "¿Deberíamos confiar en el juicio de John McCain cuando dice que no podemos tener plazos para retirar nuestras tropas en Irak". ¿O deberíamos escuchar a Barack Obama que dice trasladar la responsabilidad a los iraquíes y fijar un tiempo para llevar a casa a nuestras tropas de combate?

Biden luego señaló que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y el primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, estaban en conversaciones sobre una fecha límite de retiro.

Se cree que Biden, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos y senador de Delaware por seis mandatos, fue elegido para la candidatura presidencial demócrata en función de sus credenciales en política exterior. Mira a Biden aceptar la nominación & raquo

Pronunció el último discurso en la tercera noche de la convención, que llevó el tema "Asegurar el futuro de Estados Unidos". Obama se unió a él en el escenario al final del discurso, marcando su primera aparición en la convención. Ver un análisis del día 3 y raquo

Más temprano en la noche, el ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, dijo que Obama estaba `` listo para ser presidente '' e instó a los partidarios de su esposa a votar por el candidato presidencial demócrata recién ungido. iReport.com: comparta su reacción a los discursos de la convención

"Barack Obama está listo para liderar a Estados Unidos y restaurar el liderazgo estadounidense en el mundo", dijo Clinton a los delegados en la Convención Nacional Demócrata.

Al igual que los republicanos, los Clinton habían criticado la falta de experiencia en política exterior de Obama cuando la senadora Hillary Clinton se postuló contra Obama en la campaña de las primarias.

Pero el miércoles, el ex presidente dijo que Obama era "adecuado para este trabajo". Mire a Clinton decir que apoya a Obama.

Clinton también atacó a la administración Bush por lo que muchos oradores han dicho que son políticas fallidas en el país y en el extranjero.

"Claramente, el trabajo del próximo presidente es reconstruir el sueño americano y restaurar el liderazgo estadounidense en el mundo", dijo Clinton. "Todo lo que aprendí en mis ocho años como presidente, y en el trabajo que he hecho desde entonces en Estados Unidos y en todo el mundo, me ha convencido de que Barack Obama es el hombre para este trabajo". Vea a Clinton hablar sobre las habilidades diplomáticas de Obama.

La senadora Hillary Clinton también ofreció un gesto de apoyo a Obama el miércoles al presentar una propuesta para nominarlo como candidato presidencial del Partido Demócrata en medio de una votación nominal.

"Con los ojos fijos en el futuro, y en el espíritu de unidad con el objetivo de la victoria con fe en nuestro partido y en nuestro país, declaremos juntos con una sola voz aquí, ahora mismo, que Barack Obama es nuestro candidato y él será nuestro". presidente '', dijo la senadora Clinton.

La multitud de más de 4.400 delegados luego afirmó a Obama como su elección con vítores, coronando oficialmente una larga y reñida batalla entre Obama y Clinton.

Clinton liberó a sus delegados más temprano en el día, liberándolos para votar por Obama si querían hacerlo. Mira cómo Clinton se dirige a sus delegados y raquo

La debilidad percibida de Obama en comparación con McCain en materia de política exterior y seguridad nacional ha sido una preocupación para los estrategas demócratas, especialmente desde que el conflicto de Rusia con Georgia se intensificó este mes.

Según una nueva encuesta de CNN / Opinion Research Corp., el 78 por ciento de los votantes registrados dijeron que creen que McCain puede manejar las responsabilidades de comandante en jefe, en comparación con el 58 por ciento de Obama. Ver resultados de encuestas sobre seguridad nacional & raquo

La encuesta, realizada el sábado y el domingo, también encontró que el 60 por ciento de los votantes dijeron que creen que McCain manejaría mejor el tema del terrorismo, en comparación con el 36 por ciento de Obama. La mayoría también dijo que cree que McCain tiene más probabilidades que Obama de ser un líder fuerte y decisivo.


Obama: & # 034 Seré el nominado demócrata & # 034

Obama, en sus comentarios preparados, comienza marcando el momento histórico, luego ofrece algunos elogios extendidos a Clinton antes de pasar al meollo de su discurso: un pasaje largo y de confrontación que une a McCain y Bush.

Quiero agradecer a todos los estadounidenses que estuvieron con nosotros en el transcurso de esta campaña, a través de los días buenos y malos, desde las nieves de Cedar Rapids hasta el sol de Sioux Falls. Y esta noche también quiero agradecer a los hombres y mujeres que me acompañaron en este viaje como candidatos a la presidencia.

En este momento decisivo para nuestra nación, debemos estar orgullosos de que nuestro partido haya presentado una de las personas más talentosas y calificadas que jamás se haya postulado para este cargo. No solo he competido con ellos como rivales, he aprendido de ellos como amigos, como servidores públicos y como patriotas que aman a Estados Unidos y están dispuestos a trabajar incansablemente para mejorar este país. Son líderes de este partido y líderes a los que Estados Unidos acudirá en los próximos años.

Eso es particularmente cierto para el candidato que ha viajado más lejos en este viaje que nadie. La senadora Hillary Clinton ha hecho historia en esta campaña no solo porque es una mujer que ha hecho lo que ninguna mujer ha hecho antes, sino porque es una líder que inspira a millones de estadounidenses con su fuerza, su coraje y su compromiso con las causas que la llevaron a nosotros aquí esta noche.

Ciertamente hemos tenido nuestras diferencias durante los últimos dieciséis meses. Pero como alguien que ha compartido escenario con ella muchas veces, puedo decirles que lo que hace que Hillary Clinton se levante por la mañana, incluso frente a dificultades difíciles, es exactamente lo que la envió a ella y a Bill Clinton a inscribirse en su primera campaña en Texas hace todos esos años, lo que la envió a trabajar en el Fondo de Defensa Infantil y la hizo luchar por la atención médica como Primera Dama, lo que la llevó al Senado de los Estados Unidos y alimentó su campaña para romper barreras para la presidencia: un deseo inquebrantable de mejorar la vidas de los estadounidenses comunes, sin importar cuán difícil sea la lucha. Y puede estar seguro de que cuando finalmente ganemos la batalla por la atención médica universal en este país, ella será fundamental para esa victoria. Cuando transformemos nuestra política energética y saquemos a nuestros hijos de la pobreza, será porque ella trabajó para ayudar a que esto suceda. Nuestro partido y nuestro país están mejor gracias a ella, y yo soy un mejor candidato por haber tenido el honor de competir con Hillary Rodham Clinton.

Hay quienes dicen que esta primaria de alguna manera nos ha dejado más débiles y más divididos. Bueno, digo que debido a esta primaria, hay millones de estadounidenses que han emitido su voto por primera vez. Hay independientes y republicanos que entienden que esta elección no se trata solo del partido a cargo de Washington, se trata de la necesidad de cambiar Washington. Hay jóvenes, afroamericanos, latinos y mujeres de todas las edades que han votado en números que han batido récords e inspirado a una nación.

Todos ustedes eligieron apoyar a un candidato en el que creen profundamente. Pero al final del día, no somos la razón por la que saliste y esperaste en filas que se extendían cuadra tras cuadra para hacer oír tu voz. No hizo eso por mí, la senadora Clinton o cualquier otra persona. Lo hicieron porque saben en su corazón que en este momento, un momento que definirá a una generación, no podemos permitirnos seguir haciendo lo que hemos estado haciendo. Les debemos a nuestros hijos un futuro mejor. Le debemos a nuestro país un futuro mejor. Y para todos aquellos que sueñan con ese futuro esta noche, les digo: comencemos el trabajo juntos. Unámonos en un esfuerzo común para trazar un nuevo curso para Estados Unidos.

En solo unos pocos meses, el Partido Republicano llegará a St. Paul con una agenda muy diferente.Vendrán aquí para nominar a John McCain, un hombre que ha servido a este país heroicamente. Honro ese servicio y respeto sus muchos logros, incluso si elige negar los míos. Mis diferencias con él no son personales, son con las políticas que ha propuesto en esta campaña.

Porque si bien John McCain puede legítimamente promocionar momentos de independencia de su partido en el pasado, esa independencia no ha sido el sello distintivo de su campaña presidencial.

No cambió cuando John McCain decidió apoyar a George Bush el noventa y cinco por ciento del tiempo, como lo hizo en el Senado el año pasado.

No cambia cuando ofrece cuatro años más de políticas económicas de Bush que no han logrado crear empleos bien remunerados, ni asegurar a nuestros trabajadores, ni ayudar a los estadounidenses a pagar el costo vertiginoso de la universidad, políticas que han reducido los ingresos reales de la familia estadounidense promedio. , amplió la brecha entre Wall Street y Main Street, y dejó a nuestros hijos con una montaña de deudas.

Y no cambia cuando promete continuar una política en Irak que pide todo a nuestros valientes hombres y mujeres en uniforme y nada a los políticos iraquíes, una política en la que todo lo que buscamos son razones para permanecer en Irak, mientras gastamos miles de millones de dólares. un mes en una guerra que no está haciendo más seguro al pueblo estadounidense.

Así que diré esto: hay muchas palabras para describir el intento de John McCain de hacer pasar su aceptación de las políticas de George Bush como bipartidista y nueva. Pero el cambio no es uno de ellos.

El cambio es una política exterior que no comienza ni termina con una guerra que nunca debería haber sido autorizada y nunca librada. No me quedaré aquí y fingiré que quedan muchas buenas opciones en Irak, pero lo que no es una opción es dejar nuestras tropas en ese país durante los próximos cien años, especialmente en un momento en que nuestro ejército está sobrecargado, nuestra nación está aislada. , y casi todas las demás amenazas a Estados Unidos están siendo ignoradas.

Debemos ser tan cuidadosos al salir de Irak como descuidados al entrar, pero debemos empezar a irnos. Es hora de que los iraquíes asuman la responsabilidad de su futuro. Es hora de reconstruir nuestras fuerzas armadas y brindarles a nuestros veteranos la atención que necesitan y los beneficios que merecen cuando regresen a casa. Es hora de reenfocar nuestros esfuerzos en el liderazgo de Al Qaeda y Afganistán, y unir al mundo contra las amenazas comunes del siglo XXI: el terrorismo y las armas nucleares, el cambio climático y la pobreza, el genocidio y las enfermedades. Eso es el cambio.

El cambio es darse cuenta de que enfrentar las amenazas de hoy requiere no solo nuestra potencia de fuego, sino el poder de nuestra diplomacia: una diplomacia dura y directa en la que el presidente de los Estados Unidos no tiene miedo de que ningún dictador mezquino sepa cuál es la posición de Estados Unidos y lo que representamos. Una vez más, debemos tener el coraje y la convicción de liderar el mundo libre. Ese es el legado de Roosevelt, Truman y Kennedy. Eso es lo que quiere el pueblo estadounidense. Eso es el cambio.

El cambio es la construcción de una economía que recompensa no solo la riqueza, sino también el trabajo y los trabajadores que la crearon. Se entiende que las luchas que enfrentan las familias trabajadoras no se pueden resolver gastando miles de millones de dólares en más exenciones fiscales para las grandes corporaciones y los directores ejecutivos adinerados, sino dándole a la clase media una desgravación fiscal e invirtiendo en nuestra infraestructura en ruinas y transformándola. cómo usamos la energía, y mejorando nuestras escuelas, y renovando nuestro compromiso con la ciencia y la innovación. Entiende que la responsabilidad fiscal y la prosperidad compartida pueden ir de la mano, como lo hicieron cuando Bill Clinton era presidente.

John McCain ha pasado mucho tiempo hablando de viajes a Irak en las últimas semanas, pero tal vez si pasara algún tiempo viajando a las ciudades y pueblos que han sido más afectados por esta economía: ciudades en Michigan y Ohio, y aquí mismo en Minnesota, entendería el tipo de cambio que la gente está buscando.

Tal vez si fuera a Iowa y conociera a la estudiante que trabaja en el turno de noche después de un día completo de clases y aún no puede pagar las facturas médicas de una hermana que está enferma, entendería que ella no puede pagar cuatro años más de un plan de atención médica que solo se ocupa de los ricos y saludables. Necesita que apruebemos un plan de atención médica que garantice un seguro a todos los estadounidenses que lo deseen y reduzca las primas para todas las familias que lo necesiten. Ese es el cambio que necesitamos.

Tal vez si fuera a Pensilvania y conociera al hombre que perdió su trabajo pero que ni siquiera puede pagar la gasolina para conducir y buscar uno nuevo, entendería que no podemos permitirnos cuatro años más de nuestra adicción al petróleo. de dictadores. Ese hombre necesita que apruebemos una política energética que trabaje con los fabricantes de automóviles para elevar los estándares de combustible y haga que las corporaciones paguen por su contaminación, y las compañías petroleras inviertan sus ganancias récord en un futuro de energía limpia, una política energética que creará millones de nuevos empleos que paga bien y no se puede subcontratar. Ese es el cambio que necesitamos.

Y tal vez si pasara algún tiempo en las escuelas de Carolina del Sur o St. Paul o donde habló esta noche en Nueva Orleans, entendería que no podemos permitirnos dejar el dinero para Que Ningún Niño Se Quede Atrás que se lo debemos. a nuestros hijos para que inviertan en la educación de la primera infancia para reclutar un ejército de nuevos maestros y darles un mejor salario y más apoyo para finalmente decidir que en esta economía global, la oportunidad de obtener una educación universitaria no debería ser un privilegio para los pocos ricos, pero el derecho de nacimiento de todos los estadounidenses. Ese es el cambio que necesitamos en Estados Unidos. Por eso me postulo para presidente.

La otra parte vendrá aquí en septiembre y ofrecerá un conjunto muy diferente de políticas y posiciones, y ese es un debate que espero con ansias. Es un debate que se merece el pueblo estadounidense. Pero lo que no te mereces es otra elección gobernada por el miedo, las insinuaciones y la división. Lo que no escuchará de esta campaña o de este partido es el tipo de política que usa la religión como una cuña y el patriotismo como una porra, que ve a nuestros oponentes no como competidores a los que desafiar, sino enemigos a los que demonizar. Porque podemos llamarnos demócratas y republicanos, pero primero somos estadounidenses. Siempre somos estadounidenses primero.

A pesar de lo que el buen senador de Arizona dijo esta noche, he visto a personas de diferentes puntos de vista y opiniones encontrar una causa común muchas veces durante mis dos décadas en la vida pública, y yo mismo he reunido a muchos. Caminé del brazo con líderes comunitarios en el lado sur de Chicago y vi desaparecer las tensiones mientras negros, blancos y latinos luchaban juntos por buenos trabajos y buenas escuelas. Me senté al otro lado de la mesa con los defensores de los derechos civiles y las fuerzas del orden para reformar un sistema de justicia penal que envió a trece personas inocentes al corredor de la muerte. Y he trabajado con amigos de la otra parte para proporcionar a más niños seguro médico y a más familias trabajadoras con una exención de impuestos para frenar la propagación de armas nucleares y asegurar que el pueblo estadounidense sepa dónde se gastan sus dólares de impuestos y para reducir la influencia de los cabilderos que con demasiada frecuencia han fijado la agenda en Washington.

En nuestro país, he descubierto que esta cooperación ocurre no porque estemos de acuerdo en todo, sino porque detrás de todas las etiquetas y divisiones y categorías falsas que nos definen más allá de todas las pequeñas disputas y anotaciones en Washington, los estadounidenses son una gente decente y generosa. , gente compasiva, unida por desafíos y esperanzas comunes. Y de vez en cuando, hay momentos que apelan a esa bondad fundamental para hacer que este país vuelva a ser grande.

Así fue para esa banda de patriotas que declaró en un salón de Filadelfia la formación de una unión más perfecta y para todos aquellos que dieron en los campos de Gettysburg y Antietam su última y completa devoción para salvar esa misma unión.

Así que fue para la Generación Más Grande que conquistó el miedo mismo y liberó a un continente de la tiranía e hizo de este país el hogar de oportunidades y prosperidad incalculables.

Así fue para los trabajadores que se destacaron en los piquetes, las mujeres que rompieron techos de vidrio, los niños que desafiaron un puente de Selma por la causa de la libertad.

Así que ha sido para cada generación que enfrentó los mayores desafíos y las probabilidades más improbables de dejar a sus hijos un mundo mejor, más amable y más justo.

América, este es nuestro momento. Este es nuestro momento. Es hora de pasar página a las políticas del pasado. Nuestro tiempo para aportar nueva energía y nuevas ideas a los desafíos que enfrentamos. Nuestro tiempo para ofrecer una nueva dirección al país que amamos.

El viaje será difícil. El camino será largo. Afronto este desafío con profunda humildad y con conocimiento de mis propias limitaciones. Pero también lo enfrento con una fe ilimitada en la capacidad del pueblo estadounidense. Porque si estamos dispuestos a trabajar por ello, luchar por ello y creer en ello, entonces estoy absolutamente seguro de que, a partir de ahora, seremos capaces de mirar hacia atrás y decirles a nuestros hijos que este fue el momento en que empezamos a pensar. brindar atención a los enfermos y buenos trabajos a los desempleados este fue el momento en que el aumento de los océanos comenzó a disminuir y nuestro planeta comenzó a sanar este fue el momento en que terminamos una guerra y aseguramos nuestra nación y restauramos nuestra imagen como la última , la mejor esperanza de la Tierra. Este fue el momento, este fue el momento, en que nos unimos para rehacer esta gran nación para que siempre refleje lo mejor de nosotros mismos y nuestros ideales más elevados. Gracias, Dios los bendiga y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América.


Obama cuenta con Clinton para construir sobre su legado

Hace apenas 16 años, un joven senador estatal de Illinois decidió ir a la convención demócrata en el último minuto. Su tarjeta de crédito fue rechazada en el mostrador de alquiler de autos del aeropuerto, informa la corresponsal de CBS News, Julianna Goldman. No pudo obtener un pase para entrar, por lo que vio los discursos del Jumbotron afuera y se fue días antes de que terminara la convención.

Pero los tiempos ciertamente han cambiado para Barack Obama.

Hace exactamente 12 años, un discurso de 17 minutos en la convención demócrata de 2004 catapultó al entonces senador estatal Barack Obama a la escena nacional y provocó que se hablara de una carrera presidencial.

"No hay un Estados Unidos liberal y un Estados Unidos conservador. ¡Están los Estados Unidos de América!" Obama dijo el 27 de julio de 2004.

Luego, candidato al Senado por Illinois, Barack Obama pronunció el discurso de apertura a los delegados en el piso del FleetCenter el segundo día de la Convención Nacional Demócrata el 27 de julio de 2004, en Boston, Massachusetts. Foto de Spencer Platt / Getty Images

Después de una reñida primaria en 2008 contra Hillary Clinton, Obama volvió a subir al escenario, esta vez para aceptar la nominación de su partido, haciendo historia como el primer candidato presidencial negro de un partido importante.

"En momentos decisivos como este, el cambio que necesitamos no proviene de Washington. ¡El cambio llega a Washington!" dijo durante su discurso de aceptación.

El candidato presidencial Barack Obama reacciona a la multitud en el cuarto día de la Convención Nacional Demócrata en Invesco Field en Mile High el 28 de agosto de 2008 en Denver, Colorado. Ganar McNamee / Getty Images

"Creo que sólo lo ensayó en su totalidad una vez y todavía lo estaba escribiendo esa tarde porque era tan importante para él", dijo la ex directora de comunicaciones de la Casa Blanca, Anita Dunn.

Noticias de actualidad

Cuatro años después, Obama subió al escenario de la convención por tercera vez explicando por qué merecía un segundo mandato.

El presidente Barack Obama habla en el escenario mientras acepta la nominación a la presidencia durante el último día de la Convención Nacional Demócrata en Time Warner Cable Arena el 6 de septiembre de 2012, en Charlotte, Carolina del Norte. Joe Raedle / Getty Images

El miércoles por la noche pondrá en juego esta elección para defender a otra nominada que hizo historia: Hillary Clinton.

"El presidente Obama será el principal testimonio", dijo Dunn. "Él será la persona que estuvo en su contra, corrió contra ella, la derrotó, trabajó a su lado y ahora es su partidario más entusiasta".

Es un partidario que ahora cuenta con Clinton para aprovechar sus logros e iniciativas emblemáticos, desde la atención médica y el cambio climático hasta la economía.

"Mi trabajo es asegurarme de que cuando deje este lugar, Estados Unidos esté un poco mejor y dependerá de la próxima persona que continúe ese proceso y yo tendré un papel que desempeñar como ciudadano para asegurarme de que arc sigue inclinándose hacia la justicia, porque no lo hace por sí solo ", dijo Obama a John Dickerson en" Face the Nation ".

La Casa Blanca dijo que Obama ha estado trabajando en su discurso durante las últimas semanas, incluido quedarse despierto hasta tarde el lunes por la noche. Si bien recordará los últimos ocho años, sus asesores dijeron que se centrará más en por qué Hillary Clinton es la candidata para hacer avanzar al país.


Contenido

En 2011, varias legislaturas estatales aprobaron nuevas leyes de votación, especialmente en lo que respecta a la identificación de votantes, con el propósito declarado de combatir el fraude electoral, sin embargo, las leyes fueron atacadas por el Partido Demócrata como intentos de suprimir la votación entre sus partidarios y mejorar la situación del Partido Republicano. perspectivas presidenciales. Las legislaturas estatales de Florida, Georgia, Ohio, [3] Tennessee y Virginia Occidental aprobaron medidas para acortar los períodos de votación anticipada. Florida e Iowa prohibieron votar a todos los delincuentes. Las legislaturas estatales de Kansas, Carolina del Sur, [4] Tennessee, Texas, [5] y Wisconsin [6] aprobaron leyes que requieren que los votantes tengan identificaciones emitidas por el gobierno antes de poder emitir sus votos. Esto significaba, por lo general, que las personas sin licencia de conducir o pasaporte tenían que obtener nuevas formas de identificación. Obama, la NAACP y el Partido Demócrata lucharon contra muchas de las nuevas leyes estatales. [7] El ex presidente Bill Clinton los denunció, diciendo: "Nunca ha habido en mi vida, desde que nos deshicimos del impuesto de capitación y todas las cargas de Jim Crow sobre la votación, el esfuerzo decidido para limitar la franquicia que vemos hoy". . [8] Se estaba refiriendo a las leyes de Jim Crow aprobadas en los estados del sur cerca de finales del siglo XX que privaron a la mayoría de los negros de votar y los excluyeron del proceso político durante más de seis décadas. Clinton dijo que las medidas privarían efectivamente del derecho al voto a los principales bloques de votantes que tienden a ser liberales, incluidos los estudiantes universitarios, los negros y los latinos. [9] [10] Piedra rodante La revista criticó al American Legislative Exchange Council (ALEC) por hacer lobby en los estados para lograr estas leyes, para "resolver" un problema que no existe. [7] La ​​campaña de Obama luchó contra la ley de Ohio, presionando por una petición y un referéndum en todo el estado para derogarla a tiempo para las elecciones de 2012. [11]

Además, la legislatura de Pensilvania propuso un plan para cambiar su representación en el colegio electoral del modelo tradicional en el que el ganador se lo lleva todo a un modelo distrito por distrito. [12] Como la gobernación y ambas cámaras de su legislatura estaban controladas por los republicanos, algunos vieron la medida como un intento de reducir las posibilidades de los demócratas. [13] [14] [15] Al final, no lo hicieron, dejando intacto a su ganador con todo el formato a partir de 2020.

Nominación del Partido Demócrata Editar

Primarias Editar

Sin un presidente en ejercicio que se postulara para la reelección contra una oposición simbólica, la carrera por la nominación demócrata transcurrió en gran parte sin incidentes. El proceso de nominación consistió en primarias y caucus, celebrados por los 50 estados, así como Guam, Puerto Rico, Washington, D.C., Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Samoa Americana y Demócratas en el Extranjero. Además, los miembros de alto rango del partido conocidos como superdelegados recibieron cada uno un voto en la convención. Algunos de los contendientes primarios superaron el total de votos del presidente en condados individuales en varias de las siete primarias disputadas, aunque ninguno tuvo un impacto significativo en el conteo de delegados. Sin oposición en ningún otro lugar, Obama consolidó su estatus como presunto candidato demócrata el 3 de abril de 2012, al asegurar el número mínimo de delegados comprometidos necesarios para obtener la nominación. [16] [17]

Candidato Editar

Nominación del Partido Republicano Editar

Primarias Editar

Los candidatos con un considerable reconocimiento de nombre que participaron en la carrera por la nominación presidencial republicana en las primeras etapas de la campaña primaria incluyeron al representante de los Estados Unidos y ex candidato libertario Ron Paul, el ex gobernador de Minnesota Tim Pawlenty, quien copresidió la campaña de John McCain en 2008, ex Massachusetts Gobernador Mitt Romney, finalista de la nominación en el ciclo de 2008, y ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich.

El primer debate tuvo lugar el 5 de mayo de 2011 en Greenville, Carolina del Sur, con la participación del empresario Herman Cain, el exgobernador de Nuevo México Gary Johnson, Ron Paul, Tim Pawlenty y el exsenador de Pensilvania Rick Santorum. Otro debate tuvo lugar un mes después, con la participación de Newt Gingrich, Mitt Romney, el exgobernador de Utah Jon Huntsman y la congresista de Minnesota Michele Bachmann, y excluido a Gary Johnson. Se llevaron a cabo un total de trece debates antes de los caucus de Iowa.

El primer evento importante de la campaña fue la Encuesta de Paja de Ames, que tuvo lugar en Iowa el 13 de agosto de 2011. Michele Bachmann ganó la encuesta de Paja (esto finalmente resultó ser el apogeo de su campaña). [18] Pawlenty se retiró de la contienda luego de una mala actuación en la votación, al igual que Thaddeus McCotter, el único candidato entre los que calificaron para la boleta a quien se le negó la entrada al debate. [19]

En torno a este punto del proceso de nominación quedó claro que, si bien el establishment republicano consideraba que Romney era el candidato probable, un gran segmento del electorado primario conservador lo consideraba demasiado moderado para sus opiniones políticas. Como resultado, se presentaron varios candidatos potenciales "anti-Romney", [20] [21] incluido el futuro presidente Donald Trump, [22] el ex gobernador de Alaska y nominado a la vicepresidencia en 2008 Sarah Palin, [23] Nueva Jersey El gobernador Chris Christie, [24] y el gobernador de Texas Rick Perry, [25] el último de los cuales decidió postularse en agosto de 2011. Sin embargo, a Perry le fue mal en los debates, y Herman Cain y luego Newt Gingrich pasaron a primer plano en octubre y Noviembre.

Debido a una serie de escándalos, Cain se retiró poco antes de fin de año, después de haber aparecido en las boletas electorales en varios estados. [26] Casi al mismo tiempo, Johnson, que sólo había podido entrar en otro debate, se retiró para buscar la nominación del Partido Libertario. [27]

Por primera vez en la historia moderna del Partido Republicano, tres candidatos diferentes ganaron los primeros tres concursos estatales en enero (los caucus de Iowa, las primarias de New Hampshire y las primarias de Carolina del Sur). [28] Aunque se esperaba que Romney ganara al menos en Iowa y New Hampshire, Rick Santorum ganó la encuesta no vinculante en los sitios de los caucus en Iowa por 34 votos, lo más cercano que se puede determinar a partir del recuento incompleto, lo que le valió una declaración. como ganador por los líderes estatales del partido, aunque faltaban los totales de votos en ocho distritos electorales. [29] [30] La elección de los delegados del condado en los caucus eventualmente llevaría a que Ron Paul ganara 22 de los 28 delegados de Iowa a la Convención Nacional Republicana. [31] Newt Gingrich ganó Carolina del Sur por un margen sorprendentemente grande, [32] y Romney ganó solo en New Hampshire.

Varios candidatos abandonaron en este punto del proceso de nominación. Bachmann se retiró después de terminar sexto en los caucus de Iowa, [33] Huntsman se retiró después de quedar tercero en New Hampshire, y Perry se retiró cuando las encuestas mostraron que tenía números bajos en Carolina del Sur. [34]

Santorum, que anteriormente había dirigido una campaña esencialmente de un solo estado en Iowa, pudo organizar una campaña nacional después de su sorprendente victoria allí. Inesperadamente ganó tres estados seguidos el 7 de febrero y superó a Romney en las encuestas de opinión a nivel nacional, convirtiéndose en el único candidato en la carrera para desafiar efectivamente la noción de que Romney era el nominado inevitable. [35] Sin embargo, Romney ganó todos los otros concursos entre Carolina del Sur y las primarias del Súper Martes, y recuperó su estatus de primer lugar en las encuestas de opinión a nivel nacional a fines de febrero.

Las primarias del Súper Martes se llevaron a cabo el 6 de marzo. Romney ganó en seis estados, Santorum ganó en tres y Gingrich ganó sólo en su estado natal de Georgia. [36] Durante el resto de marzo, se asignaron 266 delegados en 12 eventos, incluidos los concursos territoriales y las primeras convenciones locales que asignaron delegados (convenciones del condado de Wyoming). Santorum ganó en Kansas y tres primarias del sur, pero no pudo obtener ninguna ventaja sustancial sobre Romney, quien se convirtió en un formidable favorito después de obtener más de la mitad de los delegados asignados en marzo.

El 10 de abril, Santorum suspendió su campaña debido a una variedad de razones, como un recuento bajo de delegados, encuestas desfavorables en su estado natal de Pensilvania y la salud de su hija, dejando a Mitt Romney como el favorito indiscutible para la nominación presidencial y permitiendo a Gingrich afirmar que él era "el último conservador en pie" en la campaña por la nominación. [37] Después de resultados decepcionantes en las primarias del 24 de abril (terminando segundo en un estado, tercero en tres y cuarto en uno), Gingrich abandonó el 2 de mayo en un movimiento que fue visto como un final efectivo para el concurso de nominaciones. [38] Después de que el portavoz de Gingrich anunció su próxima retirada, el Comité Nacional Republicano declaró a Romney el presunto candidato del partido. [39] Ron Paul permaneció oficialmente en la carrera, pero dejó de hacer campaña el 14 de mayo para centrarse en las convenciones estatales.

El 29 de mayo, después de ganar las primarias de Texas, Romney había recibido un número suficiente de delegados para lograr la nominación del partido con la inclusión de delegados no comprometidos. Después de ganar las primarias del 5 de junio en California y varios otros estados, Romney había recibido más que suficientes delegados comprometidos para obtener la nominación sin contar los delegados no comprometidos, lo que hizo que la Primaria de Utah del 26 de junio, la última competencia del ciclo, fuera puramente simbólica. La estimación final de delegados de CNN, publicada el 27 de julio de 2012, situó a Romney en 1.462 delegados comprometidos y 62 delegados no comprometidos, para una estimación total de 1.524 delegados. Ningún otro candidato tenía delegados sin compromiso. Las estimaciones de delegados para los otros candidatos fueron Santorum en 261 delegados, Paul en 154, Gingrich en 142, Bachmann en 1, Huntsman en 1 y todos los demás en 0. [40]

El 28 de agosto de 2012, los delegados de la Convención Nacional Republicana nombraron oficialmente a Romney como candidato presidencial del partido. [41] Romney aceptó formalmente la nominación de los delegados el 30 de agosto de 2012. [42]

Candidato Editar

Candidatos retirados Editar

Terceros y otras nominaciones Editar

Otros cuatro partidos nominaron candidatos que tenían acceso a la boleta o acceso por escrito a al menos 270 votos electorales, el número mínimo de votos necesarios en las elecciones de 2012 para ganar la presidencia por mayoría del colegio electoral.

Partido Libertario Editar

  • Gary Johnson, ex gobernador de Nuevo México. [69] Candidato a la vicepresidencia: Jim Gray, juez de un tribunal estatal jubilado, de California [70]

Fiesta verde Editar

  • Jill Stein, médico de Massachusetts. [71] [72] Candidato a la vicepresidencia: Cheri Honkala, organizador social, de Pensilvania. [73]

Partido de la Constitución Editar

  • Virgil Goode, ex representante de Virginia. [74] Candidato a la vicepresidencia: Jim Clymer de Pensilvania [75]

Partido de la justicia Editar

  • Rocky Anderson, ex alcalde de Salt Lake City y miembro fundador del Partido de la Justicia, de Utah. Candidato a la vicepresidencia: Luis J. Rodríguez de California. [76] [77]

Galería de candidatos Editar

Acceso a la boleta Editar

Boleto presidencial Partido Acceso a las papeletas [78] Votos Porcentaje
Estados Electores % de votantes
Obama / Biden Democrático 50 + DC 538 100% 65,915,795 51.06%
Romney / Ryan Republicano 50 + DC 538 100% 60,933,504 47.20%
Johnson / gris Libertario 48 + DC 515 95.1% 1,275,971 0.99%
Stein / Honkala Verde 36 + DC 436 83.1% 469,627 0.36%
Goode / Clymer Constitución 26 257 49.9% 122,388 0.09%
Anderson / Rodríguez Justicia 15 145 28.1% 43,018 0.03%
Lindsay / Osorio Socialismo y liberación 13 115 28.6% 7,791 0.006%

Los candidatos en negrita estaban en boletas que representaban 270 votos electorales.

Todos los demás candidatos estaban en las boletas de menos de 10 estados, 100 electores y menos del 20% de los votantes en todo el país.

Financiamiento y publicidad Editar

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2012 batieron nuevos récords en financiamiento, recaudación de fondos y campañas negativas. A través de contribuciones de campañas de base, donaciones en línea y Super PAC, Obama y Romney recaudaron un total combinado de más de $ 2 mil millones. [79] Los Súper PAC constituían casi una cuarta parte del financiamiento total, y la mayoría provenía de los PAC favorables a Romney. [80] Obama recaudó $ 690 millones a través de canales en línea, batiendo su récord de $ 500 millones en 2008. [81] La mayor parte de la publicidad en la campaña presidencial de 2012 fue decididamente negativa: el 80% de los anuncios de Obama y el 84% de los de Romney fueron negativos. [82] Americans for Prosperity, una organización sin fines de lucro exenta de impuestos, un llamado "grupo externo", es decir, un grupo de defensa política que no es un comité de acción política o un super-PAC, realizó una campaña publicitaria en televisión en la que se opuso a Obama. por El Washington Post tan "temprano e implacable". [83] [84] Americans for Prosperity gastó $ 8.4 millones en los estados indecisos en anuncios de televisión que denunciaban la garantía de préstamo de la Ley de Recuperación y Reinversión Estadounidense de 2009 a Solyndra, un fabricante de paneles solares que quebró, [85] una campaña publicitaria descrita por El periodico de Wall Street en noviembre de 2011 como "quizás el mayor ataque contra Obama hasta ahora". [86] [87]

Convenciones de fiestas Editar

  • 18-21 de abril de 2012: Convención Nacional del Partido de la Constitución de 2012 celebrada en Nashville, Tennessee [88] Virgil Goode ganó la nominación.
  • 3 al 6 de mayo de 2012: Convención Nacional Libertaria de 2012 celebrada en Las Vegas, Nevada [89] Gary Johnson ganó la nominación. [90]
  • 13 al 15 de julio de 2012: Convención Nacional Verde de 2012 celebrada en Baltimore, Maryland [91] Jill Stein ganó la nominación. [71]
  • 27-30 de agosto de 2012: Convención Nacional Republicana de 2012 celebrada en Tampa, Florida [92] Mitt Romney ganó la nominación.
  • 3 al 6 de septiembre de 2012: Convención Nacional Demócrata de 2012 celebrada en Charlotte, Carolina del Norte [93] Barack Obama ganó la nominación.

Debates presidenciales Editar

La Comisión de Debates Presidenciales celebró cuatro debates durante las últimas semanas de campaña: tres presidenciales y uno vicepresidencial. Los principales temas debatidos fueron la economía y el empleo, el déficit presupuestario federal, los impuestos y el gasto, el futuro del Seguro Social, Medicare y Medicaid, la reforma del sistema de salud, la educación, los problemas sociales, la inmigración y la política exterior.

Un debate presidencial independiente con candidatos de partidos menores se llevó a cabo el martes 23 de octubre en el Hotel Hilton de Chicago, Illinois. [97] [98] El debate fue moderado por Larry King [99] y organizado por la Fundación de Elecciones Libres e Iguales. [98] Los participantes fueron Gary Johnson (Libertario), Jill Stein (Verde), Virgil Goode (Constitución) y Rocky Anderson (Justicia). [98] [99] Un segundo debate entre Stein y Johnson tuvo lugar el domingo 4 de noviembre y fue moderado por Ralph Nader. [100]

Expresiones, frases y declaraciones notables Editar

  • Severamente conservador - En un discurso que pronunció en la Conferencia de Acción Política Conservadora en febrero de 2012, Romney afirmó que había sido un "gobernador republicano severamente conservador". La descripción de Romney de su historial como "severamente conservador" fue ampliamente criticada por los comentaristas políticos como retóricamente torpe y fácticamente inexacta. [101] [102] [103] Más tarde, los demócratas mencionaron con frecuencia la frase "severamente conservador" para burlarse de la voluntad de Romney de asociarse con la extrema derecha del Partido Republicano, así como de su aparente falta de sinceridad mientras haciéndolo. [104] El presentador de radio conservador Rush Limbaugh, quien reprodujo el clip en su programa de radio, dijo: "Nunca escuché a nadie decir, 'Soy severamente conservador'. "[105]
  • Tu no construiste eso - Parte de una declaración que hizo Obama en un discurso de campaña de julio de 2012 en Roanoke, Virginia. Obama dijo que las empresas dependen de la infraestructura proporcionada por el gobierno para tener éxito, pero los críticos de sus comentarios argumentaron que estaba subestimando el trabajo de los empresarios y dando crédito al gobierno por el éxito de las personas. La campaña de Romney utilizó inmediatamente la declaración en un esfuerzo por contrastar las políticas económicas de Romney con las de Obama y para atraer a los propietarios / empleados de pequeñas empresas. Un tema importante de la Convención Nacional Republicana de 2012 fue "Lo construimos".
  • 47 por ciento - Una expresión que Romney usó en un evento de recaudación de fondos de una campaña privada, que se grabó en secreto y se dio a conocer públicamente. En el evento privado, Romney dijo que el 47 por ciento de la gente votaría por Barack Obama sin importar lo que Romney dijera o hiciera porque esas personas ". Dependen del gobierno. Nunca los convenceré de que deben asumir la responsabilidad personal y cuidar de su vidas." Irónicamente, Romney recibió casi exactamente el 47% de los votos.
  • Carpetas llenas de mujeres - Frase que Romney utilizó en el segundo debate presidencial para referirse a la larga lista de candidatas que consideró al elegir a los miembros de su gabinete como gobernadora de Massachusetts.
  • Caballos y bayonetas - Después de que Romney dijera en el tercer debate presidencial que la Marina de los Estados Unidos era más pequeña que en cualquier otro momento desde 1917, Obama respondió: "Tenemos menos barcos que en 1916. Bueno, gobernador, también tenemos menos caballos y bayonetas, porque el la naturaleza de nuestro ejército ha cambiado ". [106]
  • Listo para pala empleos - frase utilizada para describir algunos proyectos de estímulo promovidos por la administración. Durante el debate del 23 de septiembre de 2011, Gary Johnson bromeó: "Los dos perros de mi vecino de al lado han creado más trabajos listos para usar que este presidente". [107]
  • Romnesia - Un término acuñado por un bloguero en abril de 2011 y utilizado por Obama al final de la campaña para describir la supuesta incapacidad de Romney para asumir la responsabilidad de sus declaraciones pasadas. [108] [109]
  • Apuesta de $ 10,000 - Durante un debate republicano, Romney apostó en broma al gobernador de Texas Rick Perry $ 10,000 a que él (Perry) estaba equivocado acerca de la posición de Romney sobre el mandato individual bajo la Ley de Salud Asequible. La declaración fue vilipendiada por los demócratas como un ejemplo de que Romney no estuviera en contacto con la clase trabajadora y los estadounidenses de clase media.
  • Romneyshambles - una frase utilizada por la prensa británica después de que Romney criticara los preparativos británicos para los Juegos Olímpicos de Verano de 2012, que fue un juego de omnishambles. La frase se convirtió en un hashtag popular en Twitter y luego fue elegida como una de las palabras del año del Collins English Dictionary. [110] [111]

Resultados electorales Editar

El día de las elecciones, la firma de apuestas de diferenciales Spreadex estaba ofreciendo una diferencia de votos en el colegio electoral de Obama de 296 a 300 frente a los 239 a 243 de Romney. [112] En realidad, la victoria de Obama sobre Romney fue mucho mayor, ganando 332 votos electorales frente a los 206 de Romney. Romney perdió todos menos uno de los nueve estados de batalla y recibió el 47 por ciento del voto popular a nivel nacional frente al 51 por ciento de Obama. [113] [114]

Los totales de votos populares provienen del informe de la Comisión Federal de Elecciones. [1] Los resultados de la votación electoral fueron certificados por el Congreso el 4 de enero de 2013. [115]

Resultados electorales
Candidato presidencial Partido Estado natal Voto popular Electoral
votar
Compañero de carrera
Contar Porcentaje Candidato a la vicepresidencia Estado natal Voto electoral
Barack Hussein Obama II Democrático Illinois 65,915,795 51.06% 332 Joseph Robinette Biden Jr. Delaware 332
Willard Mitt Romney Republicano Massachusetts 60,933,504 47.20% 206 Paul Davis Ryan Jr. Wisconsin 206
Gary Earl Johnson Libertario Nuevo Mexico 1,275,971 0.99% 0 James Polin Grey California 0
Jill Ellen Stein Verde Massachusetts 469,627 0.36% 0 Cheri Lynn Honkala Minnesota 0
Virgil Hamlin Goode Jr. Constitución Virginia 122,389 0.09% 0 James N. Clymer Pensilvania 0
Roseanne Cherrie Barr Paz y libertad Utah 67,326 0.05% 0 Cindy Lee Miller Sheehan California 0
Ross Carl "Rocky" Anderson Justicia Utah 43,018 0.03% 0 Luis Javier Rodríguez Texas 0
Thomas Conrad Hoefling America's Nebraska 40,628 0.03% 0 J.D. Ellis Tennesse 0
Otro 217,152 0.17% Otro
Total 129,085,410 100% 538 538
Necesitaba ganar 270 270

Resultados por estado Editar

La siguiente tabla muestra los recuentos de votos oficiales según el método de votación del Colegio Electoral de cada estado. La fuente de los resultados de todos los estados, excepto los que modificaron sus resultados oficiales, es el informe oficial de la Comisión Federal de Elecciones. [1] La columna denominada "Margen" muestra el margen de victoria de Obama sobre Romney (el margen es negativo para cada estado que Romney ganó).

Leyenda
Estados / distritos ganados por Obama / Biden
Estados / distritos ganados por Romney / Ryan
Resultados generales (para estados que dividen los votos electorales)

Barack Obama
Democrático
Mitt Romney
Republicano
Gary Johnson
Libertario
Jill Stein
Verde
Otros Margen Total
Estado / Distrito # % EV # % EV # % EV # % EV # % EV # % #

Alabama 795,696 38.36% 1,255,925 60.55% 9 12,328 0.59% 3,397 0.16% 6,992 0.34% −460,229 −22.19% 2,074,338 Alabama
Alaska 122,640 40.81% 164,676 54.80% 3 7,392 2.46% 2,917 0.97% 2,870 0.96% −42,036 −13.99% 300,495 Alaska
Arizona 1,025,232 44.59% 1,233,654 53.65% 11 32,100 1.40% 7,816 0.34% 452 0.02% −208,422 −9.06% 2,299,254 Arizona
Arkansas 394,409 36.88% 647,744 60.57% 6 16,276 1.52% 9,305 0.87% 1,734 0.16% −253,335 −23.69% 1,069,468 Arkansas
California 7,854,285 60.24% 55 4,839,958 37.12% 143,221 1.10% 85,638 0.66% 115,445 0.89% 3,014,327 23.12% 13,038,547 California
Colorado 1,323,101 51.49% 9 1,185,243 46.13% 35,545 1.38% 7,508 0.29% 18,121 0.71% 137,858 5.37% 2,569,518 CO
Connecticut 905,083 58.06% 7 634,892 40.73% 12,580 0.81% 863 0.06% 5,542 0.36% 270,191 17.33% 1,558,960 Connecticut
Delaware 242,584 58.61% 3 165,484 39.98% 3,882 0.94% 1,940 0.47% 31 0.01% 77,100 18.63% 413,921 Delaware
Distrito de Columbia Distrito de Columbia 267,070 90.91% 3 21,381 7.28% 2,083 0.71% 2,458 0.84% 772 0.26% 245,689 83.63% 293,764 corriente continua
Florida 4,237,756 50.01% 29 4,163,447 49.13% 44,726 0.53% 8,947 0.11% 19,303 0.23% 74,309 0.88% 8,474,179 Florida
Georgia 1,773,827 45.48% 2,078,688 53.30% 16 45,324 1.16% 1,516 0.04% 695 0.02% −304,861 −7.82% 3,900,050 Georgia
Hawai 306,658 70.55% 4 121,015 27.84% 3,840 0.88% 3,184 0.73% 185,643 42.71% 434,697 HOLA
Idaho 212,787 32.62% 420,911 64.53% 4 9,453 1.45% 4,402 0.67% 4,721 0.72% −208,124 −31.91% 652,274 IDENTIFICACIÓN
Illinois 3,019,512 57.60% 20 2,135,216 40.73% 56,229 1.07% 30,222 0.58% 835 0.02% 884,296 16.87% 5,242,014 ILLINOIS
Indiana 1,152,887 43.93% 1,420,543 54.13% 11 50,111 1.91% 625 0.02% 368 0.01% −267,656 −10.20% 2,624,534 EN
Iowa 822,544 51.99% 6 730,617 46.18% 12,926 0.82% 3,769 0.24% 12,324 0.78% 91,927 5.81% 1,582,180 I A
Kansas 440,726 37.99% 692,634 59.71% 6 20,456 1.76% 714 0.06% 5,441 0.47% −251,908 −21.72% 1,159,971 Kansas
Kentucky 679,370 37.80% 1,087,190 60.49% 8 17,063 0.95% 6,337 0.35% 7,252 0.40% −407,820 −22.69% 1,797,212 Kentucky
Luisiana 809,141 40.58% 1,152,262 57.78% 8 18,157 0.91% 6,978 0.35% 7,527 0.38% −343,121 −17.21% 1,994,065 LA
Maine † 401,306 56.27% 2 292,276 40.98% 9,352 1.31% 8,119 1.14% 2,127 0.30% 109,030 15.29% 713,180 COMIDA
ME-1 223,035 59.57% 1 142,937 38.18% 4,501 1.20% 3,946 1.05% 80,098 21.39% 374,149 ME1
ME-2 177,998 52.94% 1 149,215 44.38% 4,843 1.44% 4,170 1.24% 28,783 8.56% 336,226 ME2
Maryland 1,677,844 61.97% 10 971,869 35.90% 30,195 1.12% 17,110 0.63% 10,309 0.38% 705,975 26.08% 2,707,327 Maryland
Massachusetts 1,921,290 60.65% 11 1,188,314 37.51% 30,920 0.98% 20,691 0.65% 6,552 0.21% 732,976 23.14% 3,167,767 MAMÁ
Michigan 2,564,569 54.21% 16 2,115,256 44.71% 7,774 0.16% 21,897 0.46% 21,465 0.45% 449,313 9.50% 4,730,961 MI
Minnesota 1,546,167 52.65% 10 1,320,225 44.96% 35,098 1.20% 13,023 0.44% 22,048 0.75% 225,942 7.69% 2,936,561 Minnesota
Misisipí 562,949 43.79% 710,746 55.29% 6 6,676 0.52% 1,588 0.12% 3,625 0.28% −147,797 −11.50% 1,285,584 SRA
Misuri 1,223,796 44.38% 1,482,440 53.76% 10 43,151 1.56% 7,936 0.29% −258,644 −9.38% 2,757,323 mes
Montana 201,839 41.70% 267,928 55.35% 3 14,165 2.93% 116 0.02% −66,089 −13.65% 484,048 MONTE
Nebraska † 302,081 38.03% 475,064 59.80% 5 11,109 1.40% 6,125 0.77% −172,983 −21.78% 794,379 NE – AL
NE-1 108,082 40.83% 152,021 57.43% 1 3,847 1.24% 762 0.29% -43,949 -16.60% 264,712 NE1
NE-2 121,889 45.70% 140,976 52.85% 1 3,393 1.27% 469 0.18% -19,087 -7.16% 266,727 NE2
NE-3 72,110 27.82% 182,067 70.24% 1 3,869 1.49% 1,177 0.45% −109,957 −42.42% 259,223 NE3
Nevada 531,373 52.36% 6 463,567 45.68% 10,968 1.08% 9,010 0.89% 67,806 6.68% 1,014,918 Nevada
New Hampshire 369,561 51.98% 4 329,918 46.40% 8,212 1.16% 324 0.05% 2,957 0.42% 39,643 5.58% 710,972 NUEVA HAMPSHIRE
Nueva Jersey [116] 2,125,101 58.38% 14 1,477,568 40.59% 21,045 0.58% 9,888 0.27% 6,690 0.18% 647,533 17.81% 3,640,292 Nueva Jersey
Nuevo Mexico 415,335 52.99% 5 335,788 42.84% 27,788 3.55% 2,691 0.34% 2,156 0.28% 79,547 10.15% 783,758 Nuevo Méjico
Nueva York [117] 4,485,741 63.35% 29 2,490,431 35.17% 47,256 0.67% 39,982 0.56% 17,749 0.25% 1,995,310 28.18% 7,081,159 Nueva York
Carolina del Norte 2,178,391 48.35% 2,270,395 50.39% 15 44,515 0.99% 12,071 0.27% −92,004 −2.04% 4,505,372 CAROLINA DEL NORTE
Dakota del Norte 124,827 38.69% 188,163 58.32% 3 5,231 1.62% 1,361 0.42% 3,045 0.94% −63,336 −19.63% 322,627 DAKOTA DEL NORTE
Ohio [118] 2,827,709 50.67% 18 2,661,437 47.69% 49,493 0.89% 18,573 0.33% 23,635 0.42% 166,272 2.98% 5,580,847 OH
Oklahoma 443,547 33.23% 891,325 66.77% 7 −447,778 −33.54% 1,334,872 OK
Oregón 970,488 54.24% 7 754,175 42.15% 24,089 1.35% 19,427 1.09% 21,091 1.18% 216,313 12.09% 1,789,270 O
Pensilvania 2,990,274 51.97% 20 2,680,434 46.59% 49,991 0.87% 21,341 0.37% 11,630 0.20% 309,840 5.39% 5,753,670 Pensilvania
Rhode Island 279,677 62.70% 4 157,204 35.24% 4,388 0.98% 2,421 0.54% 2,359 0.53% 122,473 27.46% 446,049 Rhode Island
Carolina del Sur 865,941 44.09% 1,071,645 54.56% 9 16,321 0.83% 5,446 0.28% 4,765 0.24% −205,704 −10.47% 1,964,118 CAROLINA DEL SUR
Dakota del Sur 145,039 39.87% 210,610 57.89% 3 5,795 1.59% 2,371 0.65% −65,571 −18.02% 363,815 Dakota del Sur
Tennesse 960,709 39.08% 1,462,330 59.48% 11 18,623 0.76% 6,515 0.26% 10,400 0.42% −501,621 −20.40% 2,458,577 Tennesse
Texas 3,308,124 41.38% 4,569,843 57.17% 38 88,580 1.11% 24,657 0.31% 2,647 0.03% −1,261,719 −15.78% 7,993,851 TX
Utah 251,813 24.75% 740,600 72.79% 6 12,572 1.24% 3,817 0.38% 8,638 0.85% −488,787 −48.04% 1,017,440 Utah
Vermont 199,239 66.57% 3 92,698 30.97% 3,487 1.17% 594 0.20% 3,272 1.09% 106,541 35.60% 299,290 Vermont
Virginia 1,971,820 51.16% 13 1,822,522 47.28% 31,216 0.81% 8,627 0.22% 20,304 0.53% 149,298 3.87% 3,854,489 Virginia
Washington 1,755,396 56.16% 12 1,290,670 41.29% 42,202 1.35% 20,928 0.67% 16,320 0.52% 464,726 14.87% 3,125,516 Washington
Virginia del Oeste 238,269 35.54% 417,655 62.30% 5 6,302 0.94% 4,406 0.66% 3,806 0.57% −179,386 −26.76% 670,438 VIRGINIA OCCIDENTAL
Wisconsin [119] 1,620,985 52.83% 10 1,407,966 45.89% 20,439 0.67% 7,665 0.25% 11,379 0.37% 213,019 6.94% 3,068,434 Wisconsin
Wyoming 69,286 27.82% 170,962 68.64% 3 5,326 2.14% 3,487 1.40% −101,676 −40.82% 249,061 WY
Total de EE. UU. 65,915,795 51.06% 332 60,933,504 47.20% 206 1,275,971 0.99% 469,627 0.36% 490,510 0.38% 4,982,291 3.86% 129,085,410 nosotros

Maine y Nebraska permiten que los votos de los resultados de las elecciones se dividan entre los candidatos. El ganador dentro de cada distrito del Congreso obtiene un voto electoral para el distrito. El ganador de la votación estatal obtiene dos votos electorales adicionales. En las elecciones de 2012, Obama ganó los cuatro votos electorales de Maine y Romney ganó los cinco votos electorales de Nebraska. [120] [121]

Cerrar estados Editar

rojo denota estados (o distritos del Congreso que contribuyen con un voto electoral) ganados por el republicano Mitt Romney azul denota los ganados por el demócrata Barack Obama.

Estado donde el margen de victoria fue inferior al 1% (29 votos electorales):

Estados donde el margen de victoria fue inferior al 5% (46 votos electorales):

  1. Carolina del Norte, 2.04% (92,004 votos)
  2. Ohio, 2.98% (166,272 votos)
  3. Virginia, 3.87% (149,298 votos)

Estados / distritos donde el margen de victoria estuvo entre el 5% y el 10% (120 votos electorales):

  1. Colorado, 5.37% (137,858 votos) (estado de punto de inflexión)
  2. Pensilvania, 5.39% (309,840 votos)
  3. New Hampshire, 5.58% (39,643 votos)
  4. Iowa, 5.81% (91,927 votos)
  5. Nevada, 6.68% (67,806 votos)
  6. Wisconsin, 6.94% (213,019 votos)
  7. Segundo distrito del Congreso de Nebraska, 7.16% (19,087 votos)
  8. Minnesota, 7.69% (225,942 votos)
  9. Georgia, 7.82% (304,861 votos)
  10. Segundo distrito del Congreso de Maine, 8.56% (28,783 votos)
  11. Arizona, 9.06% (208,422 votos)
  12. Misuri, 9.38% (258,644 votos)
  13. Michigan, 9.50% (449,313 votos)

Estadísticas Editar

Condados con el mayor porcentaje de votos (demócratas)

  1. Condado de Shannon, Dakota del Sur 93,39%
  2. Condado de Kalawao, Hawái 92,59%
  3. Condado de Bronx, Nueva York 91,45%
  4. Washington, D.C. 90,91%
  5. Petersburg, Virginia 89,79%

Condados con mayor porcentaje de votos (republicanos)

  1. Condado de King, Texas 95,86%
  2. Condado de Madison, Idaho 93,29%
  3. Condado de Sterling, Texas 92,91%
  4. Condado de Franklin, Idaho 92,77%
  5. Condado de Roberts, Texas 92,13%

Concesión de Romney Editar

Después de que las cadenas llamaran Ohio (el estado que posiblemente fue el más crítico para Romney, ya que ningún republicano ha ganado la presidencia sin asumirla) para Obama alrededor de las 11:15 p.m. EST del día de las elecciones, Romney estaba listo para conceder la carrera. pero vaciló cuando Karl Rove objetó enérgicamente en Fox News la decisión de la cadena de hacer esa llamada. [123] [124] Sin embargo, después de que Colorado y Nevada fueran convocados para el presidente (dándole a Obama suficientes votos electorales para ganar incluso si Ohio dejara su columna), en conjunto con el aparente liderazgo de Obama en Florida y Virginia (ambos finalmente fueron llamados para Obama), Romney reconoció que había perdido y concedido alrededor de la 1:00 a.m. EST del 7 de noviembre.

A pesar de las encuestas públicas que muestran a Romney detrás de Obama en los estados cambiantes de Nevada, Colorado, Iowa, Wisconsin, Ohio y New Hampshire, empatado con Obama en Virginia y apenas por delante de Obama en Florida, la campaña de Romney dijo que estaban realmente sorprendidos por la pérdida, habiendo creído que las encuestas públicas estaban sobremuestreando a los demócratas.[125] La campaña de Romney ya había creado un sitio web de transición, y había programado y comprado una exhibición de fuegos artificiales para celebrar en caso de que ganara las elecciones. [126] [127]

El 30 de noviembre de 2012, se reveló que poco antes de las elecciones, una encuesta interna realizada por la campaña de Romney había mostrado a Romney adelante en Colorado y New Hampshire, empatado en Iowa, y a pocos puntos de Obama en Wisconsin, Pennsylvania, Minnesota. y Ohio. [128] Además, la campaña de Romney había asumido que ganarían Florida, Carolina del Norte y Virginia. [129] Las encuestas habían hecho que Romney y su equipo de campaña confiaran tanto en su victoria que Romney no escribió un discurso de concesión hasta que se anunció la victoria de Obama. [130] [131]

Reacciones Editar

Los líderes extranjeros reaccionaron con mensajes positivos y contradictorios. La mayoría de los líderes mundiales felicitaron y elogiaron a Barack Obama por su victoria en la reelección. Sin embargo, Venezuela y algunos otros estados tuvieron reacciones moderadas. Pakistán comentó que la derrota de Romney había hecho que las relaciones entre Pakistán y Estados Unidos fueran más seguras. Los mercados de valores cayeron notablemente después de la reelección de Obama, con el Dow Jones Industrial Average, NASDAQ y el S & ampP 500 cayendo cada uno más del dos por ciento el día después de las elecciones. [132]

Elecciones presidenciales de 2012 por subgrupo demográfico
Subgrupo demográfico Obama Romney Otro % de
voto total
Voto total 51 47 2 100
Ideología
Liberales 86 11 3 25
Moderados 56 41 3 41
Conservadores 17 82 1 35
Partido
Demócratas 92 7 1 38
Republicanos 6 93 1 32
Independientes 45 50 5 29
Género
Hombres 45 52 3 47
Mujeres 55 44 1 53
Estado civil
Casado 42 56 2 60
Soltero 62 35 3 40
Sexo por estado civil
Hombres casados 38 60 2 29
Mujer casada 46 53 1 31
Solteros 56 40 4 18
Mujer soltera 67 31 2 23
Raza / etnia
blanco 39 59 2 72
Negro 93 6 1 13
asiático 73 26 1 3
Otro 58 38 4 2
Hispano 71 27 2 10
Religión
Protestante u otro cristiano 42 57 1 53
católico 50 48 2 25
mormón 21 78 1 2
judío 69 30 1 2
Otro 74 23 3 7
Ninguno 70 26 4 12
Asistencia al servicio religioso
Mas de una vez a la semana 36 63 1 14
Una vez por semana 41 58 1 28
Algunas veces al mes 55 44 1 13
Algunas veces al año 56 42 2 27
Nunca 62 34 4 17
¿Blanco evangélico o cristiano renacido?
Evangélico blanco o cristiano nacido de nuevo 21 78 1 26
Todos los demás 60 37 3 74
La edad
18-24 años 60 36 4 11
25-29 años 60 38 2 8
30 a 39 años 55 42 3 17
40 a 49 años 48 50 2 20
50 a 64 años 47 52 1 28
65 años o más 44 56 0 16
Edad por raza
Blancos de 18 a 29 años 44 51 5 11
Blancos de 30 a 44 años 38 59 3 18
Blancos de 45 a 64 años 38 61 1 29
Blancos de 65 años o más 39 61 n / A 14
Negros de 18 a 29 años 91 8 1 3
Negros de 30 a 44 años 94 5 1 4
Negros de 45 a 64 años 93 7 n / A 4
Negros de 65 años o más 93 6 1 1
Latinos de 18 a 29 años 74 23 3 4
Latinos de 30 a 44 años 71 28 1 3
Latinos de 45 a 64 años 68 31 1 3
Latinos mayores de 65 años 65 35 n / A 1
Otros 67 31 2 5
LGBT?
76 22 2 5
No 49 49 2 95
Educación
No soy un graduado de secundaria 64 35 1 3
Graduado de preparatoria 51 48 1 21
Algo de educación universitaria 49 48 3 29
Graduado de la Universidad 47 51 2 29
Educación de posgrado 55 42 3 18
Ingresos familiares
Menos de $ 30,000 63 35 2 20
$30,000–49,999 57 42 1 21
$50,000–99,999 46 52 2 31
$100,000–199,999 44 54 2 21
$200,000–249,999 47 52 1 3
Más de $ 250,000 42 55 3 4
Hogares de la unión
Unión 58 40 2 18
Ninguna unión 49 48 3 82
Región
Noreste 59 40 1 18
Medio Oeste 51 48 2 24
Sur 46 53 1 36
Oeste 54 43 3 22
Tamaño de la comunidad
Grandes ciudades (población superior a 500.000) 69 29 2 11
Ciudades de tamaño medio (50.000 a 500.000 habitantes) 58 40 2 21
Afueras 48 50 2 47
Ciudades (población de 10,000 a 50,000) 42 56 2 8
Zonas rurales 37 61 2 14

Voto hispano Editar

Estados Unidos tiene una población de 50 millones de hispanos y latinoamericanos, 27 millones de los cuales son ciudadanos elegibles para votar (13% del total de votantes elegibles). Tradicionalmente, solo la mitad de los votantes hispanos elegibles votan (alrededor del 7% de los votantes) de ellos, el 71% votó por Barack Obama (aumentando su porcentaje de voto en un 5%), por lo tanto, el voto hispano fue un factor importante en la reelección de Obama. , dado que la diferencia de votos entre los dos partidos principales era solo del 3,9% [133] [134] [135] [136]

Las encuestas a boca de urna fueron realizadas por Edison Research de Somerville, Nueva Jersey, para el National Election Pool, un consorcio de ABC News, Associated Press, CBS News, CNN, [137] Fox News, [138] y NBC News. [139]

Combinada con las reelecciones de Bill Clinton y George W. Bush, la victoria de Obama en las elecciones de 2012 marcó solo la segunda vez en la historia de Estados Unidos que tres presidentes consecutivos fueron elegidos para dos o más mandatos completos (la primera vez fueron los dos consecutivos presidencias de mandato de Thomas Jefferson, James Madison y James Monroe). [140] Esta fue también la primera elección desde 1944 en la que ninguno de los principales candidatos tenía experiencia militar. [141]

La elección de 2012 marcó la primera vez desde las dos últimas reelecciones de Franklin D. Roosevelt en 1940 y 1944 que un candidato presidencial demócrata ganó la mayoría del voto popular en dos elecciones consecutivas. [142] Obama fue también el primer presidente de cualquier partido en asegurar al menos el 51% del voto popular en dos elecciones desde Dwight Eisenhower en 1952 y 1956. [143] Obama es el tercer presidente demócrata en asegurar al menos el 51% de los votos. votar dos veces, después de Andrew Jackson y Franklin D. Roosevelt. [144] Romney ganó el voto popular en 226 distritos del Congreso, haciendo de esta la primera vez desde 1960 que el ganador de la elección no obtuvo el voto popular en la mayoría de los distritos del Congreso. [145] Romney también se convirtió en el primer republicano desde la estrecha derrota de Gerald Ford ante Jimmy Carter, en 1976, en no ganar una elección presidencial y al mismo tiempo obtener un mínimo de 200 votos electorales. La misma hazaña también se repetiría más tarde cuando Donald Trump perdió las elecciones presidenciales de 2020 ante Joe Biden al obtener al menos esa cantidad de votos electorales.

Romney perdió su estado natal de Massachusetts, convirtiéndose en el primer candidato presidencial de un partido importante en perder su estado natal desde que el demócrata Al Gore perdió su estado natal de Tennessee ante el republicano George W. Bush en las elecciones de 2000. [146] Romney perdió su estado natal en más del 23%, el peor margen de pérdidas para un candidato de un partido importante desde John Frémont en 1856. [147] Incluso peor que Frémont, Romney no pudo ganar un solo condado en su estado natal. [148] [149] Además, desde que Obama ganó el estado natal de Ryan, Wisconsin, el boleto Romney-Ryan fue el primer boleto de un partido importante desde las elecciones de 1972 en que sus dos nominados perdieron sus estados de origen. [150] Romney ganó el voto popular en todos los condados de tres estados: Utah, Oklahoma y Virginia Occidental Obama lo hizo en cuatro estados: Vermont, Massachusetts, Rhode Island y Hawai. [151]

La pérdida de Romney llevó al Comité Nacional Republicano a tratar de atraer a la población latina estadounidense concentrándose en diferentes enfoques de la inmigración. Estos fueron de corta duración debido a la actividad y la ira de la base republicana y pueden haber contribuido a la selección de Donald Trump como su candidato presidencial cuatro años después. [152]

El total de votos populares de Gary Johnson estableció un récord del Partido Libertario, y su porcentaje de votos populares fue el segundo mejor resultado para un libertario en una elección presidencial, solo por detrás del de Ed Clark en 1980. [153] Johnson seguiría batiendo este récord en la Elecciones presidenciales de 2016, ganando la mayor cantidad de votos para el boleto libertario en la historia. En ese momento, el total de votos populares de la candidata del Partido Verde, Jill Stein, la convirtió en la candidata presidencial más exitosa en una elección general en la historia de Estados Unidos. [154] [155] Esto fue luego superado por Hillary Clinton en las elecciones de 2016.

El total de votos de Obama fue el cuarto mayor número de votos recibidos en la historia de las elecciones presidenciales (detrás de la victoria de Obama en 2008 y los dos candidatos principales en 2020) y el mayor número para un presidente reelegido. Sin embargo, Obama también se convirtió en el primer presidente en la historia de Estados Unidos en ser reelegido para un segundo mandato por márgenes más pequeños en todas las formas posibles: en comparación con su victoria en 2008, ganó menos estados (28 a 26), menos votos electorales (365 a 332). ), menos votos populares (69,5 millones a 65,9 millones), un porcentaje menor del voto popular (52,9% a 51,1%) y menos distritos electorales (242 a 209). [156] Woodrow Wilson es el único otro presidente de dos mandatos en la historia de Estados Unidos que ganó con menos votos electorales en su segunda elección (Franklin D. Roosevelt ganó con menos en su tercera elección que en la segunda).

La elección de 2012 marcó la primera vez desde 1988 en la que ningún estado fue ganado por un candidato con una pluralidad del voto popular del estado. Todos los estados se ganaron con más del 50% de los votos.

Hasta ahora, esta es la única elección presidencial en la historia en la que tanto los candidatos republicanos como los demócratas a la vicepresidencia son católicos practicantes. También es la única elección presidencial en la que no hay protestantes blancos en ninguna de las listas de partidos principales.

Resultados por estado, sombreados según el porcentaje de votos del candidato ganador.

Resultados por condado. El azul indica los condados que fueron a Obama. El rojo indica los condados que fueron a Romney. Hawaii, Massachusetts, Rhode Island y Vermont hicieron que todos los condados fueran a Obama. Oklahoma, Utah y West Virginia hicieron que todos los condados fueran a Romney.

Resultados por condado, sombreados según el porcentaje de votos del candidato ganador.

Voto popular por condado sombreado en una escala de rojo / republicano a azul / demócrata.

Resultados por estado y el Distrito de Columbia, escalados por número de electores por estado.

Cartograma de voto popular por condado sombreado en una escala de rojo / republicano a azul / demócrata donde cada condado ha sido reescalado en proporción a su población.

Cartograma de los resultados de las votaciones electorales, donde cada casilla representa un voto electoral.

Resultados por distritos electorales.

Cambio en los márgenes del voto popular a nivel de condado desde las elecciones de 2008 hasta las de 2012. El azul denota los condados que votaron más demócratas. El rojo denota los condados que votaron más republicanos. Las mejoras más fuertes de Romney sobre McCain se dieron en Utah y los Apalaches, mientras que las ganancias más fuertes de Obama se dieron en Alaska, el área de Nueva York y los estados del Golfo.

Mapa de árbol del voto popular por condado, estado y destinatario predominante localmente

El Empire State Building en la ciudad de Nueva York se iluminó en azul cuando CNN llamó a Ohio por Obama, proyectándolo como el ganador de las elecciones. Del mismo modo, se habría utilizado el rojo si Romney ganara. [157]

Los Obama y los Biden se abrazan tras el anuncio televisivo de su victoria.

Los Obama y los Biden suben al escenario en la celebración de la victoria de la noche de las elecciones en McCormick Place en Chicago.

El ex gobernador Mitt Romney se reúne con el presidente Barack Obama en la Casa Blanca después de las elecciones presidenciales de 2012.


Los demócratas hacen una elección histórica: es Obama

Mara Liasson de NPR concluye el día 3 de la convención en 'Morning Edition'

Análisis

Mientras los Clinton se movían para poner fin a las dudas sobre el respaldo de Barack Obama, la animosidad de la temporada de primarias pareció desvanecerse de la memoria.

La candidatura de Barack Obama

Siga algunos de los pasos que llevaron al senador de Illinois de 47 años a esta nominación histórica.

Enfocado

Aspectos destacados de audio

Lea las transcripciones y escuche el audio de algunos de los discursos clave del miércoles por la noche:

Discurso de John Kerry

Discurso de Bill Clinton

Discurso de aceptación de Joe Biden

El ex presidente Bill Clinton dijo que Obama está "listo para liderar a Estados Unidos", y elogió la selección de Joe Biden como compañero de fórmula por parte de Obama, diciendo que "se salió del parque". Imágenes de John Moore / Getty ocultar leyenda

El ex presidente Bill Clinton dijo que Obama está "listo para liderar a Estados Unidos", y elogió la elección de Joe Biden como compañero de fórmula por parte de Obama, diciendo que "se salió del parque".

Los partidarios de la senadora de Nueva York Hillary Clinton marchan desde el Civic Center Park hasta el Pepsi Center en la Convención Nacional Demócrata de 2008 en Denver el martes. Doug Pensinger / Getty Images ocultar leyenda

Los partidarios de la senadora de Nueva York Hillary Clinton marchan desde el Civic Center Park hasta el Pepsi Center en la Convención Nacional Demócrata de 2008 en Denver el martes.

Doug Pensinger / Getty Images

La famosa abogada de Los Ángeles Gloria Allred muestra una petición para ingresar el nombre de Clinton en la nominación a la vicepresidencia en la Convención Nacional Demócrata en Denver el martes. Stan Honda / AFP / Getty Images ocultar leyenda

El miércoles, los demócratas nombraron formalmente a los senadores Barack Obama de Illinois y Joseph Biden de Delaware sus nominados presidenciales y vicepresidenciales en 2008, un boleto histórico que esperan reconquistará la Casa Blanca después de ocho años de gobierno republicano.

Fue la primera vez que un partido importante nominó a un afroamericano como su candidato presidencial.

En un poco de arte teatral no programado, Obama se unió brevemente a Biden en el escenario en el Pepsi Center, después de que el candidato a vicepresidente había acelerado a la multitud con su discurso de aceptación.

"Creo que la convención ha ido bastante bien hasta ahora. ¿Qué piensas?" Obama dijo, mientras los delegados vitoreaban y saludaban.

Obama y su compañero de fórmula se abrazaron mientras los miembros de la familia de Biden subían al podio.

Temprano en el día, Obama aseguró oficialmente la nominación de su partido después de una dramática, pero cuidadosamente organizada demostración de unidad del partido por parte de la senadora Hillary Clinton, a quien Obama derrotó por poco después de una larga y a veces divisiva campaña primaria.

Clinton pidió a los delegados reunidos que apoyaran unánimemente a Obama por aclamación. Más tarde, su esposo, el ex presidente Bill Clinton, pronunció un contundente discurso en el que afirmó: "Estoy aquí primero para apoyar a Barack Obama".

Línea de ataque de Biden

En su discurso de aceptación de la nominación a la vicepresidencia, Biden habló sobre su crianza en Pensilvania y Delaware como el hijo de clase media de un vendedor de autos. Dijo que su padre atravesaba momentos económicos difíciles, pero siempre le decía: "Campeón, cuando te derriben, levántate. Levántate".

Biden llamó a Obama la gran historia de éxito estadounidense. "Se aprende mucho sobre un hombre que lo debate", dijo Biden sobre Obama, su antiguo rival por la nominación.

Mientras elogiaba a Obama, Biden también desempeñó el papel tradicional de compañero de fórmula de enfrentarse al oponente, el presunto candidato republicano John McCain.

Biden llamó a McCain, su antiguo colega en el Senado, un amigo, y señaló el sacrificio del republicano como prisionero de guerra en Vietnam. Pero dijo que los desafíos que enfrenta la nación "requieren más que un buen soldado".

Biden criticó el juicio de política exterior de McCain sobre temas que van desde Irak y Afganistán hasta Georgia.

"Una y otra vez, en los asuntos de seguridad nacional más importantes de nuestro tiempo", dijo Biden, "John McCain estaba equivocado y se demostró que Barack Obama tenía razón".

Pase de lista histórico

La aparición de Biden y Obama al final de la noche juntos coronó un día lleno de momentos teatrales. El principal de ellos fue el llamado de Clinton durante el pase de lista de los estados el miércoles para darle a Obama la nominación por voto de voz.

"Declaremos juntos con una sola voz, aquí y ahora, que Barack Obama es nuestro candidato y será nuestro presidente", dijo Clinton a los delegados en la sala. Fue un gesto que conmovió a muchos en el salón de convenciones hasta las lágrimas.

Los nombres de Clinton y Obama fueron puestos formalmente en nominación poco después de que comenzara la sesión de la convención del miércoles. Hubo discursos de nominación y apoyo, y luego el tradicional pase de lista de los estados.

Cuando el pase de lista llegó a Nuevo México, se desarrolló un baile cuidadosamente coreografiado organizado por los campamentos de Obama y Clinton. Los delegados de Nuevo México cedieron ante Illinois, el estado natal de Barack Obama, que a su vez cedió ante Nueva York. Mientras las cámaras de televisión enfocaban el piso, Hillary Clinton caminó entre la multitud y pidió que se suspendieran las reglas y que Obama fuera nominado por aclamación.

La presidenta de la convención, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pidió a la convención que los partidarios de la moción votaran "sí". Un coro de "sí" sonó por el pasillo. Pelosi luego preguntó si había algo en contra. Antes de que alguien tan inclinado pudiera responder, Pelosi golpeó con su mazo, resolviendo la pregunta.

Los Clinton hacen su parte

Eso puso fin a un proceso delicado y prolongado entre los campos de Obama y Clinton. Clinton quería asegurarse de que sus seguidores recibieran lo que les correspondía. La campaña de Obama quería evitar las quejas divisivas que temía obstaculizarían sus esfuerzos por ganar la Casa Blanca en noviembre.

El segundo momento de Clinton del miércoles se produjo un par de horas después, cuando el ex presidente Clinton se dirigió a la convención. Respondiendo a quienes dicen que ha parecido tibio en su apoyo a Obama, Clinton dijo a la multitud: "Anoche, Hillary nos dijo en términos inequívocos que hará todo lo posible para elegir a Barack Obama. Eso nos hace dos. "

Al llamarlo el hombre para el puesto, Clinton dijo que Obama tiene la inteligencia y la curiosidad que todo presidente necesita y ha demostrado una clara comprensión de la política exterior. El expresidente dijo que Obama está "listo para liderar a Estados Unidos" y elogió la elección de Joe Biden como compañero de fórmula por parte de Obama, diciendo: "Lo sacó del parque".

Clinton hizo un paralelismo entre su campaña de hace 16 años y la de Obama, y ​​señaló que en 1992, él también fue pintado como demasiado joven y sin experiencia para ocupar la Oficina Oval. "No funcionó en 1992, porque estábamos en el lado correcto de la historia", dijo. "Y no funcionará en 2008, porque Barack Obama está en el lado correcto de la historia".

A continuación: la gran noche de Obama

Obama tiene su propia cita con la historia el jueves por la noche, cuando la escena de la convención cambia del Pepsi Center al Invesco Field en Mile High, el estadio de fútbol donde Obama pronunciará su discurso de aceptación.

Durante su breve aparición en el Pepsi Center el miércoles, Obama dijo que el objetivo era "abrir esta convención para asegurarse de que todos los que quieran venir puedan unirse al esfuerzo para recuperar Estados Unidos". Se espera que asistan unas 75.000 personas.

El discurso de Obama llega en un momento histórico, el 45 aniversario del famoso discurso "Tengo un sueño" del reverendo Martin Luther King Jr., en el que describió sus objetivos para una sociedad daltónica. Como primer candidato presidencial afroamericano de un partido importante de la nación, Obama es muy consciente del paralelo. Sin duda, también es consciente de la última vez que un candidato presidencial pronunció un discurso de aceptación al aire libre, el discurso de John F.Kennedy en el Coliseo de Los Ángeles en 1960.

Corrección 28 de agosto de 2008

La introducción a la versión de audio de esta historia describe la nominación de Obama "por afirmación". Fue nominado por aclamación.


Obama reclama su nominación, haciendo historia

El editor senior de NPR en Washington, Ron Elving, dice que es probable que los partidarios de Hillary Clinton busquen chivos expiatorios para explicar su pérdida. ¿Quién le hizo esto a Hillary? pregunta en su columna, "Observando Washington".

La senadora de Nueva York Hillary Rodham Clinton se dirige a la multitud en su evento nocturno de primaria en Baruch College en Nueva York, el 3 de junio de 2008. Stan Honda / AFP / Getty Images ocultar leyenda

La senadora de Nueva York Hillary Rodham Clinton se dirige a la multitud en su evento nocturno de primaria en Baruch College en Nueva York, 3 de junio de 2008.

Stan Honda / AFP / Getty Images

Obama sube al escenario con su esposa, Michelle, en el Xcel Energy Center en St Paul. Hizo historia al capturar la nominación presidencial demócrata como el primer candidato negro. Emmanuel Dunand / AFP / Getty Images ocultar leyenda

Obama sube al escenario con su esposa, Michelle, en el Xcel Energy Center en St Paul. Hizo historia al capturar la nominación presidencial demócrata como el primer candidato negro.

Emmanuel Dunand / AFP / Getty Images

Hillary Clinton recibe un abrazo de su esposo, el ex presidente Bill Clinton, durante su discurso en Baruch College. Stan Honda / AFP / Getty Images ocultar leyenda

Hillary Clinton recibe un abrazo de su esposo, el ex presidente Bill Clinton, durante su discurso en Baruch College.

Stan Honda / AFP / Getty Images

Obama saluda a sus seguidores en el Xcel Energy Center en St Paul. Emmanuel Dunand / AFP / Getty Images ocultar leyenda

Obama saluda a sus seguidores en el Xcel Energy Center en St Paul.

Emmanuel Dunand / AFP / Getty Images

Historias de NPR relacionadas

El senador Barack Obama se paró ante una multitud que lo vitoreaba en un salón de convenciones de Minnesota el martes por la noche, declarándose candidato presidencial demócrata. Su discurso marcó el final de lo que ha sido, en ocasiones, una dolorosa campaña de cinco meses que la historia recordará como resultado del primer afroamericano en ganar la nominación de un partido importante.

Obama lo llamó "un momento decisivo para nuestra nación".

Unas horas antes, su principal rival, la senadora Hillary Clinton, se negó a reconocer que Obama logró la nominación durante un discurso ante una multitud bulliciosa en el Baruch College de la ciudad de Nueva York. Clinton dijo que no estaba preparada para tomar decisiones sobre el futuro de su campaña. Al mismo tiempo, la senadora de Nueva York dijo que estaba "comprometida con unificar nuestro partido".

Obama obtuvo más de los 2.118 delegados necesarios para ganar la nominación del Partido Demócrata después de dos primarias finales el martes, en Dakota del Sur y Montana, lo que resultó en una decisión dividida. Clinton ganó Dakota del Sur, donde ella y el ex presidente Bill Clinton habían hecho varias apariciones en la campaña la semana pasada, mientras Obama capturó Montana.

Obama, que apareció en el mismo escenario en St. Paul, Minnesota, donde el senador de Arizona John McCain aceptará la nominación del Partido Republicano en septiembre, no perdió el tiempo para pasar a las elecciones generales que se avecinan. Obama dijo que McCain "decidió apoyar a George Bush el 95 por ciento del tiempo" en el Senado el año pasado.

Ojos en la batalla de las elecciones generales

Obama acusó a McCain de "ofrecer cuatro años más de políticas económicas de Bush que no han logrado crear empleos bien pagados, ni asegurar a nuestros trabajadores, ni ayudar a los estadounidenses a afrontar el costo vertiginoso de la universidad".

Y volviéndose a Irak, Obama dijo: "No es un cambio cuando [McCain] promete continuar una política en Irak que pide todo a nuestros valientes hombres y mujeres en uniforme y nada a los políticos iraquíes - una política en la que todo lo que buscamos son razones para permanecer en Irak, mientras gastamos miles de millones de dólares al mes en una guerra que no está haciendo que el pueblo estadounidense esté más seguro ".

La campaña de Obama calculó que había unos 17.000 partidarios dentro de la arena de la convención. Escucharon a Obama dar el tipo de discurso conmovedor que se ha convertido en su marca registrada en la campaña.

"Estados Unidos, este es nuestro momento", dijo el senador de Illinois de 46 años y ex organizador comunitario. "Este es nuestro momento, nuestro momento de pasar página a las políticas del pasado".

McCain aprovechó el enfoque en las primarias demócratas para pronunciar un discurso en Nueva Orleans en el que criticó a Obama por votar "para negar fondos a los soldados que han hecho un trabajo brillante y valiente" en Irak.

El republicano de 71 años dijo que los estadounidenses deberían estar preocupados por el juicio de un candidato presidencial que no ha viajado a Irak, pero "dice que está listo para hablar, en persona y sin condiciones, con tiranos desde La Habana hasta Pyongyang".

De pie ante una pancarta verde que decía "un líder en el que podemos creer", un juego del lema de la campaña de Obama "cambio en el que podemos creer", dijo McCain, "La elección es entre el cambio correcto y el cambio incorrecto, entre seguir adelante y yendo hacia atrás ".

La cuestión de Clinton

La mayor pregunta que queda al final de la larga temporada de primarias: ¿Cuáles son los planes de Clinton para seguir adelante? Durante su discurso del martes por la noche, Clinton indicó que sigue creyendo que sería la candidata más fuerte en las elecciones generales contra McCain. Pero un desfile de superdelegados previamente no comprometidos marchó en el campo de Obama el martes, cerrando esa opción.

Obama elogió a su antiguo rival durante su discurso en St. Paul, afirmando que el Partido Demócrata y la nación "están mejor gracias a ella" y que él es "un mejor candidato por haber tenido el honor de competir" con Clinton. . Un curso de acción sería un boleto Obama-Clinton, una posibilidad que Clinton alentó en una conferencia telefónica con la delegación del Congreso de Nueva York el martes, diciendo que estaba "abierta".

Pero se cree que la campaña de Obama es fría para la idea de Clinton como compañera de fórmula, dejando sin respuesta la pregunta que la propia candidata planteó el martes por la noche: "¿Qué quiere Hillary?"


Barack Obama gana la presidencia

En un momento extraordinario en la historia de Estados Unidos, el candidato presidencial demócrata Barack Obama ganó las elecciones presidenciales de 2008 y se convertirá en el 44º presidente de Estados Unidos y el primer líder afroamericano del país.

"Debido a lo que hicimos en este día, en esta elección, en este momento decisivo, el cambio ha llegado a Estados Unidos", dijo Obama a 125.000 partidarios reunidos en el Grant Park de Chicago para celebrar su victoria.

"Si hay alguien que todavía duda de que Estados Unidos es un lugar donde todo es posible, que todavía se pregunta si el sueño de nuestros fundadores está vivo en nuestro tiempo, que todavía cuestiona el poder de nuestra democracia, esta noche es su respuesta, "añadió.

"Se acerca un nuevo amanecer del liderazgo estadounidense", dijo Obama.

La victoria de Obama se basa en la fuerza de las victorias proyectadas en los estados del campo de batalla que obtuvo el presidente George W. Bush hace cuatro años (Ohio, Florida, Virginia, Indiana, Nuevo México, Colorado, Nevada y Iowa), así como una victoria en Pensilvania, un afirmar que John McCain esperaba volverse azul para impulsar su apuesta por una victoria inesperada.

Cuando llegaron los resultados el martes por la noche, un asistente de alto rango le dijo a CBS News que el campo de McCain esperaba un "milagro", pero que el senador de Arizona no pudo desafiar las expectativas en uno de los peores años electorales para los republicanos en décadas.

Noticias de actualidad

"Hemos llegado al final de un largo viaje", dijo McCain en un discurso de concesión el martes por la noche. "El pueblo estadounidense ha hablado y ha hablado con claridad".

"Que no haya razón ahora para que ningún estadounidense no valore su ciudadanía en esta, la nación más grande del mundo", agregó, alabando la naturaleza histórica de la victoria de Obama para los afroamericanos.

Tanto McCain como el presidente George W. Bush llamaron a Obama el martes por la noche para felicitarlo por su victoria, dijo la campaña de Obama. El presidente también llamó a McCain, dijo la Casa Blanca, y le dijo al candidato republicano: "John, lo diste todo".

La victoria de Obama "es en muchos sentidos un completo repudio de todo lo relacionado con la presidencia de George W. Bush", escribe El editor político senior de CBSNews.com, Vaughn Ververs.

Hillary Clinton, la senadora de Nueva York a quien Obama derrotó en una dura batalla en las primarias demócratas, emitió un comunicado diciendo que hará "todo lo que pueda" para apoyar a Obama y Joe Biden, el vicepresidente electo ", en el difícil trabajo que se encuentra adelante."

Dijo que bajo su liderazgo, así como el de un Congreso Demócrata, "trazaremos un mejor rumbo para construir una nueva economía y reconstruir nuestro liderazgo en el mundo".

"La capacidad de Obama para retener una abrumadora mayoría del apoyo de Clinton fue un factor clave en su victoria sobre McCain", escribe El analista político de CBSNews.com Samuel J. Best.

Los demócratas aumentaron sus mayorías en ambas cámaras del Congreso el martes, asegurando que su partido controlará el Congreso y la Casa Blanca apenas dos años después de que el Partido Republicano controlara a ambos.

"El camino por recorrer será largo", dijo Obama en sus declaraciones. "Nuestro ascenso será empinado. Puede que no lleguemos allí en un año o incluso en un período, pero Estados Unidos: nunca he tenido más esperanzas que esta noche de que llegaremos allí. Te lo prometo: nosotros, como pueblo, llegaremos allí. . "

Además de los estados anteriores, CBS News estima que Obama ganará California, Nueva York, Washington, Michigan, Oregón, Minnesota, Wisconsin, Vermont, Illinois, Nueva Jersey, Nueva Hampshire, Massachusetts, Maryland, Hawai, Connecticut, Maine, Delaware. , Rhode Island y el Distrito de Columbia.

McCain tomará Texas, Arizona, Kentucky, Georgia, Carolina del Sur, Luisiana, Mississippi, Utah, Virginia Occidental, Dakota del Sur, Arkansas, Alabama, Idaho, Tennessee, Kansas, Montana, Dakota del Norte, Wyoming, Alaska y Oklahoma, los proyectos de la red .

Ahora se estima que Obama obtendrá al menos 349 votos electorales, mientras que McCain tiene 163. Se necesitan 270 votos electorales para tomar la Casa Blanca.

CBS News aún no ha proyectado ganadores en Carolina del Norte o Missouri. Para obtener los resultados completos de las elecciones, haga clic aquí.

Las encuestas a boca de urna sugirieron que las mujeres ayudaron a impulsar a Obama a la victoria, respaldando al candidato demócrata entre un 56 y un 43 por ciento. Obama también mantuvo una ligera ventaja entre los hombres.

El candidato demócrata no ganó votantes blancos. El grupo, que constituía las tres cuartas partes de los votantes, rompió con McCain entre un 55 y un 43 por ciento. Pero los votantes negros, el 13 por ciento del electorado, votaron abrumadoramente por Obama, entre el 95 y el 4 por ciento. (Haga clic aquí para ver los resultados completos de la encuesta a boca de urna).

Los hispanos respaldaron a Obama sobre McCain por un margen del 66 al 31 por ciento, lo que lo ayudó a tomar los estados occidentales de Colorado, Nuevo México y Nevada. Los votantes jóvenes de entre 18 y 29 años, el 18 por ciento del electorado, favorecieron a Obama entre un 66 y un 31 por ciento. Los independientes también respaldaron a Obama, por un pequeño margen.

Las encuestas a boca de urna mostraron un pesimismo generalizado sobre la economía y el liderazgo del país. Tres de cada cuatro votantes dicen que Estados Unidos está en el camino equivocado, mientras que los votantes dieron altos índices de desaprobación tanto al presidente Bush (72 por ciento) como al Congreso (73 por ciento). Los votantes citaron abrumadoramente la economía en apuros como el tema más importante en su decisión.

La victoria de Obama se produjo "sobre la base de las profundas preocupaciones de los votantes sobre el estado de la economía y la fuerte desaprobación del presidente Bush", escribe el consultor político de CBS News, Stanley Feldman.

Las largas filas eran algo común en todo el país el martes mientras la gente esperaba para emitir sus votos, con esperas de hasta seis horas y media en Missouri y cuatro horas en Manhattan. Pero muchos votantes perseveraron a pesar de las largas esperas, y los funcionarios electorales predijeron una participación récord en todo el país.

"Este es nuestro momento", concluyó Obama en sus declaraciones de victoria. "Este es nuestro momento de poner a nuestra gente de nuevo a trabajar y abrir puertas de oportunidades para nuestros niños, para restaurar la prosperidad y promover la causa de la paz, para recuperar el Sueño Americano".

Su elección, dijo, fue una oportunidad para reafirmar "que entre muchos, somos uno, que mientras respiramos, esperamos, y donde nos encontramos con cinismo, duda, y quienes nos dicen que no podemos". , responderemos con ese credo atemporal que resume el espíritu de un pueblo: Sí, podemos ".


OBAMA, ¿EL NOMINADO DEMOCRÁTICO? ¡SI, EL PUEDE!

Creo que Barack Obama derrotará a Hillary y ganará la nominación demócrata. Creo que las victorias de este fin de semana en estados tan diversos como el estado de Washington, Louisiana, Nebraska y Maine ilustra su atractivo nacional y demuestra la incapacidad de Hillary para ganar en estados sin grandes poblaciones de inmigrantes y latinos.

Los resultados de Hillary & # 8217 el Súper Martes, que equivalieron a un empate con Obama, serán su marca de agua más alta y representarán lo más cerca que estará de la nominación del partido.

En este momento, CBS tiene a Obama por delante en delegados electos con 1134, mientras que Hillary solo tiene 1131. Para cuando Virginia, Maryland, DC, Wisconsin y Hawai voten durante la próxima semana, Obama tendrá una ventaja sobre Clinton de unos 100 delegados. incluso contando a los superdelegados que hasta ahora se han comprometido.

El 4 de marzo, en el peor de los casos, será un lavado para Obama, ya que sus probablemente victorias en Ohio, Rhode Island y Vermont compensarán su probable derrota en Texas. (Aunque en Texas & # 8217 primaria abierta, republicanos e independientes pueden acudir en masa a la primaria demócrata para vencer a Hillary).

Y luego viene una lista de estados en los que casi todos deberían apostar por Obama, incluidas las posibles victorias en Pensilvania, Carolina del Norte e Indiana. Para la convención, tendrá más que suficientes delegados para superar los márgenes esperados que Hillary pueda acumular entre los superdelegados.

Y no apueste a que todos los superdelegados permanezcan unidos a Hillary. Estas personas son políticos, la mitad de ellos funcionarios públicos que son muy buenos para leer la escritura en la pared y muy malos para agradecer los favores pasados.

Desde 2004, he predicho que Hillary Clinton sería la nominada. Pero, dado el desempeño consistentemente asombroso de Obama, sus habilidades superiores de organización y recaudación de fondos, su inspiración de los jóvenes y el desempeño plano y completamente aburrido de Hillary, me parece que será Obama como el nominado demócrata.


Ver el vídeo: TB SaS: Demokratická opozícia sa spojila aj v Krupine. Predstavujeme kandidáta na primátora (Mayo 2022).


Comentarios:

  1. Amald

    Es notable, es la respuesta valiosa

  2. Crogher

    Estoy completamente de acuerdo contigo.

  3. Mac Ghille Mhicheil

    Bravo, la excelente idea y es oportuno

  4. Neron

    clase 10 puntos



Escribe un mensaje